Noticias

Rory McIlroy (+6), por los palos, y Tiger Woods (+3), por los pelos, no pasaron el corte en su debut de la temporada, en Abu Dhabi

 

Rory McIlroy inició su temporada 2013 en el tee del 1 del Abu Dhabi Golf Club, acompañado por Tiger Woods y Martin Kaymer. El norirlandés, número 1 del mundo, y el norteamericano, número 2, compartirán, a partir de este 2013, los palos de la misma marca, Nike, que tiene a Tiger en su compañía desde hace muchos años y que, a partir de ahora, también ha fichado a McIlroy.

El norirlandés estaba encantado con la idea de probar sus nuevos palos en el Circuito Europeo y, a la vez, iniciar su trayectoria al lado de la marca norteamericana que, aunque no son cifras que se hayan hecho oficiales, pagará a McIlroy 250 millones de dólares por cada uno de los diez años por los que ha firmado su contrato. Sin embargo, el estreno no ha sido nada bueno y, sobre todo con  el driver, no se ha visto al mejor McIlroy. Tampoco el putt le ha respondido y las consecuencias, o las circunstancias, le han dejado fuera del corte en el torneo de su debut: dos tarjetas de 75 golpes, paa un acumulado de seis sobre el par del campo, su peor registro en Abu Dhabi le obligan a esperar tiempos mejores y, mientras tanto, a intentar acoplarse a los nuevos palos y a descansar del tute de viajes a que le tiene sometido su amor por la tenista danesa Carolina Wozniacki, con la que ha estado en Australia hasta poco antes de iniciarse el torneo de Abu Dhabi.

Lo peor de todo son las sensaciones que ha dejado el norirlandés, quesolo ha sido capaz de hacer cuatro birdies en las dos primeras rondas del jueves 17 y viernes 18 y que ha terminado en el puesto 98, a catorce golpes de Justin Rose, que finalizó las dos primeras jornadas como líder (-8).

Y si Rory puede echarle la culpa a los palos nuevos y a su falta de acoplamiento, Tiger Woods, otro de los Grandes "invitados" a este torneo, aue reparte 2.700.000 $, solo puede culparle al "empedrado" y a la penalización de dos golpes que le pusieron los árbitros al finalizar la segunda ronda por haber hecho un mal dropaje con una bola empotrada en la arena. Si no hubiera sido por esa penalización, Woods hubiera estado el fin de semana en el Emirato. En todo caso el norteamericano no estuvo muy fino y ya declaró al terminar la primera ronda que el campo estaba preparado con un rough muy espeso y los greenes muy duros, "como si fuera el US Open". El caso es que los dos mejores golfistas del mundo han hecho el ridículo, por lo que sea, en esta su primera aparición pública y oficial en el Circuito Europeo 2013.

Ya lo saben: la próxima vez pueden hasta ganar… El golf y la madre que lo parió.

(Ver la crónica de la primera ronda en esta misma página).

McIlroy y Tiger han rodado un anuncio que el lector puede ver haciendo clik bajo estas líneas:

Video de Rory McIlroy y Tiger Woods

No es posible comentar.