Noticias

Jacobo Pastor ganó en La Moraleja I el torneo del Circuito de Madrid de Profesionales

 

 

El circuito de Madrid de Profesionales ha regresado hoy al Club de Golf La Moraleja para cumplir con uno de su compromisos estivales. En esta décimo quinta cita de la temporada el tour pasó por La Moraleja I, donde no se jugaba el circuito desde 2006, fecha en que Álvaro Salto se adjudicaba esta misma prueba.

 

Desde entonces la cita con el club de Alcobendas se ha venido celebrando en el Campo II donde también Salto resultó ganador la pasada temporada. Doble motivo, por tanto, para que el del Club de Campo intentara la defensa de un título que se le acabó escapando por culpa de una tarjeta de 74 golpes y algunas molestias físicas que no le permitieron estar todo lo fino que nos tiene acostumbrados.

 

Quien si logró el objetivo que se había puesto para este mes de agosto fue Jacobo Pastor. El jugador del RACE –que esta campaña milita en el PGA Tour Latinoamérica- tenía claro que su meta era ganar un torneo antes de marcharse a Puerto Rico donde retomará en unas semanas el calendario hispano.
Tras un buen número de infructuosos intentos en los que los resultados eran insuficientes para subir al podio, 67 golpes le han permitido alcanzar su propósito. Precisamente en la última oportunidad de hacerlo dentro de los plazos que se había marcado.

 

Mucho más agresivo que en otras ocasiones, y con dos drivers en su bolsa, Pastor acabó batiendo el diseño de Jack Nicklaus con cinco golpes por debajo del par tras una vuelta algo loca. Un resultado que empezó a tomar forma ya en el hoyo 2, aunque el siguiente fuese un bogey que le devolvía al par. A continuación, eagle al 6 y sendos birdies al 7 y al 9 que quedaban en agua de borrajas después de que le sorprendieran dos bogeys consecutivos en los primeros hoyos de la segunda vuelta.

 

A partir de ahí, birdies alternos entre el 14 y el 18, le ponían al mando con dos golpes de diferencia sobre el amateur José Ramón Balcones quien completó un magnífico torneo, rubricado con una tarjeta de 69 golpes, donde el triple bogey con el que saldó el hoyo dos no fue suficiente para amilanar al joven golfista que terminó arrebatándole hasta siete golpes al campo y terminar empatado con Javier San Félix y Diego Suazo.

 

Antonio Hortal, Manuel Moreno y Moisés Cobo completaban sus tarjetas con 70 golpes, mientras que Alfonso Piñero, Miguel Cantero y Javier Colomo, todos ellos con -1, cerraban la clasificación de jugadores bajo par.

 

La cruz de la moneda la ponía la necesaria aplicación del Reglamento que hizo el Comité de la prueba, descalificando a dos jugadores que tomaron la salida incumpliendo las normas de vestimenta a las que hace referencia explicita la normativa general del Circuito.

No es posible comentar.