Noticias

Aquellos polvos, trajeron estos lodos

 

 

La foto que acompaña esta información, publicada en twitter, en septiembre de 2013, tanto por Caroline Wozniacki como por el propio McIlroy se convirtió en la fuente de la que manaron todos los rumores acerca de la separación de ambos deportistas, y que, nueve meses después, han desembocado, no en un parto, sino en la ruptura definitiva -una ruptura anunciada, por lo que se ve, en una relación prendida con alfileres- a las puertas del altar (o del despacho de la autoridad correspondiente, con «licencia para casar». (Ver más información en esta misma página web).

 

En un principio parecía que la foto era una burla que la tenista danesa, novia del que fuera número 1 del mundo y que estaba en horas bajas como golfista, le hacía a Rory, pero tanto la publicación de la misma foto, aunque no seis veces como en el twiter de la danesa, sino ocho, parece demostrar que la inclusión de la imagen en twitter, en una jornada dominada por el jet lag del viaje anterior al 16 de septiembre, fecha de la publicación, había sido de común acuerdo entre la pareja.

 

Rory, recuperado ya del Jet Lag que le llevó a dormir tan profundamente y con la boca abierta, volvió a la competición después de varias semanas retirado, en las que, según sus propias palabras «he comprendido que he hecho mal muchas cosas, tanto personal, como profesionalmente» y se fue a jugar a Corea del Sur, el Kolon Korea Open, un torneo valedero para el Circuito de Australasia y que repartía 1.000.000.000 de won surcoreanos.

 

McIlroy que jugaba ese torneo plagado de coreanos y de jugadores de medio pelo, como «invitado» para dar lustre a la competición, que se disputó (17 – 20 de octubre de 2013) en el Woo Jeong Hills Country Club, debió costarle a los organizadores más que el montante total en premios.

 

 

No es posible comentar.