Noticias

Esperanza Aguirre presentó el proyecto de un nuevo Club de Campo -golf incluido- en la localidad madrileña de Las Rozas

(En la imagen, Esperanza Aguirre con el presidente de la Federación de Golf de Madrid, Ignacio Guerras, durante la Gala de entrega de premios de la Federación madrileña. Foto: Luis Corralo).
Esperanza Aguirre, que acudió el pasado viernes 27 de enero, a la Gala de entrega de premios de la Federación de Golf de Madrid, ha vuelto a manifestarse como una defensora del deporte para la Comunidad de Madrid, que preside, y especialmente del golf, deporte que practica cuando le dejan sus ratos libres, que no deben de ser muchos, ya que no suele acudir con frecuencia a los campos de golf como jugadora.
En la mañana del miércoles 1 de febrero, la presidenta, acompañada por el vicepresidente, consejero de Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno madrileño, Ignacio González; por la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño; y por el alcalde de Las Rozas, Ignacio Fernández Rubio, visitó hoy en la citada localidad del norte de Madrid, vecina a Pozuelo y Majadahonda, la finca El Garzo, donde el Gobierno regional pretende impulsar el futuro Club de Campo del Noroeste, un gran proyecto deportivo, de ocio y de recuperación medioambiental, uno de los compromisos del programa electoral de la presidenta madrileña.
Este nuevo pulmón verde contará con zonas de esparcimiento, recreo y usos deportivos al aire libre, y supondrá la creación de unos 800 puestos de trabajo directos e indirectos. La presidenta aseguró que: “mejorar el medio ambiente, ampliar las oportunidades de ocio saludable de los ciudadanos y generar una actividad económica sostenible son los tres grandes objetivos, no sólo compatibles sino complementarios, de este Club de Campo del Noroeste”.
La recuperación y transformación de la finca El Garzo, de Las Rozas, en un nuevo espacio verde de 180 hectáreas -1,5 veces la superficie del parque de El Retiro- supone una oportunidad empresarial y la puesta en valor de un privilegiado entorno natural dedicado al ocio activo.
Gracias a este Club de Campo del Noroeste se multiplicará la oferta deportiva regional de golf, hípica y otros deportes al aire libre, de forma que éste sea un gran centro de iniciación al deporte.
Así, está previsto construir un nuevo campo de golf de 18 hoyos con Casa Club, además de una zona deportiva con baloncesto, fútbol, canchas de tenis, paddle, piscinas, escuelas deportivas y centro de hípica. “Además –prosiguió Aguirre- habrá amplios espacios para correr o pasear para que las familias puedan disfrutar de su tiempo libre en un entorno privilegiado”.

LA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE
 
Según el Gobierno regional, se intentará que sea el primer complejo deportivo de España articulado de forma integral, desde su concepción, en torno al biogolf. Así, se afrontará la repoblación y reforestación de más de 5.000 árboles, y la introducción de ejemplares de fauna autóctona, junto a la creación de zonas de refugio, cajas-nido, comederos y bebederos.
A las medidas de fomento de la biodiversidad se sumará la aplicación de los más estrictos criterios de ecoeficiencia, muy especialmente en lo relativo a la optimización del uso del agua, que para el mantenimiento de los campos de golf será agua regenerada.
Además, Aguirre resaltó que, gracias a la colaboración público-privada, este proyecto, que se estima supondrá 35 millones de euros de inversión privada y que contará con 400.000 usuarios cada año, no tendrá coste para las arcas regionales.
Ahora solo queda ver si el proyecto se lleva a cabo y en un tiempo razonable, no vaya a suceder como con el de ampliación y mejora del campo de Las Rejas, en Majadahonda, cuyo alcalde, con el de Pozuelo y Boadilla del Monte, firmó un acuerdo para hacer un campo de 18 hoyos, del cual nunca más se supo, como de tantas y tantas otras promesas.
No es posible comentar.