Campos

… Y Jack Nicklaus creó en Polaris World (Murcia), un nuevo mundo para el golf

Si el rey moro se escapara del romancero español y se encontrara en medio de los campos de golf de Polaris World, no saldría de su asombro. El romance anónimo le inmortalizó en Granada, y hasta Paco Ibáñez le puso música a la pérdida de su Alhama. Pero ahora, varios siglos después, cuando el rey saliera de su poético letargo y viera el Condado de Alhama, daría por bien perdida su Granada, al poder recuperar su otra Alhama. Y aquella frase doliente: “Ay de mi Alhama” se convertiría en “Esta es mi Alhama”.
Claro que el Condado de Alhama no solo es de Polaris World y de Jack Nicklaus que le ha puesto su firma -Nicklaus Signature- a uno de los tres campos que están previstos en la zona, sino de todos los golfistas que acudirán a este maravilloso lugar de Murcia, con la Sierra de Espuña al fondo, y que saldrán tan asombrados de la experiencia que no tendrán otro pensamiento que volver a jugarlo.
Murcia quiere convertirse en un nuevo referente del golf español y en la primera comunidad de Levante en oferta golfística. Jack Nicklaus, su experiencia, sus conocimientos y sus empresas dedicadas al diseño de campos, se han encargado de crear un mundo nuevo en el mundo Polaris. Y en este espacio murciano, donde en un diámetro de veinticinco kilómetros habrá muy pronto ocho campos, de los cuales ya hay varios operativos, Polaris World conseguirá abrir las puertas de ese nuevo mundo del golf.
Y la vida cambiará para los habitantes de la zona, porque el que resiste gana, como decía Camilo José Cela, recordando el lema de la casa de los Conan Doyle que aparecía en el frontispicio de la enorme chimenea que calentaba el salón del autor de Sherlock Holmes: “Patientia Vincit”.
Los campos diseñados por el Oso Dorado son todos de primera categoría. De hecho, ya en la primera competición oficial que se ha celebrado en “El Valle Golf Resort”, el reciente campeonato de España de Profesionales, un mallorquín –que al final resultó ganador- Sebastián García Grout, firmó una tarjeta de 58 golpes, no solo record del campo, sino una marca mundial que no se había batido nunca, de manera oficial, en la historia del golf.
Los de Polaris World, son campos que van a batir muchos más records. La zona es totalmente virgen para el golf y los aficionados van a descubrir algo inédito y distinto del resto de las ofertas de otros lugares de España, donde también se esfuerzan por acoger a los viajeros de golf.
La ventaja es que hay sitio para todos y es bueno diversificar las ofertas que no solo deben estar en el Sur de España y en la Costa, sino en esta zona del Levante interior, aunque a escasos kilómetros de las playas del Mediterráneo, donde el buen tiempo predomina la mayor parte del año. No se le llama en vano a la hermosa Murcia “la Casa del Sol”. Y los muchos turistas que vienen y vendrán de allende el frío, donde no se apean de las temperaturas bajo cero durante seis meses del año, ya no solo vendrán a tomar el sol en sus playas a “la Casa del Sol”, sino a jugar en “La Casa del Golf”.
En Polaris los campos están pensados para complacer al que se inicia y al jugador más exigente: desde el El Valle Golf Resort, al Condado de Alhama, donde Jack Nicklaus se ha esforzado al máximo para crear un campo competitivo que resistirá la comparación con cualquiera de los que ha diseñado en otras partes del mundo, pasando por la Hacienda Riquelme, el Mar Menor Resort, La Torre Golf Resort, La Loma Golf Resort, Las Terrazas de la Torre o el proyectado Jack Nicklaus Bear’s Best, en el que cada hoyo es una réplica de 18 hoyos seleccionados entre sus más de 200 diseños que ya están funcionando en todo el mundo.
Cualquier momento es bueno para acudir a Murcia a jugar al golf. Y en invierno, cuando la mitad de España se congela de frío, andar por el campo en mangas de camisa e intentando hacer birdies, aunque solo se consigan boggeys, es una bendición para el cuerpo y el espíritu.
No es posible comentar.