Viajes

Vidago Palace Hotel en Oporto: historia, golf y mucho más en el Senior Open de Portugal

 

 

(En las imágenes, junto a estas líneas, la majestuosa fachada del hotel Vidago Palace; bajo estas líneas, un aspecto del hoyo 9 del campo de golf; más abajo, la Casa Club).

 

Vidago Palace Hotel recibirá del 12 al 14 de septiembre, el Senior Open de Portugal, torneo de golf inscrito en el Senior Tour Europeo, que marca el regreso de Portugal al calendario oficial de la competición internacional. Durante tres días, el Vidago Palace Hotel -emblemático histórico hotel de lujo portugués-, con un campo de golf de 18 hoyos, será el escenario privilegiado para ver jugar a algunos de los grandes golfistas seniors.

 

Setenta y dos  ​​jugadores, entre ellos Ian Woosnam, Bary Lane, Paul Wesselingh, ganador de la Orden del Mérito en 2013, Santiago Luna, Carl Mason, Andrew Oldcorn, Andrew Murray…tendrán  la oportunidad de recorrer el campo de Vidago Palace Hotel, situado en un entorno rural único, en el Parque Natural de Vidago, al noroeste de Portugal, a tan solo una hora de Oporto.

 

Rediseñado por Cameron y Powell en 2010, el campo de golf Vidago Palace Hotel encarna los más altos estándares internacionales y realza el componente estético del terreno original, donde Mackenzie Ross diseñó 9 hoyos en 1936, en un campo nuevo de 18 hoyos, par 72, con 6.308 metros.

 

vidago.9 golf porto

 

Vidago Palace Hotel es parte del Parque Vidago que se mantiene fiel a las características arquitectónicas originales y el paisaje desde su inauguración en 1910. El legado de esa época permanece vivo para los visitantes del siglo XXI. Aparte del hotel y el campo de golf, el parque cuenta con magníficos lugares que merecen ser descubiertos, como el spa termal, Club House, el quiosco de música, así como las tres fuentes totalmente restauradas, que permiten beber un vaso de agua fresca directamente de la fuente.

 

El Senior Open de Portugal cuenta con el apoyo de la Asociación de Turismo de Porto y Norte de Portugal, lo que afirma a la región norte del país, como destino turístico nacional e internacional asociada con el universo de golf.

 

UN HOTEL CARGADO DE HISTORIA

 

vidago.clubhouse_porto

 

La región norte de Portugal, cuenta con numerosos manantiales naturales, y las curas termales y espacios de bienestar son muy apreciados por la sociedad aristocrática de la Belle Époque. El rey D. Carlos quería ver construido un espacio de lujo, con proyección internacional – a la altura de sus ambiciones – para dar cabida a los visitantes, turistas y la familia real, que llegaban a la zona en busca de los efectos terapéuticos de las famosas aguas minerales. Estas aguas hicieron del pueblo de Vidago un centro de interés nacional y, a principios del siglo pasado, durante el reinado del rey Carlos I, se construye el Vidago Palace Hotel.

 

Con el asesinato del rey Carlos I y el comienzo de la revolución, el hotel sufre un abandono que dura varios años. Carlos I fue sustituido por Manuel II, hasta la caída de la monarquía en 05 de octubre 1910 y el establecimiento de la Primera República Portuguesa. Por esas fechas, el hotel volvió a abrirse y aunque ya no se alojaba en él ningún rey, la aristocracia portuguesa y europea lo frecuentaba asiduamente, ya que se trataba uno de los más lujosos hoteles en la Península Ibérica. El autor que inició el proyecto fue el arquitecto Miguel Ventura Terra, pero quién lo terminó fue el arquitecto António Rodrigues da Silva Júnior.

 

EL CAMPO DE GOLF, EN 1936

 

En 1936, el Vidago Palace Hotel  inauguró un campo de golf de 9 hoyos, diseñado por el famoso arquitecto Philip Mackenzie Ross. La combinación de un palacio con tratamientos termales y un lujoso campo de golf, lo colocó entre los resorts más prestigiosos de Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Durante el período de la posguerra, en los años 50 y 60, la fama de Vidago Palace Hotel no solo permanece sino que aumenta cada vez más, y es elegido como lugar de veraneo y descanso por muchas familias con posibilidades económicas a las que les gusta disfrutar de la naturaleza y de largas caminatas por el bosque de su entorno.

 

LA RESURRECCIÓN DE UNA LEYENDA 

 

Aunque la fama del hotel se mantenía intacta por tierras portuguesas, en las décadas siguientes su brillo comienza a desaparecer y su proyección internacional a disminuir con la aparición de una mayor diversificación y mejores niveles de oferta internacional de lujo, por lo que finalmente los responsables deciden retirarse de la escena antes de cerrar sus puertas en 2006, aunque conservando preciosos documentos en los archivos, que dan testimonio de su pasado esplendor.

 

La reapertura del hotel en 2010, cien años después de su inauguración en 1910, es un golpe maestro, un giro inesperado. Importantes inversiones y grandes obras han permitido a este lugar histórico resurgir con un nuevo aliento y volver a jugar un papel de liderazgo en el mercado de la hospitalidad con los criterios de confort y lujo del siglo XXI, sin renunciar a su identidad o su patrimonio arquitectónico.

No es posible comentar.