Noticias

Un espectador del AT&T, en Pennsylvania, salvó la vida gracias a un bolazo que le dio Sean O’Hair. Watney, vencedor en 2011

Este año no le fue bien a Sean O’Hair en el AT&T National que finalizó el 3 de julio en Penssylvania. Tanto es así que no ha pasó el corte. Sin embargo, el jugador nacido en el estado donde se disputa este torneo, jamás podrá olvidar esta edición de 2011. O’Hair se llevó un maravilloso recuerdo de esos días, cuando pudo saludar a Chris Logan, vecino de West Chester, localidad en la que también nació Sean O’Hair, y al que el golfista de 28 años propinó un bolazo el pasado 2010, mientras Logan estaba de mero espectador en el torneo.
Por supuesto, jugador y aficionado no se conocían de nada, pero O’Hair, al margen de regalarle le guante clásico, tal y como hacen los jugadores que golpean a alguien, sin intención, lógicamente, se interesó por su estado físico. Logan no tenía, al parecer, ningún problema de gravedad pero, aún así, le recomendaron que acudiera a un hospital para hacerse reconocer.
Y eso fue lo que le salvó la vida. El médico que le exploraba para ver si el bolazo le había producido una conmoción cerebral, le detectó un bulto bajo la garganta, que resultó ser un tumor. Afortunadamente, el tumor le fue extirpado y hoy sigue acudiendo como espectador al AT&T, que se celebra en su lugar de nacimiento, en Pennsylvania, aunque ahora tiene buen cuidado de no ponerse a la caída del driver de los jugadores.
Aunque todo pasó en 2010, la noticia ha visto la luz en este 2011, con motivo del AT&T National que se ha disputado en el Aronimink Golf Club, en Newton Square, en el estado de Pennsylvania. La suerte fue que había un médico al lado de Logan, en el campo, también como espectador y fue el que le atendió y le aconsejó que fuera a una revisión médica. Las  pruebas efectuadas confirmaron que se trataba de un tumor maligno en el tiroides que necesitó varias semanas de convalecencia tras la consiguiente operación que fue todo un éxito.
En la presente edición del AT&T, un año después, Logan tuvo la oportunidad de conocer a O’Hair, el hombre que con un golpe de driver fallido le salvó la vida, y darle las gracias. Al saludarse ambos estuvieron unos segundos en silencio, pero luego dialogaron durante un buen rato, acerca de la extraña y salvadora circunstancia.
NICK WATNEY VENCEDOR DEL AT&T NATIONAL
Además, Logan ha podido disfrutar, sino del juego de su "salvador" O’Hair, sí del realizado por el norteamericano Nick Watney, de 30 años, que estaba rondando la victoria que, finalmente ha llegado el primer fin de semana de julio de este año 2011. Después de finalizar la tercera ronda, Rickie Fowler, Nick Watney y Steve Marino estaban en disposición de conseguir la victoria, pero la tarjeta de 66 golpes de Watney fue la mejor de todas y finalmente, con 13 golpes bajo el par 71 del Aronimink Golf Club, se llevó la victoria y el 1.116.000 $ que eran para el ganador de los 6.200.000 $ que estaban en juego.
No es posible comentar.