Gastronomía

Tortilla de patata y Gambas al ajillo para celebrar los éxitos del golf español

Oscar García Fernández, añade a su condición de empresario de prestigio, la de ser un buen golfista y un gran cocinero. Su tortilla de patata es espectacular y sus gambas al ajillo para mojar pan y celebrar los éxitos de Pablo Martín ganador en Sudáfrica, en el primer torneo del Tour Europeo 2010 y Sebastián García Grout, el mallorquín campeón de España de Profesionales que el primer día del Campeonato, celebrado en El Valle Golf Resort, en Polaris World, en Murcia, batió un record mundial al firmar una tarjeta de 58 golpes.
 
En esta ocasión sólo publicamos dos de mis recetas de cocina, muy apropiadas para degustar después de un match de golf entre amigos, de lo que puedo dar fe, puesto que ya lo hicimos en algún otro momento.
Las gambas al ajillo, rojas o blancas, cocinadas con esta sencilla receta, sin más, puedo asegurarles que son una delicia gastronómica. Además es un plato fácil de cocinar. No le añadan perejil, ni vino blanco, esto pertenece al pasado y estropea el verdadero sabor de la gamba.
En cuanto a la tortilla de patata, es otra cosa. La patata, el aceite, el ajo, la cebolla y los huevos si no son de muy buena calidad, obtendremos un plato cuyo resultado no invitará a continuar deseando degustarlo en el futuro.
En la receta explico la importancia del cuaje de este manjar, respétenlo y acertarán ante sus familiares y amigos.
Hace unas semanas, nuestro frutero nos envió, según él, unas patatas especiales, que resultaron ser inadecuadas para la tortilla, al extremo que no la servimos.  Las patatas tenían un sabor fortísimo, como si hubiesen sido regadas en exceso. ¡Era incomestible!
Podemos empezar con un vino blanco seco para las gambas y un tinto de crianza para la tortilla, a su gusto. Evidentemente, también sirve el tinto para ambos platos.
Esta selección de platos, son de lo más solicitado por nuestros amigos.
Que disfruten de estas recetas sencillas, cuyo resultado es exquisito para el comensal.
 
Tortilla de patata a mi gusto
Una vez peladas las patatas de tamaño mediano, se cortan redondas y finas, se lavan, se escurren y se sazonan con suficiente sal. No deben quedar sosas.
En sartén mediana – grande se ponen 4 dl. de aceite y cuando adquiere una temperatura media – alta se incorporan las patatas, y la cebolla y el ajo bien picadito. Al principio se mantiene el fuego vivo durante tres minutos, reduciéndolo a continuación un poquito, de manera que no se dore la patata.
Le daremos vuelta a la patata a menudo, intentando no romperla en exceso.
Cuando están a punto, sacamos 2/3 del aceite, dejando cubierto el fondo de la sartén para que no salga seca la tortilla.
Batimos los huevos, agregamos sal al gusto y cuajamos la tortilla, que debe quedar tierna, pero sin que se suelte el huevo, viéndose su corte firme. El grosor de la tortilla, en mi caso, no supera los 2,5 cm. Incluso se puede hacer más fina.
 
Ingredientes:
(para 8 personas)
– 4 dl. de aceite extra de oliva de 0,5º.
– Patatas de freír de alta calidad (9-11 patatas medianas).
– 1 cebolla pequeña-mediana.
– 2 dientes de ajo.
– 8 huevos de corral, dependiendo de su tamaño. Mejor más que menos.
– Sal.
 
NOTAS
• Mejor más que menos aceite al cuajarla.
• El huevo se vierte repartido sobre la patata en la sartén y se le da la vuelta al gusto de cada uno.
• La patata debe ser de alta calidad, pues con el cuaje de la tortilla, es esencial para el éxito del plato.
• Bien elaborada, es un plato difícil de superar.
 Practicando con ilusión, estoy seguro que se convertirá en manjar para la familia y amigos.
Gambas al ajillo a mi gusto
Se pone una cazuela de tamaño adecuado al fuego, con su base bien cubierta de aceite de oliva y los ajos en láminas finas, o bien, aplastados con el cuchillo, cuando el aceite aún está frío.
Una vez los ajos se empiecen a dorar, se añaden los aritos de la guindilla y a continuación con el aceite bien caliente, se ponen las gambas sazonadas con sal, moviéndolas durante minuto y medio, para servirlas inmediatamente.
NOTAS
• La gamba roja tendrá un sabor más fuerte, aunque delicioso, mientras que la blanca se distinguirá por su textura y gusto más equilibrado, predominando el ajo y la guindilla.
• En ambos casos, es inevitable hacer unos buenos barquitos de pan, bien empapados en tan deliciosa salsa.
Ingredientes
(para 6 personas)
– 36 gambas peladas (las gambas pueden ser rojas o blancas).
– Sal.
– 4 dientes de ajo.
– 3 aritos de guindilla.
– Aceite de oliva.
 (Las recetas de Oscar García Fernández pertenecen a su libro "Entre fogones y amigos". Las fotos son de Pepe Lorite)
No es posible comentar.