Noticias

Tiger no volverá a tener un accidente con un Cadillac Escalade

Tiger Woods no cesa de escuchar noticias negativas acerca de sus patrocinadores y benefactores. Ahora, lo último es que, cuando vuelva al mundanal ruido, lo primero que tendrá que hacer es renovar su flota de coches. General Motors, la fabricante, entre otras, de la marca Cadillac, no ha renovado el contrato que tenía con el golfista por el que se le prestaban los coches de Cadillac para su uso personal. El contrato vencía el 31 de diciembre y GM ha decidido no continuar con los préstamos.
Por lo tanto, Tiger, si vuelve alguna vez a tener un accidente, no podrá hacerlo en un Cadillac Escalade como el que conducía el día 27 de noviembre de 2009, cuando se llevó por delante, primero, una boca de riego de esas tan aparatosas como hay en las calles de las ciudades norteamericanas -lo que no se sabe es si el choque provocó un elevado surtidor de agua, como en las películas- y, posteriormente, contra un árbol de la casa de un vecino.  
Más problemas para Tiger cuando vuelva, si es que vuelve.
 
No es posible comentar.