Noticias

Tiger ha recibido a su mujer en la clínica donde se ‘cura’ su adicción al sexo. El veterano Kenny Perry le ofrece su ayuda

Tiger Woods que sigue un tratamiento para controlar su adicción al sexo ha recibido la visita de su mujer, la sueca Elin Nordegren, en la clínica de Mississippi donde continúa su rehabilitación el número 1 del mundo. La publicación en la web RadarOnline.com "Ellin ha visto a su marido y ha pasado unos días en Florida. El matrimonio no está acabado", asegura la citada revista en la red.
Por su parte, el veterano Kenny Perry, compatriota de Tiger, que esta semana no juega el torneo de Torrey Pines, en California, sino que ha preferido viajar a Qatar, donde ha recibido una “invitación” para jugar el Qatar Masters, ha dicho en Doha, capital del emirato árabe de Qatar, que Tiger debe volver a jugar al golf lo más pronto posible: "Tiger tiene que volver por sí mismo y cuando lo haga voy a darle un abrazo y le estrecharé la mano", dijo.
Y Perry, que ocupa la posición 50 (+2), empatado entre otros con Gonzalo Fernández Castaño, declaró en rueda de prensa: "le diré que si necesita hablar me tendrá cerca, al igual que si le puedo ayudar de cualquier otra manera. No tengo dudas, lo haré",
Perry, que es el número 13 del mundo, a sus 49 años, aseguró que "el golf es también su familia y él lo sabe". Y terminó diciendo: "si vuelve, estoy seguro que recibirá el apoyo de todos nosotros”

La foto de Kenny Perry es del archivo de Wikimedia Commons

No es posible comentar.