Viajes

St. Andrews testigo ausente en la boda del Príncipe Guillermo y Kate Middleton

(En la imagen, la fachada de la Universidad de St. Andrews, donde San Valentín presentó a Guillermo, Príncipe de Gales y a Kate Middleton.) Foto Archivo Wikimedia Commons. 
 

Hasta ahora, St. Andrews, situada en el este de Escocia era conocida por ser la cuna del golf y donde se encuentra el legendario campo de golf,quizás el más antiguo del mundo, integrado en medio de la población y junto a la playa. Pero tras el compromiso real entre el príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, que culminó en boda real en la Abadía de Westminster, el viernes 29 de abril de 2011, se despertó una auténtica fiebre viajera por visitar St Andrews, ya que fue en esta ciudad, y concretamente en su Universidad, la más antigua de Escocia, donde se inició su historia de amor.

Capital del antiguo Reino de Fife siempre ha sido corazón de la historia de la verde Escocia y todavía hoy se aprecia la riqueza de sus castillos, palacios, catedrales, lugares históricos… Sus principales monumentos, la catedral y el castillo, están en ruinas, pero recorrerlos, con el sonido y la vista del mar al fondo, es uno de los paseos más románticos. Naturalmente no puede faltar una visita a la la Universidad de St. Andrews donde el príncipe Guillermo y Kate Middleton, se conocieron mientras estudiaban. Guillermo, Príncipe de Gales, que estudió Geografía desde 2001 a 2007 en St. Andrews, es el segundo en la linea de sucesión a la corona de Gran Bretaña, después de su padre Carlos y por delante de su hermano  Enrique.

La Universidad de Saint Andrews es la más antigua de Escocia y una de las más antiguas del Reino Unido. Fue fundada en el siglo XV , entre 1410 y 1413, y en la actualidad sigue siendo una de las universidades más prestigiosas del país.

UN ROMANCE DE PELÍCULA

Al margen de especulaciones sobre los antecedentes plebeyos de Kate y de la posibilidad de que fuera la ya mujer del Príncipe Guillermo, la que buscara, de manera intencionada, según algunas malas lenguas, la compañía principesca para intentar seducir al que ahora es ya su marido, lo cierto es que los padres de Kate tienen el dinero suficiente como para haberla mandado a un colegio exclusivo y después a la Universidad de St. Andrews. Kate y Guillermo entablaron conocimiento cuando ambos eran estudiantes del primer año de Historia del Arte.

Al principio, como casi siempre su amistad iba unida a la de un grupo de conocidos, aunque poco a poco la pareja se fue separando de sus compañeros. Parece ser que la amistad se convirtió en una relación más íntima, cuando, en un desfile de modas benéfico, Guillermo se encontró ante una Kate que lucía un provocativo vestido, con prendas interiores negras que se percibían, más que se intuían, debajo de la ropa.
Su romance fue llevado de manera discreta por parte de la pareja, hasta que en 2004, en una estación de esquí, se difundieron unas fotografías en las que el Príncipe rodeaba con su brazo la cintura de su acompañante/novia antes de subir al telesilla.
Ahora la pareja ya está felizmente casada. Y si el gran público conoce poco de la vida de Kate Middleton, que nunca ha ofrecido una rueda de prensa, ni se ha prestado a ninguna entrevista, a partir de este momento no parece que su actitua ante los medios de comunicación vaya a cambiar nada.

 

 
 
No es posible comentar.