Opinión

Sergio García: ‘la sanción a Woods en el Masters fue de risa. Yo no habría salido a jugar la tercera ronda’

Sergio García, que sumó su tercer top ten en Augusta, después de quince años participando en el Masters, se manifestó muy crítico -“fue de risa”- con la decisión de Tiger Woods de salir a jugar la tercera ronda del Masters tras su dropaje irregular en el hoyo 15.

García no entró a valorar la decisión del Comité de Competición de Augusta: “tiene todo el crédito para tomar sus decisiones y ahí no me meto, pero sí puedo decir que si me hubiera ocurrido lo mismo a mí, es decir, si yo sé que he firmado una tarjeta de forma incorrecta, no soy capaz de salir a jugar la tercera ronda aunque me dijesen que podría hacerlo. Cada uno toma sus propias decisiones y debe vivir con ellas."

Sergio que defendió el golf como “un deporte de caballeros y así lo ha sido siempre”, lo comparó con otra de sus pasiones, el fútbol” "ya se sabe lo futbolero que soy, pero son dos deportes muy distintos. El fútbol es un deporte lleno de mentirosos en su relación con los árbitros y las reglas, pero el golf no es de tramposos. En muchas ocasiones nos arbitramos nosotros mismos o los compañeros y no pasa nada. Así ha sido siempre", explicó.

CABALLEROS… PERO NO TANTO

García tiene razón en que el golf es un deporte de caballeros, pero se debía referir, al hacer esas declaraciones en Augusta, al golf profesional, donde los jugadores no hacen trampas, no ya porque sean incapaces de hacerlas, sino porque hay mucho dinero en juego y los compañeros, el público y, sobre todo, la televisión, no dejan margen posible a los pícaros.

Sin embargo, Sergio no debe desconocer que en el golf amateur los pillos, fulleros… tramposos en general, abundan como la mala hierba en los greenes. Para empezar, las trampas empiezan en el hándicap, donde muchos, muchos, jugadores engañan para poder ganar torneos con jugosos premios. Afortunadamente, con la crisis los premios ya no son tan sustanciosos como antes, pero los tramposos siguen insistiendo en subir hándicap a la espera de la llegada de tiempos mejores.

Y a partir del hándicap, tanto el desconocimiento de las farragosas reglas del golf, como la ausencia de testigos cuando la bola se va al rough… y la mala memoria de algunos, bastantes, que restan mejor que suman, hacen que los torneos amateurs se conviertan en un patio de Monipodio, con perdón para “los ladrones, mendigos, falsos mutilados, supuestos estudiantes y prostitutas” que aparecen reflejados en  “Rinconete y Cortadillo”, una de las dove novelas ejemplares de don Miguel de Cervantes.

TIGER EL INTOCABLE

Volviendo al tema de Tiger que, según distintos árbitros consultados por golfinone.es, podría no haber sido sancionado, pero una vez penalizado, debería haber sido descalificado. Sin embargo, los responsables de Augusta no se quisieron quedar con la máxima cuota de pantalla durante el fin de semana del Masters… y Tiger simplemente, les hizo el juego… Como si le hubiera dado una patada a la bola en el rough cuando no estaban las cámaras de TV.

A este respecto, García prefirió no entrar a valorar la decisión del Comité de Augusta al "perdonar" a Tiger la descalificación por tratarse, precisamente del número 1. ¿Habría hecho lo mismo con otro jugador? Y Sergio contestó: "eso no lo sé, se lo tendréis que preguntar a ellos".

SERGIO HA HECHO EL MEJOR MASTERS DE SU VIDA

En cuanto a su cuarto puesto del Masters en este 2013, Sergio, que ha jugado ya 58 Grandes, 54 de ellos consecutivos, un record difícil de conseguir, recalcó: "no sé si Augusta me debe algo, si tenemos alguna cuenta pendiente o si alguna día me devolverá lo que sea. La realidad es que son 15 años jugando aquí y no me han pasado muchas cosas bonitas. Venía jugando bien, pero siendo realistas nunca he tenido opciones de ganar. Es mi tercer top ten, pero posibilidades reales de ganar en los últimos hoyos del domingo no he tenido nunca. Pero bueno, sólo me queda mejorar, seguir trabajando y pensar en el próximo para llegar lo mejor preparado posible. Sea como fuere, la semana ha sido buena y hay muchas cosas positivas. Le he pegado a la bola mejor que nunca y es la vez que mejor me he sentido, aunque creo que el resultado podría haber sido mejor, pero es lo que hay".

No es posible comentar.