Noticias

Sergio García dio un golpe imposible, e inutil, desde un árbol… y se retiró del Arnold Pamer Invitational

Ver video de Sergio García subido a un árbol para dar un golpe

Fue un golpe inutil e innecesario que podía haberle costado una lesión mayor de la que, dijo, le provocó la "hazaá". Sin posibilidad alguna de llegar ni siquiera al top ten en el Arnold Palmer Invitational, Sergio García se subió a un árbol para dar un gran golpe, eso sí, en el hoyo 10 de Bay Hill. Transcurría el hoyo 10 de la cuarta ronda del Arnold Palmer Invitational, el domingo 24 de marzo; el golpe de salida del castellonense en el hoyo 10 dejó la bola encajada el tronco de un árbol y, ni corto, ni perezoso, Sergio se apoyó en un buggie y se subió al árbol, no sin ciertas dificultades para dar su segundo golpe. Y lo hizo, de forma magnífica, a zurdas, llevando la bola al medio de la calle.

Lástima que no sirviera para nada y que, además, poco después se suspendiera la ronda final, debiodo a las tormentas, para terminarla el lunes 25 (Ver información en esta misma página) y Sergio se despidiera de su compañero y del torneo, alegando unos dolores en el hombro, posiblemente por haberse hecho daño en el esfuerzo para subir al árbol. Y menos mal que solo fueron "ligeros dolores" que la excentricidad podría haberle salido más cara.

El golpe fue considerado por el PGA Tour, como el "Golpe del día", a pesar de haberse retirado, de haber firmado un doble bogey en el citado hoyo 10, y de haber golpeado desde el agua, en el hoyo 16, en la segunda jornada, sin poder sacarla del largo. Sergio García dejó un golpe para la historia y la imagen trepando al árbol y golpeando perfectamente la bola, ha dado la vuelta al mundo y es uno de los videos más vistos en youtube. El golpe le puso en el primer plano de la actualidad e hizo olvidar al cuádruple bogey en el hoyo 6, en esa misma jornada, que ya le había dejado virtualmente fuera del torneo.

EL RECUERDO DE MEDINAH

Esta "genialidad" de cara a la galería de Sergio García no es la primera y, posiblemente, no será la última. En el recuerdo de los aficionados queda el golpe que dio detrás de un árbol, en Medinah, el campo de la Ryder 2012, cuando en 1999 estaba jugando el PGA Championship, y tras el golpeo salió corriendo para ver la trayectoria de la bola. !Genio y figura! 

 

 

 

 

 

 

No es posible comentar.