Noticias

Rory McIlroy: ‘Todos estamos deseando que vuelva Tiger

Aunque su participación en el WGC CA Championship en El Doral, ha sido una decepción total, ya que ha quedado en penúltimo lugar, empatado en el puesto 65 con siete golpes sobre el par del campo, el norirlandés Rory McIlroy, que a sus veinte años ha sido el más joven de los participantes en este segundo campeonato mundial oficioso de la temporada, ha hecho unas declaraciones sobre la posible vuelta de Tiger Woods dentro de dos semanas en el Arnold Palmer Invitational, en Bay Hill, en el estado de Florida donde sigue viviendo el todavía número 1 del mundo del golf.
McIlroy aseguró ante los periodistas que, “seguramente va a ser interesante ver no solo cómo juega sino cómo maneja toda la situación” y añadió: pienso que todos están emocionados por verlo al menos retornar a un campo de golf y contemplar como juega, y por las informaciones que he oído, parece estar bien con su ‘swing’, tan bien como siempre”.
Según “Golf Channel”, a Tiger se le ha visto trabajando con el entrenador de  swing, Hank Haney (que aparece en la fotografía superior), en un campo de Florida, lo que aumenta la especulación sobre su posible vuelta a los campos de golf ya sea en el Arnold Palmer Invitational, en Bay Hill, la última semana de marzo, o en la Copa Tavistock, un torneo privado que se celebra muy cerca de la casa de Woods en Orlando, donde parece que Tiger ha vuelto a residir junto a su mujer y a sus hijos, tras los sucesos conocidos a raíz de su accidente automovilístico del 27y de noviembre de 2009. ambos cercanos a la casa de Woods en el área de Orlando, parecerían las ocasiones ideales, aunque no ha habido indicios sobre que el número uno esté pensando en participar.
INFORME POLICIAL
En cuanto a las informaciones sobre los hechos de aquel 27 de noviembre citado, se ha sabido ahora, cuando el informe de la Patrulla de Carreteras de Florida que socorrió a Tiger Woods, se ha hecho público, a petición del diario “Orlando Sentinel”, que los enfermeros que socorrieron al golfista tras la colisión de su vehículo, a la puerta de su domicilio, impidieron a su esposa Elin subir a la ambulancia por sospechar que el incidente estaba relacionado con un caso de violencia doméstica. Sin embargo, los agentes que investigaron el hecho aseguraron que no había pruebas que respaldaran esas sospechas.
El informe reveló también que la esposa de Woods regresó a su casa y recuperó dos botellas de pastillas para el dolor y aseguró que su marido había tomado algunas.
Agentes de la FHP (Patrulla de Carreteras de Florida) intentaron conseguir el historial médico de Tiger Woods para determinar si había tomado licor o se encontraba bajo la influencia de drogas, pero no fue posible.
No es posible comentar.