Torneos

Ryder Cup: paliza histórica de USA (19 & 9) a Europa, con derrotas de Rahm y García

Ver leaderboard de la Ryder Cup

De histórica puede considerarse la victoria/paliza de los Estados Unidos ante Europa (19 & 9) con una diferencia de diez puntos, lo que nunca había sucedido desde que, en 1979, el formato de la Ryder Cup pasó a ser un enfrentamiento entre EE.UU. y Europa y no como al principio, una competición entre norteamericanos y británicos e irlandeses.

A pesar de la magnífica actuación de los dos españoles del equipo de la Ryder Cup, que lograron tres victorias en los dobles en los que han participado juntos, los norteamericanos ganaban ya por goleada (11 & 5) a los europeos, tras disputarse los dieciseis encuentros de dobles el viernes y el sábado.

En los tres encuentros de dobles que jugaron Rahm y García, los españoles vencieron (3 & 1), el viernes por la mañana (foursomes) a Justin Thomas y Jordan Spieth; el sábado por la mañana (foursomes) a Brooks Koepka y Daniel Berger y por la tarde (2&1 en fourball) en un magnífico y competido encuentro, a Brooks Koepka y Jordan Spieth.

Además, Jon Rahm el viernes por la tarde, formando pareja con Tyrrell Hatton, en partido de fourballs, empató con Scheffler y DeChambeau. Sobresaliente para los españoles.

LA HECATOMBE INDIVIDUAL

El domingo 26, los doce individuales debían decidir quien era el equipo vencedor. Y era la crónica de una victoria anunciada, aunque quizás no se pensaba que fuera a convertirse en un arrollador triunfo de los estadounidenses, que solo solo necesitaban ganar tres partidos y empatar uno, para quedarse con la Ryder Cup en su propio terreno.

Pero no solo ganaron tres, sino que lo hicieron en siete ocasiones, empataron dos y solo perdieron tres. Es cierto que Rory McIlroy, desconocido en los dobles, sin haber hecho un solo birdie en los dos días, daba esperanzas a los eueropeos al comenzar con victoria (3 & 2) sobre Xander Schauffele, pero enseguida, las cañas se convirtieron en lanzas que se arrojaron directamente en el corazón del equipo español.

Cantlay vencía a Lowry (4 & 2) en el segundo partido… y ahí empezó lo peor. Scottie Scheffler, el rookie nortemericano se colocó en los primeros hoyos cuatro por encima de Jon Rahm. La gran esperanza europea, el número 1 del mundo, que había ganado tres de los cuatro partidos de dobles, con Sergio García, y empatado el cuarto con el inglés Hatton, se presentó totalmente desdibujado en el tee de salida y con cuatro hoyos perdidos nada más empezar, nada pudo hacer para salvar el pellejo… porque ya estaba derrotado antes de salir.

Si el golf es un deporte difícil, lo es sobre todo por la mente. Salir el domingo a los individuales, en la Ryder Cup, con una desventaja de seis puntos y tener la obligación de ganar, aunque posiblemente esa victoria no iba a servir para nada, es un handicap demasiado grande para asimilarlo bien.

Total, perdió Rahm (4 & 3) que si en la anterior edición había jugado mal los dobles, pero derrotó a Tiger en individuales y dio un salto gigante, en esta ocasión habrá que esperar a saber si su derrota ante Scheffler le pasará factura en el futuro inmediato.

Y detrás iba Sergio, siempre al rebufo de un DeChambeau que andaba sobrado, aunque se le fueran las bolas de salida a lugares inhóspitos. El castellonense (3 & 2) nunca tuvo opciones y llegados a ese momento, los americanos habían ganado tres puntos y solo les quedaba empatar para quedarse con la Copa.

Y lo hizo en el siguiente partido: Morikawa empató con el rookie noruego, que bastante hizo con luchar por un medio punto que tampoco sería para nada.

Y ahí, en el quinto partido se acabó la Ryder Cup aunque, según el reglamento, los siete partidos restantes tenían que continuar, por aquello del público asistente – fans como los del fútbol, a favor de los de casa y en contra de los forasteros- y de los compromisos televisivos.

Pero el resto, sumadas siete victorias USA, tres de Euopa y dos empates, se quedó en mera anécdota. Lo que no es anecdótico es el sentimiento que le ha debido quedar a Padraig Harrington, el capitán del equipo europeo, cuyas elecciones a dedo no han sido tan malas: Poulter, mal en dobles, pero ganador en Individuales, al derrotar (3 & 2) a Finau; Sergio con tres victorias en dobles, aunque perdiera el domingo y Shane Lowry, bien en los dobles, pero mal en el individual. Sin embargo, los que deberían haber tomado la batuta en las primeras jornada, donde se perdió realmente el torneo, no dieron la talla, empezando por Rory McIlroy.

De todos modos, el que se llevará todas las culpas y el estigma de esta vergonzosa derrota será el irlandés. Mala edición esta del 43 para su presencia como capitán del equipo europeo.

Ahora, solo queda esperar a Roma para intentar traerse a Europa la Ryder Cup en su 44 edición.

RESULTADOS DE LOS DOCE INDIVIDUALES

McIlroy(EUR) a Schauffele, por 3 y 2.

Cantlay (USA) a Lowry, por 4 y 2

Scheffler (USA) a Jon Rahm, por 4 y 3.

DeChambeau (USA) a Sergio García, por 3 y 2.

Morikawa (USA) y Hovland, empate.

D. Johnson (USA) a Casey, 1 arriba.

Koepka (USA) a Wiesberger, 2 y 1.

Poulter (EUR) a Finau, 3 y 2.

Thomas (USA) a Hatton, 4 y 3.

Westwood (EUR) a English, 1 arriba.

MAL COMIENZO EUROPEO

Mal comienzo europeo en la Ryder Cup. El bunkereado recorrido del Whistling Straits,Wisconsin, a orillas del lago Michigan, dejó un resultado de 6&2 favorable al equipo norteamericano -apoyado por el numeroso público presente que, a la vez, abucheaba a los europeos-, tras los ocho dobles de la primera ronda del torneo.

A pesar del abultado tanteo, no hay nada perdido para el equipo del Viejo Continente, donde los dos españoles no perdieron en ronda inicial. Todo pintaba de buen color al final del primer encuentro entre el castellonense y el vasco, que se enfrentaron, para abrir la prueba, con la pareja Justin Thomas/Jordan Spieth. La victoria (3&1) a favor de los españoles daba un empujón al equipo europeo, pero las tres derrotas en el resto de los partidos de foursomes, acabaron con un 3&1, pero a favor de los estadounidenses.

Los fourballs de la tarde nos dejaron más de lo mismo: dos partidos ganados por los norteamericanos y dos empatados, uno de ellos, el formado por Jon Rahm y Tyrrell Hatton, que igualaron un partido que tuvieron ganado hasta tres hoyos antes del final, pero que se les complicó posteriormente y que el inglés empató con un birdie en el hoyo 18, frente a la pareja DeChambeau/Scheffler, que logró el medio punto para Europa.

El otro medio lo consiguieron Tommy Fletwood y Viktor Hovland, al empatar con Dustin Johnson y Patrick Cantlay, en un durísimo encuentro.

FOURSOMES PARA LA RONDA MATINAL DEL SÁBADO 25 DE SEPTIEMBRE

Los cuatro dobles (foursomes/golpe alterno) de la mañana del sábado, hora norteamericana (las dos de la tarde en la península y Baleares, con directo en el canal 57 de Movistar) vuelven a tener a los dos españoles del equipo europeo como protagonistas en el primero de los partidos. Estos son los encuentros:

Brooks Koepka/Daniel Berger14:05 Jon Rahm/Sergio Garcia
Dustin Johnson/Collin Morikawa14:21 AMPaul Casey/Tyrrell Hatton
Justin Thomas/Jordan Spieth14:37 AMViktor Hovland/Bernd Wiesberger
Xander Schauffele/Patrick Cantlay14:53 AMLee Westwood/Matt Fitzpatrick

UNA RYDER COMPLICADA

La Ryder Cup 2021 -cuyo nombre oficial conserva la fecha de 2020, debido al aplazamiento por la pandemia-, que se celebra del 24 al 26 de septiembre de 2021 en el campo de Whistling Straits (Wisconsin) empezará con el mejor partido posible, especialmente para los aficionados españoles: Jon Rahm y Sergio García se enfrentarán a la pareja norteamericana formada por Justin Thomas y Jordan Spieth. Jon Rahm, que afronta su segunda participación en el torneo, y Sergio García, que jugará su décima edición y que, de esta forma, podrá ampliar su récord de puntos en la competición (25’5), si gana con el vasco a la temible pareja estadounidense.

Plato fuerte para empezar los cuatro primeros partidos de dobles, en la modalidad de foursomes (bola alternativa) con los que se da el pistoletazo de salida a esta Ryder Cup. Los otros tres partidos de la mañana son los formados por

Dustin Johnson/Collin Morikawa (USA) vs. Paul Casey/Viktor Hovland (Europa)

Brooks Koepka/Daniel Berger (USA) vs. Lee Westwood/Matt Fitzpatrick (Europa)

 Patrick Cantlay/Xander Schauffele (USA) vs. Rory McIlroy/Ian Poulter (Europa)

UNA PAREJA FELIZ

La de los dos españoles es una pareja feliz, al menos hasta que termine el primer partido, ya que ambos querían jugar juntos. El castellonense, que es el jugador con más victorias en la historia de la Ryder Cup, aseguraba antes de iniciarse el torneo, que «estaría orgulloso si jugara algún doble con Jon Rahm: somos amigos e incluso lo hemos hablado, pero no depende de nosotros, sino de las necesidades del capitán».

Y el capitán, desde mi punto de vista, ha elegido bien, sea cual sea el resultado final. Sergio ha sido una de las elecciones del capitán europeo, el irlandés Padraig Harrington junto a Ian Poulter y Shane Lowry: de esta forma, el combinado europeo quedaba compuesto por Jon Rahm, Tommy Fleetwood, Tyrrel Hatton, Bernd Wiesberger, Rory McIlroy, Viktor Hovland, Paul Casey, Matt Fitzpatrick, Lee Westwood, Sergio García, Ian Poulter y Shane Lowry.

En la Ryder se disputan 28 partidos, 16 de dobles, repartidos el viernes y el sábado en dos turnos -mañana y tarde- cada día de cuatro partidos cada uno: cuatro foursomes y cuatro fouballs. El domingo se juegan los doce individuales que suelen ser los que deciden la confrontación.

El ganador tiene que llegar a los 14.5 puntos para conquistar la victoria. En caso de empate a 14, la Copa la conserva el equipo que la obtuviera en la última edición.

No es posible comentar.