Opinión

Los padres, semillero de la cantera

(La Federación de golf de Madrid ha enviado, a través de su web, una carta abierta a los padres de los niños que juegan al golf -y aplicable a cualquier otro deporte- que, por su interés, reproducimos a continuación. Naturalmente, desde www.golfinone.es la hacemos extensiva a los abuelos)


Desde la Federación de golf de Madrid queremos rendir un pequeño homenaje a los padres que, día a día, fin de semana tras fin de semana, acompañan a sus hijos a competir, a jugar, a divertirse y a crecer en valores en los campos de golf de toda la Comunidad de Madrid. 

Los abnegados padres que traen a sus hijos saben que les están dotando de varios elementos vitales para su futuro: la conciencia de que existen reglas, el respeto por el adversario -en el golf y en la vida siempre habrá alguien más listo que tú- y acostumbrarlo a encajar victorias y derrotas con naturalidad. Con elegancia.

Los niños y niñas que comienzan a competir tienen que hacerlo solos, tomar decisiones por ellos mismos, sin añadir más presión externa a su juego. Tienen que divertirse y aprender a competir con sus compañeros de partido. Con chicos y chicas de su edad.

Los padres quieren lo mejor para sus hijos, que se diviertan, que mejoren y si ganan mejor que mejor. Pero a veces, y parafraseando la canción de Serrat de Esos locos bajitos: “Nos empeñamos en dirigir sus vidas, sin saber el oficio y sin vocación. Les vamos trasmitiendo nuestras frustraciones, con la leche templada y en cada canción”. 

Que los padres compartan partidos de golf con sus hijos es estupendo para su aprendizaje, pero a la hora de competir, los niños tienen que hacerlo con otros de su rango de edad, sin necesidad de consejos de última hora o presión extra por parte de sus padres. Es vital que cada uno ocupe su lugar en los torneos y campeonatos.

Gracias padres; vosotros sois el semillero de la cantera madrileña.

Un comentario

  1. Luis

    Vaya! que bien que habeis extendido el mensaje tambien a los abuelos. Gracias.

No es posible comentar.