Noticias

Orange Golf, un sencillo invento para marcar las distancias

Una bola naranja: 50 metros; dos: 100 metros; tres: 150 metros. Un método sencillo, claro y universal para que los jugadores conozcan la distancia al borde del green. Un  método que se ha denominado Orange Golf y que ha inventado y patentado un jugador amateur español, Tomás de Lara.
El invento consiste en una estaca de acero que incorpora bolas naranjas: cada una de ellas equivale a una distancia de 50 metros (o yardas cuando se mida con esa unidad). Con ello se evitan las dudas de los jugadores cuando cambian de campo, ya que cada recorrido tiene su propio código de estacas de colores o formas diferentes para marcar las medidas.
Una de las grandes ventajas de este sistema es que por su tamaño y por su color es fácilmente reconocible por jugadores con baja visión y, además, no se confunde en ningún caso con las estacas blancas, amarillas, rojas o azules para marcar fuera de límites, agua o terreno en reparación.
Así lo explicaba el propio Tomás de Lara: “Mi primera observación fue que los jugadores con discapacidad visual juegan con bolas de colores, en especial naranjas. Eso me dio la idea más simple que uno se podía imaginar”, y con esa idea, de Lara, que tiene ya otra docena de patentes en su haber, se puso manos a la obra y decidió, además, donar el 25 por ciento de lo que recaude con este proyecto a la Asociación Española Contra el Cáncer y un 9 por ciento más a la Asociación Española de Esclerosis Múltiple.
Hay ya varios campos españoles que han incorporado el sistema Orange Golf a sus campos: El Centro Nacional de Golf, El Encín Golf, Golf Olivar de la Hinojosa y Golf Jardín de Aranjuez.
Distribuidor: Diseyma Golf
Tel.: 952 898 927 
(Fuente: Club Manager Spain)
No es posible comentar.