Torneos

Nacho Garrido (-10), quinto en el Irish Open que ganó Simon Dyson (-15) y en el que defraudaron los irlandeses

 

Ver clasificación del Irish Open 

El nervioso y casi albino jugador inglés Simon Dyson ganó (-15) el Irish Open 2011 desde la Casa Club del Killarney Golf & Fishing Club, mientras el zurdo australiano Richard Green fallaba una vez más, en el hoyo 18 y hacía un bogey que le ponía en bandeja el triunfo a Dyson, que terminó su recorrido con tres birdies y acabó con todas las esperanzas del australiano. Green se conformó con su segundo puesto (-14) y el cheque de 166.660 €, mientras el inglés se embolsaba los 250.000 € que le correspondían como ganador, del 1.500.000 € que se repartían en premios, y todas las exenciones que conlleva el triunfo, entre otras su presencia en el PGA Championship, el último Grande del año, y que, además, le coloca entre los cincuenta primeros del mundo.
El Irish Open 2011 presented by Discover Ireland no pasará a la historia por la actuación de los magníficos jugadores irlandeses, ya sean del Norte o de la verde Erin, que en esto del golf tanto monta monta tanto.  McIlroy y Darren Clarke, sin ir más lejos, han sido los ganadores de los dos últimos Grandes, pero después de las dos primeras jornadas en Killarney, en el condado irlandés de Kerry, solo quedó uno de ellos para disputar el título: Rory McIlroy. Y el jovencito norirlandés terminó el 34 (-3), a 12 golpes del ganador. Lo de Darren Clarke fue peor, ya que no pasó el corte, como tampoco lo hicieron  Paul McGinley, Padraig Harrington y Shane Lowry, ganador de este mismo torneo el año de su paso a profesional.
RIDÍCULO IRLANDÉS
El ridículo de los jugadores irlandeses ha sido mayúsculo en su propio terreno. Entre los veinte primeros solo se ha clasificado uno, Peter Lowrie, el undécimo (-8), a siete golpes del ganador. Y el siguiente, para más INRI, ha sido un amateur norirlandés, Paul Cutler, que terminó el 21 (-5). Otro de los que pasaron el corte, Graeme Mc.Dowell, acabó el 25 (-4). 
La buena noticia de los siete españoles que empezaron el torneo, ha sido que Nacho Garrido (69, 65, 72 y 69) ha terminado en quinta posición (-10), a cinco golpes del ganador, empatado con el danés Soren Hansen y el francés Alexandre Kaleka, perteneciente a la nueva generación de franceses que parecen querer dar guerra en el Circuito Europeo, una vez que París se ha consagrado como la sede de la Ryder Cup 2018. Carlos Del Moral tambien ha hecho un buen torneo y, al final, terminó undécimo (-8) y Alejandro Cañizares fue el 59 (+1).
No pasaron el corte Lara, Velasco, Cabrera, Manuel Quirós y Fernández Castaño. El madrileño, que reaparecía después de cinco meses lesionado en la espalda, tuvo muy mala jornada el jueves, con 78 golpes, pero corrigió sus fallos el viernes, con 70 golpes, uno bajo par, pero no fue suficiente para seguir el fin de semana. Lo importante para Gonzalo es que no se haya resentido y pueda volver a jugar la próxima semana.
.
No es posible comentar.