Torneos

Jorge Campillo (-5), tercero en Chipre

Ver leaderboard de Chipre

Jorge Campillo (-5) acabó tercero en el Aphrodite Hills Cyprus Showdown, a dos golpes del escocés Robert McIntyre, en un torneo que se disputaron 19 jugadores (16 más empatados) en una última ronda en la que partieron todos con la tarjeta a cero. Segundo fue el japonés Masahiro Kawamura (-6).

El zurdo escocés, de 24 años, logró su primera victoria en el European Tour, en un torneo atípico, convertido en un match play las dos últimas rondas, con las dos primeras jornadass, disputadas en formato medal play o stroke play, cuyas tarjetas solo sirvieron para dar el pase al sábado a 32 jugadores (más empatados) y el domingo a 16, más empatados.

El premio ofrecía un 1.000.000€ en total, de los cuales, 200.000€ fueron para el ganador, 110.000€ para el segundo clasificado y 63.000€ para el español que acabó en la tercera plaza.

Los 19 jugadores que salieron al campo el domingo se embolsaron cantidades descendentes, hasta los 14.250€ de la decimonovena plaza, mientras los que no pasaron el corte del sábado ganaba cada uno 7.000€. El resto, hasta el 75, que fue el número que pasó el corte del viernes, acabó llevándose 3.000€.

UN NUEVO FORMATO… CON ALGUNA PEGA

Este torneo, como queda dicho, se ha jugado las dos primeras rondas como una prueba normal, pero el corte del viernes solo lo pasaron 32 (más empatados) y el del sábado, 16 (más empatados), con lo que en la ronda final, el domingo 8 de noviembre solo se disputaron siete partidos, cinco de ellos con tres jugadores y dos con una pareja.

Los 19 jugadores salieron con la tarjeta a cero, en igualdad de condiciones, ya que los resultados de la ronda del sábado solo servía para pasar ronda, y las dos primeras, para que fueran solo 32 (más empatados), los que jugaran la tercera ronda. Los mejores de la jornada anterior tenían el «privilegio» de salir en primer lugar, en lugar de hacerlo en el orden inverso a la clasificación, tal y como se hace en los torneos regulares.

Sobre el papel parece interesante la fórmula, aunque pueda interpretarse como injusto que no sirvan las tarjetas anteriores. Por ejemplo, tras la segunda vuelta, Jorge Campillo firmó un -12 y se colocó colíder. Sin embargo ese «vueltón» no le sirvió de nada, ya que empezó de cero el sábado, firmó -3 y pasó al domingo… por los pelos. Ya el domingo, con el «contador» a cero, de nuevo, sus 66 golpes le llevaron hasta la dicha tercera plaza en la que finalizó la prueba.

Este nuevo formato plantea algunas cuestiones que tienen difícil solución. Por ejemplo, cuando vuelva el público, el fin de semana, que es el momento de mayor afluencia de espectadores solo se podrá ver a 32 jugadores el sábado y a dieciseis el domingo (al margen de los posibles empatados), con lo que el espectáculo es mucho menor, precisamente, cuando las entradas suelen ser más caras y el público más numeroso. Y para este viaje no necesitamos tantas alforjas…

Total: expertos tiene el European Tour que buscan soluciones atípicas para un Cicuito que tiene difícil competir con el norteamericano y cuyas nuevas fórmulas pueden, quizás, acarrearles más problemas que soluciones.

Los otros tres españoles que pasaron el corte del viernes y se colocaron entre los 32 mejores Nacho Elvira, Pablo Larrazábal y Sebastián García Rodríguez no pudieron ganarse un puesto el domingo.

CRÓNICA DE LA SEGUNDA JORNADA

Cuatro españoles, de los ocho que iniciaron la segunda prueba del Swing de Chipre, el Aphrodite Hills Cyprus Showdown, un torneo peculiar, donde las dos primeras rondas solo servían para clasificarse para la tercera del sábado, pasaron el corte del viernes: Nacho Elvira, Jorge Campillo, Pablo Larrazábal y Sebastián García Rodríguez.

Tras las dos primeras rondas, el líder era el galés Jamie Donaldson, pero su resultado no le vale para otra cosa que para ser uno de los 32 clasificados para la jornada del sábado, a la que pasaron todos los que acabaron con el resultado de 6 golpes bajo el par del Aphridite Hills (par 71). Los que superaron el corte pasan a lo más parecido a una ronda semifinal, que se disputará el sábado 7 y de la que saldrán los mejores dieciseis, y empatados, para luchar por el triunfo, el domingo 8.

Fuera de la prueba se quedaron otros cuatro españoles, la mitad de los que iniciaron el torneo: Alejandro Cañizares, Carlos Pigem, Álvaro Quirós y Gonzalo Fernández Castaño, que se retiró, tras una mala primera vuelta.

El formato del torneo, dotado como el de la pasada semana, con 1.000.000€, que iniciaron 105 jugadores -con los mismos ocho españoles que participaron en la prueba de la semana anterior- es el siguiente: todos los participantes disputan las dos primeras jornadas; tras los 36 hoyos jugados quedan solo 32 jugadores que disputarán una nueva jornada a 18 hoyos, el sábado, de la que saldrán los 16 jugadores que lucharán por el torneo en la jornada del domingo.

No es posible comentar.