Opinión

McIlroy prefiere California a Portugal

 

 

Algunas voces se levantaron, aunque no demasiado altas, cuando el European Tour decidió permitir a Rory McIlroy participar en las Series Finales de la Carrera hacia Dubai, sin haber cumplido la norma de participar en, al menos, trece torneos del Circuito Europeo, para poder continuar siendo miembro del PGA Tour y disputar los cuatro últimos y grandes torneos de la temporada.

Los responsables del Tour explicaron que, debido a la lesión sufrida por Rory McIlroy, cuando jugaba al fútbol con unos amigos la semana antes del Open, el norirlandés no podría cumplir con los trece torneos necesarios para completar su temporada europea. Está claro que en este caso se trataba de una decisión razonable, en «atención a la categoría del jugador, su puesto de líder mundial, en ese momento, y de indiscutible número 1 de la Carrera hacia Dubai». Además se hacía referencia a los distintos compromisos adquiridos por el jugador, lo que no le permitiría jugar más torneos en Europa.

Pero, de pronto, surge el nombre de McIlroy en la lista de participantes del Frys.com Open, y las voces disonantes adquieren un nuevo grado de intensidad. Rory ha preferido jugar en los Estados Unidos, antes que viajar a Europa y hacerlo en Portugal. ¿Qué compromiso tan fuerte con el torneo californiano, primera de las pruebas del calendario del PGA Tour de la temporada 2015/16, que se disputa del 15 al 18 de octubre -ver más información en esta misma página-, obliga a McIlroy a jugar en América y no en el Portugal Masters europeo, donde cumpliría una prueba más de las obligatorias para seguir perteneciendo al European Tour?

Es posible que los 6.000.000 $ que se reparten en California, sean más que suficientes razones, teniendo en cuenta que en Portugal «solo» son 2.000.000 €. Flaco favor le hace McIlroy al golf europeo, y fea respuesta del norirlandés a los responsables del Circuito del Viejo Continente, que han dado la cara por él y le han condonado la participación en alguna prueba europea.

Rory podría haber tomado nota de Padraig Harrington, que también juega en el PGA Tour, pero que está disputando el Portugal Masters. Está claro que son jugadores, actualmente, distintos, pero Harrington tiene dos Jarras de Clarete en su vitrina, mientras que Rory solo puede beber de una, y el irlandés está en Portugal porque le faltan torneos para completar el cupo necesario para mantener activa su Tarjeta.

Claro que, después de conocer la actitud del norirlandés, al más puro estilo independentista catalán, que ha renunciado a su nacionalidad británica -como territorio británico que es su lugar de nacimiento, Irlanda del Norte- para jugar por Irlanda en los próximos Juegos Olímpicos de Río, no extraña nada su preferencia por los viñedos de California, antes que por las magníficas playas, aunque solo sea para verlas porque el agua está muy fría en esta época del año, del Algarve Portugués.

No es posible comentar.