Noticias

Los ‘bolos’ de Tiger: fue cuarto en Malasia y perdió con McIlroy en una exhibición en China

Ver resultados del Cimb Classic en Malasia

 

Tiger Woods, que terminó (-17) en cuarta posición en el CIMB Clasic, en Kuala Lumpur, en Malasia, dotado con 6.100.000 $, que terminó el domingo 28 de octubre, en un torneo ganado por Nick Watney (-22), se enfrentó el lunes siguiente a Rory McIlroy en una exhibición, en China, donde fue derrotado por el norirlandés.

 

McIlroy, número uno del mundo, ganó el partido, celebrado en el campo chino de Jinsha Lake, en el que se pretendía promover la práctica del golf en China, en cuyo territorio se van a disputar los cuatro últimos torneos del European Tour 2012, antes de la final de Dubai.

 

El jugador británico lideró el encuentro, que se disputó en la modalidad de 'medal match-play' (mezcla del habitual de los torneos y el de hoyos ganados), desde el principio hasta el final, aunque pasó algunos apuros en el último tramo del partido, para acabar firmando una tarjeta de cinco golpes bajo par y sin ningún 'bogey'.

 

McIlroy comenzó el duelo de exhibición sumando dos 'birdies' en los tres primeros hoyos, con los que cogió una considerable ventaja sobre su oponente, pero según fueron pasando los 'greenes' el exnúmero uno del mundo empezó a desplegar su mejor juego para ponerse a solo un golpe del norirlandés.

 

En el tramo final, y sobre todo gracias al juego corto desplegado por Woods que le llevó a encadenar varios 'birdies' seguidos, el marcador estuvo muy ajustado, e incluso muchos pensaron que se llegaría a un desempate, pero McIlroy no se dejó llevar por la presión para acabar aventajando en un golpe a su contrincante.

 

TIGER CON BUENA ACTITUD, A PESAR DE LA DERROTA

A pesar de la derrota, el jugador norteamericano se mostró muy contento de haber podido participar en este encuentro de exhibición y haber cumplido con el objetivo de promover este deporte. "Estamos en los puestos 1 y 2 del ránking mundial y se trata de jugar partidos como este para poder promover el juego del golf en el mundo", explicó tras el encuentro.

Asimismo, McIlroy también vio muy positiva su participación en el torneo, que analizó de la siguiente manera. "He comenzado el encuentro muy bien, consiguiendo una pequeña ventaja en los primeros hoyos, pero Tiger ha hecho una buena segunda vuelta con varios 'birdies'. He tratado de mantenerme al frente y lo he conseguido", señaló.

TIGER Y EL CONTROL ANTIDOPAJE EN LOS PRÓXIMOS JUEGOS DE BRASIL

Ante la próxima inclusión del golf como deporte olímpico, en los Juegos de Brasil de 2016, donde los participantes deberán someterse a pruebas antidopaje, como el resto de atletas que acudan a los Juegos Olímpicos, el golfista norteamericano Tiger Woods, que a sus 32 años ha vuelto a la cúpula del golf y ya es segundo del ránking mundial, realizó unas declaraciones acerca de los controles antidopaje en el deporte.

Woods afirmó tener un "gran respeto por los códigos morales" de los jugadores, pero abogó por establecer también en este deporte los test sanguíneos antidopaje.

"Este es un deporte en el que asumimos nuestros fallos. Si la bola acaba entre los árboles, nos culpamos a nosotros mismos. El golf es una deporte diferente", apuntó Woods. Sin embargo,añadió: “sería un paso positivo en la dirección correcta para intentar dar mayor validez a nuestro deporte”.
 

Se da la coincidencia de que Tiger está patrocinado por la multinacional Nike, marca que recientemente retiró su apoyo al ciclista Lance Armstrong por su implicación con el dopaje.

Desde 2009, el golf cuenta con pruebas de orina para detectar un posible uso de fármacos o sustancias que mejoren el rendimiento, como la hormona del crecimiento, la queratina o los esteroides, y ese mismo año, el estadounidense Doug Barrow se convirtió en el primer golfista sancionado con un año de suspensión por dopaje.

No es posible comentar.