Torneos

Dustin Johnson (-30) arrasó en el primer play off de la FedEx Cup, en Boston. Jon Rahm (-16), sexto

Ver leaderboard del Northern Trust Open

Dustin Johnson (67, 60, 64 y 63) arrasó con un acumulado de -30, en el Northern Trust Open, el primero de los play offs de la FedEx Cup, que finalizó en el TPC Boston (par 71) el domingo 23 de agosto.

Johnson, que con esta victoria desplaza a Jon Rahm del liderazgo mundial, y consigue una bolsa de 1.665.000$, de los 9.500.000 que se repartieron en premios, terminó con once golpes de ventaja sobre su compatriota Harris English (-19) y con doce sobre el también norteamericano Daniel Berger.

.Los 30 bajo el par del campo de Johnson no llegan a los 31 bajo par, que ostenta Ernie Els, pero igualan la cifra de -30 conseguida por Jordan Spieth, en sus tiempos gloriosos, no hace tantos años.

El ganador, que firmó el viernes 60 golpes en el TPC Boston (par 71), en la localidad de Norton, junto a la capital del Estado de Massachusetts, y una de las más antiguas de los Estados Unidos empezó a destacarse gracias a la tarjeta de su segunda ronda que inició con una secuencia de birdie, eagle, birdie, eagle, birdie, con lo que tras los primeros cinco hoyos llevaba 7 bajo el par 71 del campo y la primera vuelta la terminó con 27 golpes, 9 bajo el par 36 de la primera vuelta.

En la segunda vuelta, solo dos birdies (10 y 11) y siete pares para terminar. Pudo haber terminado en 57 golpes, pero su ambición le rompió el saco y ni siquiera (sic) pudo firmar un 59. De todos modos, Johnson llego al fin de semana con la vitola de favorito que se fue acrecentando a medida que pasaban los hoyos para terminar con once golpes de ventaja sobre el segundo clasificado.

EL 59 HABÍA LLEGADO

Pero, eso sí, Johnson no pudo firmar el 59, pero ese resultado ya estaba en la Casa Club puesto que el mismo viernes por la mañana lo había conseguido otro norteamericano, un rookie llamado Scottie Scheffler. Nacido hace 24 años en Dallas, profesional solo desde 2018 y licenciado en Finanzas por la Universidad de Texas, Scheffler (70, 59, 67 y 71) aguantó la presión hasta el último día, pero sus 71 golpes del domingo le relegaron hasta el cuarto puesto, magnífico para sus intereses, y llave que le abrió el pase al segundo play off, el BMW Championship, en Illinois, donde solo juegan 70 profesionales.

Entre los 125 mejores del ranking FedEx, que iniciaron en Boston el Northern Trust Open, solo había un español Jon Rahm, aunque no es un jugador cualquiera entre los grandes, sino el Número 1 del mundo al iniciarse la prueba. Jon (69, 67, 67 y 65) no empezó bien, pero fue de menos a más y acabó en una dignísima sexta posición (-16), empatado con Webb Simpson. Muy lejos del ganador, sí, pero es que nadie pudi ni siquiera acercarse a un Dustin Johnson acompañado en Boston por la flauta mágica que, de vez en cuando, le suena a los jugadores.

Mientras los jóvenes como Scheffler se hacen con el poder y, quien sabe si con la gloria, los favoritos se arrastran por las partes bajas de la clasificación. Setenta jugadores pasaron el corte del viernes, establecido en -3. En posiciones intermedias de la tabla quedaron Justin Thomas, Patrick Reed y Rickie Fowler, empatados (-7) en el puesto 49, y en las últimas posiciones se pueden ver nombres que, en teoría, deberían estar en los puestos de cabeza.

Da tristeza contemplar que Tiger Woods acabó (-6) el 58 y eso gracias a su buena tarjeta del domingo, día en el que firmó 66 golpes; peor fue lo de Rory McIlroy que terminó (-2) en el puesto 65, con solo cinco jugadores por debajo en la clasificación.

Ya se sabe que así es el golf y la madre que lo parió. Hoy birdie, mañana mierdi, pero que eso les ocurra a profesionales como Woods o McIlroy da para pensar y mucho, en cómo están llevando esta temporada tan atípica algunos jugadores.

No hay explicación posible, a no ser la propia idiosincrasia del juego, para que se hayan quedado fuera del corte, establecido en -3 y que superaron 70 jugadores, para que se hayan quedado fuera, entre otros, Bryson DeChambeau, Jordan Spieth, Phil Mickelson, Brandt Snedeker, Colin Morikawa o Matthew Fitzpatrick.

Pero así es el golf y solo los aficionados que lo practican pueden comprender estos saltos en los dígitos de las tarjetas que son como el «efecto margarita» del que he escruto más de una vez: un golpe sí, un golpe no; un putt si, un put no; un hoyo sí, un hoyo no; un día sí, un día no…

UN SOLO ESPAÑOL EN LIZA

En esta ocasión, sin que se le pueda echar la culpa a la pandemia, solo hay un español entre esos 125 participantes que iniciaron el jueves 20, el trío de torneos que pone fin a una temporada atípica, y sin público animando a los profesionales.

Tanto Sergio García como Rafa Cabrera se han quedado a las puertas de esta primera prueba, a la que seguirán otras dos, la segunda de las cuales sólo tendrá sitio para los 70 primeros que se clasifiquen en el TPC Boston, en la localidad de Norton, junto a la capital del Estado de Massachusetts, y una de las más antiguas de los Estados Unidos. La tercera estará destinada solo a los treinta elegidos que lucharán por el título final y por el bonus de 15.000.000$ destinados al ganador.

Debido a que esta temporada se han disputado menos torneos, en el TPC Boston y en el BMW Championship, en el Olympia Fields Country Club, en Illinois, la próxima semana, se triplicarán los puntos que distribuyen habitualmente los torneos regulares del PGA Tour: el ganador, en lugar de 500 puntos, sumará 1.500; el segundo clasificado pasará de 300 a 900; el tercero, de 190 a 570, y así sucesivamente.

Naturalmente, todo eso aparte del premio en metálico que es de un total de 9.500.000$ en cada prueba. El pasado año, el ganador del Northern Trust fue Patrick Reed, que se embolsó 1.665.000$, igual que Justin Thomas, que venció en el BMW Championship. El ganador del Tour Championship 2019, el último de los torneos de la temporada fue Rory McIlroy, que también acabó líder de la FedEx Cup.

El que no luchará por el triunfo final será Brooks Koepka, que se ha retirado del torneo de Boston debido a unos problemas de cadera y rodilla y no podrá disputar ninguno de los tres play offs.

Tras The Northern Trust y el BMW Championship conoceremos la lista de los 30 jugadores que disputarán la final del circuito en el East Lake Golf Club de Atlanta, en busca de ese gran bonus final de 15 millones de dólares.

No es posible comentar.