Opinión

Jon Rahm: el Open de España, objetivo inmediato. El Open de St Andrews, el siguiente

En la presentación del Open de España que se celebra en el Club de Campo Villa de Madrid (7 – 10 octubre), Jon Rahm hizo unas declaraciones en las que manifestaba sentirse orgulloso de ser un referente del golf en particular y del deporte español en general.

El número 1 del mundo conoce bien el campo porque venía con su “aita” cuando era un chaval. “Hace dos años, cuando gané -aseguró- fue un gran evento. Claro que me gustaría repetir y así emular a Seve que venció tres veces el Open de España, la última en 1985, en este mismo campo”.

El español nacido en Barrika, cerca de Bilbao -¡que habría sido si su nacimiento se hubiera producido en el mismo Bocho!- hace 26 años, siempre creyó que podría ser capaz de llegar a ser un profesional con cierto éxito: “lo corroboré en 2015 con el quinto puesto en Phoenix siendo aún amateur. Aquello me dio mucha confianza, aún más de la que ya tenía. Sabía que mi nivel estaba ahí, ya antes de ser profesional lo tenía claro”.

UN AÑO DIFÍCIL PARA TODOS

Este ha sido un año muy difícil con todos los problemas que le causó el Covid 19, “como a tanta gente -aseguró-, aunque yo he tenido mucha suerte, dentro de lo que cabe: parece mentira que el Masters se jugase hace sólo cinco meses. En este tiempo ha pasado de todo. Me perdí los Juegos, pasó lo del Memorial, gané el US Open, he seguido con mi vida de padre, todo lo de la Ryder -que no fue una buena semana, aunque seguro que los aficionados disfrutarían al vernos a Sergio y a mí ganando juntos. En conclusión, ha sido un año de muchas experiencias, con más cosas buenas que malas”.

El de la Ryder Cup fue un tema recurrente en la conversación de Jon: “la verdad que sé poco sobre la realidad del equipo americano. No he visto nada en redes sociales, nosotros íbamos a lo nuestro. No sé lo que habrán hecho, pero les ha funcionado. Han jugado muy bien. Ganar una Ryder crea un vínculo, una amistad que pocas cosas te dan. Algo han hecho, puede que sea la juventud de sus integrantes o el hecho de que algunos sean amigos desde hace tiempo, pero haya sido lo que haya sido, ha funcionado”.

RECONOCIDO POR LA CALLE

Seve se quejaba -eran otros tiempos para el deporte del golf en España- de que era mucho más famoso en Gran Bretaña que aquí. Y eso le dolía. Naturalmente el mundo mediático y, aunque el golf no sea un deporte popular, ha cambiado mucho y las hazañas de Rahm ya han dejado huella entre los españoles: “No sé si soy o no, es difícil decirlo cuando no vivo aquí. Me doy más cuenta cuando estoy algo de tiempo por aquí. Ayer pasaron treinta segundos entre que salí del hotel para dar una vuelta y alguien me reconoció. En Bilbao lo entiendo, pero que en Madrid sea tan rápido… Me lo dicen mis padres y amigos, pero no lo noto tanto yo mismo”. 

Rahm es ya un referente para el deporte español como lo pueden ser Rafa Nadal, Pau Gasol o Fernando Alonso. Pero Jon habla con cautela del tema: “no sé si llegaré a esos niveles, pero me encantaría. Rafa Nadal siempre ha sido mi gran ídolo, la persona de la que aprender. Si en un futuro puedo ser un referente para cualquier niño de España, será una gran alegría”.

Y el vasco se refirió al día que compartieron partido: “jugué con él estando yo en la universidad, en Palms Spring, y ojalá que podamos hacerlo otra vez. Le sorprendería a más de uno lo bien que juega. Me hubiese encantado jugar con él. En el Korn Ferry Tour se acostumbra a llevar famosos para animar a la gente a ir al torneo. Me parece bien, pero siempre que no le quite el puesto a un jugador que lo merezca, claro. Si llega a venir Rafa habría sido estupendo, aunque hubiese sido complicado por la cantidad de gente que le habría seguido. Le he saludado alguna vez en el US Open. Creo que juega más al golf que al tenis. Hay mucho deportista que tiene el golf como segundo deporte, es curioso”.

ENTRENAR DURO… SIEMPRE

Para llegar a lo más alto en cualquier deporte hay que trabajar duro y Jon Rahm es de los que no tiene problemas a la hora de trabajar: “cuando entreno tengo como objetivo ser el mejor golfista que pueda ser. Si no hubiese llegado hasta aquí también estaría contento por haber dado todo lo que podía dar. Cuando recuerdo esos momentos pienso en las horas que he metido en los últimos doce años y en las que voy a meter para mantenerme arriba los próximos doce. Siento orgullo y humildad, porque sé lo que voy a tener que hacer para seguir en esa posición”.

Y hablando de objetivos, Rahm también sabe lo que quiere en el futuro inmediato: “ganar el Open de España, ya lo he dejado claro, pero todo depende de muchos factores, entre ellos el tiempo. Hace dos años hizo bueno y se endureció el campo, lo que me favoreció. El -20 es asequible, pero no sé si será más o menos. Pero cualquiera puede tener una buena semana y hacerte muy pocas. Espero que mi resultado sea el justo para ganar”.

Precisamente el propio Rahm tiene el récord con su victoria en 2019, cuando firmó un 22 bajo el par del campo, que igualaba el mismo resultado con el que ganó Kennet Ferrie, en 2003. El récord en una jornada lo sigue teniendo el francés Adrien Mörk, con 62 golpes, logrado en 2006. No confundir a este Mörk, que ahora tiene 42 años, ni con el golfista polaco, nacido en Alemania, Adrian Meronk, ni con el maniático detective americano Adrian Monk. Mucho Adrián en el candelero.

Al referirse a los récords, Rahm aprovechó la ocasión para referirse al de Alejandro del Rey y sus 58 golpes de la pasada en el Swiss Open, en Francia: “cuando me enteré no me lo creía hecho 59 más de una vez entrenando. Pero es que 58… cuesta quitarle tantos golpes a una vuelta. Hacer historia es diferente, los nervios son otros, Es curioso que los dos jugadores que han hecho 58 (Alejandro del Rey y Jim Furyk) no hayan ganado el torneo. Eso te habla del nivel del golf actual. Le deseo lo mejor a Alejandro, es un tío de la cantera con mucho talento”.

En cuanto a los hoyos del Club de Campo Villa de Madrid… “me parece que el 17 es muy bueno, un par 3 complicado al final de la vuelta. No es especialmente difícil, pero es un green tan pequeño que te pide precisión. El 1, el 13… con esas salidas de altura, son preciosos”.

OBJETIVO 2022: EL OPEN DE ST ANDREWS

Aún no ha terminado este año y no tengo pensado mis objetivos para el próximo. Cuando termine me lo plantearé, pero ganar más Grandes es siempre la mentalidad. He sido el primer español en ganar un US Open, así que ser el primero en ganar el PGA no estaría mal. En cualquier caso, ganar el Open sería lo que más me gustaría, y más este año en St. Andrews y en la 150 edición. La combinación campo-torneo es insuperable. Claro que hay otros objetivos, como ganar la FedEx Cup… pero de cara al 2022 ganar el segundo Grande sería el principal”.

En cuanto al golf femenino, Rahm aseguró: “estoy aquí por la Ryder del 97, así que sólo puedo decir que es importante que eventos así vengan a España. Formar parte de equipos europeos es algo muy grande. Es más divertido ganar un hoyo con Sergio que ciertos momentos de un Grande. Son emociones y vínculos especiales. No me sorprendería que fuese un impulso importante para el golf femenino”.







Comentar