Noticias

Gareth Bale jugará el AT&T Pebble Beach Pro Am en California (incluye Ovillejo)

OVILLEJO: BALE NO SERÁ RAHM

Bale ha dado una pista

Golfista

Porque tiene mucha gana

Vana

¿Llegará a ser campeón?

Ilusión

Pensar en ser como Jon

sería para un deportista

incluso Bale, el futbolista,

Golfista, vana ilusión.

EL FUTBOLISTA/GOLFISTA

Gareth Bale, el futbolista galés que tuvo un paso turbulento por el Real Madrid y que, tras su paso por el Totthenham y Los Angeles Galaxy, decidió terminar su carrera profesional tras su participación en el Mundial de Qatar con la selección galesa. Ahora, cuando no ha pasado un mes de su retirada, Bale, un enamorado del golf, va a participar en el AT&T Pebble Beach Pro Am, un clásico torneo de golf que se disputa en Pebble Beach, en la península de Monterey, en el centro de California, del 2 al 5 de febrero. Se trata de un torneo en el que participan 156 profesionales, entre ellos el campeón del US Open, el inglés Matt Fitzpatrick, y el número cinco del mundo, Patrick Cantlay, No estará Jon Rahm, que esta semana juega, precisamente, en California, pero en San Diego, en el Farmers Insurance Open, el torneo en el que logró su primera victoria en el PGA Tour.

El galés jugará no como profesional, sino como aficionado, en un torneo de formato Pro Am, un profesional y un amateur. Los pros suelen estar acompañados por figuras de la política, la economía, el espectáculo, con la actuación de Bill Murray, que no falta nunca y del deporte, como el citado Bale o el quarterback de los Green Bay Packers, Aaron Rodgers, de la NFL, el fútbol americano.

Este es un paso adelante de Bale y sería posible que intentara pasar al profesionalismo, pero para eso necesitará dar muchos más pasos que participar como amateur en un torneo del PGA Tour.

Bale, a sus 33 años, es un enamorado del golf -está alrededor de handicap 3- lo que le granjeó la antipatía de los aficionados del Real Madrid, quizás más acostumbrados a que los jugadores de fútbol vayan de discotecas, en lugar de practicar deportes, en este caso el golf, que no está contraindicado para un deportista profesional. Stephen Curry, por ejemplo, que participa en la NBA con los Golden State Warriors de San Francisco juega al golf, incluso las mañanas del mismo día de partido con su equipo de baloncesto.

CRITICADO POR JUGAR AL GOLF

El problema de Bale es que no supo mantener su afición en un segundo plano. Uno de los momentos en que fue más criticado se sitúa el día de 2020 en el que la selección galesa celebró el pase a la Eurocopa 2020, cuando se fotografió con todos sus compañeros al lado de una pancarta en la que se podía leeer: “Wales. Golf. Madrid. In that order”.

Y así ha sido; el paso del galés por Madrid no será recordado con cariño por los aficionados, aunque hubo otros jugadores británicos que estuvieron en el Bernabéu y que también jugaban al golf. En 2004 llegó al Madrid Michael Owen, procedente del Liverpool que también jugaba al golf siempre que podía. En una ocasión el periodista que esto escribe jugó con él en el desaparecido campo de golf de Somosaguas. Owen pasó también sin pena ni gloria por el Madrid, pero nadie le criticó por su afición al golf.

Bale construyó, en 2018, tres hoyos (pares 3) en su casa de Gales, inspirados en el 17 en Sawgrass, el Postage Stamp en Royal Troon y el 12 de Augusta.

Comentar