Torneos

Fitzpatrick (-6), trigésimo en el Butterfield Bermuda Championship, a nueve golpes de Lucas Herbert

Ver leaderboard del Batterfield Bermuda Championship

Matt Fitzpatrick viajó a Bermudas dos semanas después de su victoria en Valderrama, en un torneo de la PGA donde hay muchas ausencias de jugadores de primera fila. Por supuesto, no hay españoles en liza, en una semana sin torneos en el European Tour y en el Challenge Tour.

Después de cuatro jornadas (71, 68, 67 y 72), el inglés acabó (-6) en la trigésima posición, empatado con otros tres jugadores, y a nueve golpes del ganador, el australiano Lucas Herbert. El vencedor firmó cuatro tarjetas de 70, 65, 65 y 69, para un acumuado de -15 y terminar con un golpe de ventaja sobre el norteamericano Patrick Reed y el neozelandés Danny Lee, que igualaron (-14) en la segunda posición.

Fitzpatrick que ahora ha apocopado su nombre Matthew, que se ha quedado en Matt, no ha dado la talla en las islas. Lo que sí ha confirmado es que, como Arnáus, que se quitó la última á de Adriá y ahora es Adri, o como el australiano Cameron Davis, ganador este año en el Rocket Mortgage Classic, del PGA Tour, se ha quedado en Cam. Cosas de la moda/modernidad.

Con 27 años, el ganador de Valderrama descansó solo siete días antes de viajar a las islas Bemudas (Bermuda, sin ese, para los británicos) y, en concreto a la Parroquia de Southampton, una de las nueve parroquias del país, que se encuentra en el suroeste de la cadena de islas, en la parte occidental de la isla principal.

Allí, en el Port Royal Golf Course (par 71), se disputó un torneo del PGA Tour, el Butterfield Bermuda Championship, sexto de la presente temporada, que finalizó el 31 octubre. Este torneo repartía un total en premios de 6.500.000$ y, realmente, es una prueba puente entre el Zozo Championship, que ganó la pasada semana en Tokio el japonés Hideki Matsuyama, y el World Wide Technology Championship que se disputa (4-7 noviembre) en Mayakoba, en la Riviera Maya mexicana.

EL GANADOR MÁS VETERANO

Brian Gay fue el ganador del pasado año, con lo que se llevó 720.000$ y en esta ocasión, se esperaba que la victoria fuera también para un «desconocido» que aprovechara su oportunidad, ante la ausencia de los Grandes, entre ellos, los españoles, Rham y García, que descansan a la espera de tiempos mejores.

Gay consiguió el triunfo a sus 48 años y es, por ahora, el jugador más veterano ganador de un torneo regular del PGA Tour, honor que tenía, hasta ahora, Davis Love III. Con esa victoria del pasado año, el estadounidense lograba su quinta victoria en el PGA Tour, después de ocho años.

«Es absolutamente una locura”, declaró Gay al terminar el torneo y añadió: «estaba jugando horriblemente mal desde el Covid, y tuve que luchar y trabajar duro para volver”,

No es posible comentar.