Torneos

Mal debut profesional de Javier Ballesteros que no pasó a la Final de la Escuela del Alps Tour

 

 

 

 

Ver leaderboard de la primera fase de la Escuela del Alps Tour

 

Javier Ballesteros, el hijo mayor de Seve, anunció, hace solo un mes, su decisión de hacerse profesional del golf, con sus estudios de Derecho en la recta final y aseguró que iba a presentarse a la Escuela del Alps Tour. En declaraciones a diversos medios de comunicación, Javier, de 24 años, aseguró que su padre «tuvo que recorrer un camino largo y estrecho para iniciarse en el mundo del golf; yo lo tengo algo más fácil pero con el inconveniente de que siempre nos compararán y me exigirán, no lo que hizo mi padre sino la mitad, que ya sería mucho».

 

Javier, que es presidente de la Fundación Severiano Ballesteros, después de que Ivan Ballesteros, sobrino de Seve y primo de Javier, cediera sus derechos sobre la entidad y se fuera a vivir a Hong Kong, no se plantea objetivos: «Voy a empezar poco a poco, como decimos en golf: golpe a golpe y manteniéndome en presente. Empezaré jugando la Escuela del Alps Tour. Estoy muy motivado y convencido de que he dado el paso correcto. Tengo mucha confianza en mí».

 

«En mi debut profesional me acuerdo especialmente de mi padre. Todo o casi todo lo que sé de golf me lo enseñó él y me hubiera gustado que me viera hacerme profesional; estoy seguro de que estaría muy contento y se sentiría orgulloso», afirmó.

Javier, que jugó la primera fase de Escuela, los días once y doce de diciembre, en el campo América de la Cala de Mijas, no pudo superar el corte, aunque se quedó a un solo golpe (ver leaderboard al comienzo de la página y los resultados de la fase final en otra información, en esta misma página).

 

A pesar de no superar esta primera prueba profesional y de estar a años luz de su padre, que había empezado de caddie en Pedreña a los nueve años, a los 17 ya había ganado torneos importantes, y a los 19 fue segundo en el Open Británico, y aunque nadie le va a exigir como golfista «ni la mitad de lo que hizo mi padre», explicó después de quedarse fuera de la fase final del Alps Tour que,  «en líneas generales, he vivido una experiencia positiva si bien los primeros resultados no han sido los esperados».

 

Por ejemplo, Javier se quedó «muy sorprendido» de que el recorrido América de La Cala de Mijas tuviera cinco pares cinco. Es rara esa sorpresa, teniendo en cuenta que su padre, como diseñador, hizo varios campos con seis pares tres, seis pares cuatro y seis pares cinco. Sin ir más lejos, uno de los últimos que firmó, Quinta do Vale, inaugurado en 2008 en el Algarve portugués, a orillas del rio Guadiana, en la frontera de Huelva.

 

La citada primera fase se disputó en los tres campos de La Cala: América, Europa y Asia. Los que pasaron el corte en las tres competiciones, alrededor de doscientos, pasaron a jugar la Final, del 14 al 17, en la que no pudo estar Javier. En cualquier caso, el hijo de Seve ya ha jugado en tres ocasiones en el Alps Tour, como invitado y amateur, y es posible que este año reciba alguna invitación para participar en diversos torneos.

 

 

 

 

No es posible comentar.