Noticias

Tiger -Santa Claus al desnudo- cumplió 41 años

 

 

El 30 de diciembre. Tiger Woods cumplió 41 años. El jugador quiso despedir el año de Mac Daddy Santa, una versión al desnudo de Santa Claus-como se puede comprobar en la foto, distribuida en todas las redes sociales-, que gusta mucho a los hijos del jugador.

A pesar de lo serio que aparece en la foto, distribuida con profusión en las redes sociales, Tiger está feliz, ya recuperado totalmente de sus problemas físicos… y mentales, según parece, y con la idea de volver a ser el que era. Ya inició su regreso a la competición después de quince meses fuera de los campos de golf, de manera oficial, en el Hero World Challenge, el torneo de su Fundación, a primeros de diciembre, donde quedó decimoquinto, de 18 jugadores participantes, entre los mejores del mundo, pero fue, sin embargo, el jugador que más birdies hizo (24) a lo largo de los cuatro días de torneo.

Desde entonces entrena y entrena, y hasta ha jugado en West Palm Beach, con el presidente electo de los Estados Unidos Donald Trump. Sin embargo, durante el mes de enero no parece que los aficionados tengan la oportunidad de volverle a ver jugar.

TIGER, EN FEBRERO

Puede que vuelva antes, aunque no lo ha dicho todavía, lo que ha confirmado Tiger Woods es que estará en el Riviera Country Club, en Pacific Palisades, en California, su tierra natal, en el Génesis Open, del 16 al 19 de febrero de 2017.

Es posible que juegue en uno de los torneos del Swing del desierto, del European Tour, sin que sirva de precedente, y de hacerlo, sería en el Omega Dubai Dessert Classic, del 2 al 5 de febrero.

En todo caso será difícil que juegue en algún torneo del PGA Tour en enero, por la fórmula de alguna de esas pruebas, como la del torneo de Campeones en Hawai donde, como es lógico no puede participar, o en el AT&T Pro Am de Pebble Beach, que también es en California, una semana antes del Génesis.

UN PROGAMA ENIGMÁTICO

La programación de los torneos del Tigre es un enigma, incluso en estas fechas, cuando todos los grandes jugadores tienen planificada su temporada, pero todo en Woods es, ahora, una incógnita. Tras su regreso, desde agosto de 2015, cuando quedó (-4) en los últimos puestos del Hero World Challenge, donde jugaron 18 de los mejores golfistas del mundo, a primeros de diciembre, el jugador sigue sin dar pistas sobre su futuro profesional.

Uno de los motivos por los que Tiger estará en el Genesis Open, es que su Fundación será beneficiada por los ingresos que tenga el torneo: “estoy emocionado por volver a Riviera y competir en el Génesis Open. Aquí es donde empezó todo para mí, explicó Tiger. Fue donde jugué mi primer torneo del PGA TOUR, en 1992, cuando solo tenía 16 años y, pesaba alrededor de 50 kilos. En aquel momento cambió mi vida”.

Woods, cuya Fundación gestiona este torneo, añadió: “es un honor asumir la responsabilidad de esta prueba histórica, que redundará en beneficio de mi Fundación”.

 

No es posible comentar.