Noticias

Europa gana la Junior Solheim Cup después de una remontada histórica


En 2007, Carlota Ciganda formaba parte del equipo europeo que ganaba por última vez la PING Junior Solheim Cup. Catorce años después, y con la capitanía de Annika Sorenstam, Europa ha logrado otro hito al conseguir su tercer triunfo en la competición, primero de ellos al otro lado del Atlántico, y en las filas de este equipo han figurado dos estrellas en ciernes del golf nacional, las madrileñas Cayetana Fernández y Andrea Revuelta.

LA GARRA EUROPEA

Aunando garra, calidad, talento y desparpajo, las europeas han teñido el marcador de azul en la jornada decisiva de individuales y, pese a que el reto era considerable porque partían con una desventaja de cuatro golpes después de la jornada inicial de fourballs y foursomes y estaban obligadas a lograr 8 de los 12 puntos en liza, al final terminaron imponiéndose a las aguerridas estadounidenses en el bello recorrido del Sylvania Country Club, en las afueras de Toledo, la ciudad de Ohio donde también se disputa la Solheim Cup del 4 al 6 de septiembre. La remontada se certificó al vencer en los individuales por 8 & 4.

Aunque la española Andrea Revuelta se quedó corta ante la estadounidense Anna Davis (5 y 4), en los partidos inividuales, otra española Cayetana Fernández luchó hasta el último hoyo y empató su partido contra Yana Wilson, quien presionó a la europea con un putt de 20 metros para salvar el par en el hoyo 18.


El punto decisivo lo anotó la checa Denisa Vodičková, que superó en el 17 a la estadounidense Sara Im y vio cómo sus compañeras se le abalanzaban para abrazarla acto seguido.


Annika Sorenstam, histórica capitana del equipo y muy vinculada al desarrollo del golf femenino amateur a través de su fundación, dejó claro lo que la victoria de su equipo significaba para ella.


“Me siento muy orgullosa y emocionada. Además de a mi familia, he dedicado mucho tiempo a ofrecerle a las golfistas jóvenes lo mucho que el golf me ha dado a mí, y semanas como estas me llenan el corazón de alegría y la cabeza de recuerdos maravillosos. El golf está en buenas manos y estoy deseando ver los éxitos que logran estas chicas en los próximos años”, declaraba Sorenstam.

No es posible comentar.