Viktor Hovland (-16) volvió a ganar el torneo de Tiger en Bahamas. Jon Rahm (-5), octavo

0

Viktor Hovland (-16), en la imagen, repetió triunfo en el Hero World Challenge, el torneo de Tiger, aunque sin Tiger, lesionado. Jon Rahm (-5) acabó en la octava posición.

Ver leaderboard del Hero World Challenge

Viktor Hovland (-16) repetió triunfo en el Hero World Challenge, el torneo de Tiger, aunque sin Tiger, lesionado. Jon Rahm (-5) acabó en la octava posición en el Hero World Challenge la marca india de motos, más vendida en el mundo, que patrocina este torneo, auspiciado por el ex número 1 del mundo. Una prueba ya clásica, en la que por Tiger Woods, en esta ocasión solo ha podido hacer de anfitrión; aunque su deseo era jugar el torneo, el Tigre tuvo que renunciar a su participación debido a una fascitis plantar en el pie derecho.

Jon Rahm volvía a las Bahamas, para disputar eñ torneo de Tiger, junto a diecinueve de los mejores profesionales del mundo que se citan cada año en Albany, en New Providence, la isla más poblada de las Bahamas, donde el español ha ganado en dos de las tres últimas ediciones, y en que hay un montante en premios de 3.500.000$, de los cuales 1.000.000$ es para el mejor. En esta ocasión, el español (73, 71, 68 y 71) solo llegó a los cinco bajo par, empatado en la octava posición con el coreano Sungjae Im.

LOS VEINTE MEJORES DEL MUNDO… PERO MENOS

Lástima que entre esos veinte grandes no estuvieran los nombres que todos conocemos, exiliados, emigrados, expulsados, o como quieren llamarlos, por el PGA Tour, y que ahora esperan la llegada de la segunda temporada del LIV Tour Golf.

Entre los que sí están aparecía Jordan Spieth que sigue teniendo tirón entre los aficionados, pero que empezó tan mal que llegó a tener el dudoso honor de llevar el farolillo rojo tras la primera jornada, con +4. Al final acabó decimoquinto (76, 72, 72 y 69), con un acumulado de +1.

Es curioso, pero entre esos veinte, que están entre los veinticinco primeros del ranking mundial, no estaban ni Dustin Johnson, ni Brooks Koepka, ni Bryson DeChambeau, ni Bubba Watson, ni Patrick Reed, ni Sergio García… Mientras ellos descansan, a la espera de que comience el LIV Tour, que se inicia a finales de febrero, los que les sustituyeron no fueron de dar el espectáculo que se esperaba. De los veinte participantes, catorce le ganaron al campo y el último, Tommy Fletwood, acabó con un deshonroso +7, a ¡¡¡23 golpes del ganador!!!

Tampoco estaba Cameron Smith, el número 3 del ranking mundial, por ahora, que pasa su tiempo de espera hasta que, en febrero, comience el circuito saudí, jugando en su tierra australiana. (Ver más información en esta página web).

Si el PGA Tour no hubiera «castigado» a los jugadores que se fueron al LIV Tour, aunque solo fuera hasta el mes que viene, hubieran estado dando espectáculo en Bahamas, Y, quizás, sin la intransigencia de unos y de otros, el asunto no habría llegado «a las manos» -es un decir por aquello de que en el golf las manos intervienen permanentemente- y no estaríamos asistiendo a un «espectáculo» lamentable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *