Torneos

Europa 15 & USA 13; la Solheim Cup vuelve a casa

(En la imagen, el resultado final de los doce individuales de la Solheim Cup).

Ver leaderboard de la Solheim Cup

Aunque Carlota Ciganda perdió (2&1) su partido de individuales, el lunes 6, día del Trabajo en los Estados Unidos, ante la norteamericana, de ascendencia italiana, Britanny Altomare, el equipo europeo logró vencer (15&13) al norteamericano y repetir el triunfo de Gleneagles, en 2019. La Solheim Cup vuelve a Europa y, concretamente, a España ya que en 2023 se disputará la decimoctava edición en el campo andaluz de Finca Cortesín.

Y fue una debutante, la finlandesa Matilda Castren, la que consiguió el punto que daba la victoria a las chicas europeas, al derrotar (1 arriba) a la siempre correosa Lizzette Salas, la norteamericana de ascendencia mexicana, cuya veteranía obligó a la rookie a emplearse a fondo.

El punto que confirmaba la clasificación (15&13) lo trabajó hasta el final Emili Pedersen que acabó con magnífico putt que superó al de Danielle Kang, en el último hoyo.

En la imagen, sobre estas líneas, la pizarra con el resultado final de los individuales del lunes 6. En la otra imagen, equipo europeo (foto: Solheim Cup)

El combinado europeo defenderá su corona en la Solheim Cup 2023 de Finca Cortesín tras ganar por séptima vez el torneo en el campo de Inverness Club, en la localidad de Toledo del norteamericano estado de Ohio. Europa se ha impuesto por 15-13 al término de la tercera jornada, resuelta con reparto de puntos para ambos conjuntos (6-6).

Consulta de resultados

Tocaba sufrir y se sufrió, como no podía ser de otra forma. El 9-7 con el que comenzó la jornada definitiva, la de los doce individuales, hacía prever un día de nervios en el que las jugadoras de Catriona Matthew tendrían que evitar especular con el marcador; la mejor forma de defender el resultado es atacando.

Las veinticuatro golfistas salieron a por cada punto con el cuchillo entre los dientes. Entre ellas, Carlota Ciganda, que con esta ya suma tres victorias en cinco apariciones en la Solheim Cup. Este lunes le tocaba defender su punto ante Brittany Altomare, que desbarató la misión de la española en el tramo final del duelo.

La estadounidense, por detrás hasta el hoyo 13, se llevó el punto en el hoyo 17 para encabezar una reacción desesperada de su equipo, pero ya era tarde, ya que poco después Matilda Castren metía un putt en el 18 para derrotar a Lizette Salas y, de paso, subir el punto número 14 al casillero del combinado europeo, que de esta forma se aseguraba la retención del título.

Para redondear la tarde, noche cerrada ya en Europa, la danesa Emily Pedersen cerraba el decimoquinto punto con todas sus compañeras a borde de green aguardando para comenzar una fiesta más que merecida. No en vano es la segunda victoria en suelo estadounidense tras la obtenida en Colorado en 2013.

Los análisis postreros de la competición reflejarán el rol importante de Carlota Ciganda, que ha sumado un punto y que ya ejerce de toda una veterana referente para las nuevas generaciones, y la indispensable aportación de jugadoras como la irlandesa Leona Maguire, un magnífico soplo de aire fresco para la Solheim.

Europa, siempre en cabeza

El equipo europeo, al que la española Carlota Ciganda calificó en rueda de prensa como el mejor de la historia a pocas horas del comienzo de la competición, exhibió sus amplias credenciales ya en la ronda inaugural. Tres puntos de ventaja constituyeron el apreciado y apreciable trofeo tras una primera jornada en la que las pupilas de Catriona Matthew rindieron a un elevadísimo nivel, desarbolando por momentos la resistencia de un equipo americano al que le costó encontrar las herramientas para minimizar el impacto del empuje europeo.

El vendaval de Europa se hizo especialmente patente durante la celebración de los foursomes con los que se inició la competición, saldados por un contundente parcial de 0,5-3,5 que generó todo tipo de temores en el cuadro estadounidense.

Obligadas a reaccionar, las estadounidenses ofrecieron una mejor cara en los fourballs posteriores, una fase de la competición que consiguieron saldar con empate a dos puntos para situar el marcador de la primera jornada en un inquietante pero no demoledor 2,5-5.5 para las europeas.

Carlota Ciganda no se estrenó por decisión de la capitana hasta los fourballs vespertinos de esa primera manga. La navarra compartió partido con la alemana Sophia Popov para enfrentarse a las norteamericanas Jennifer Kupcho y Lizette Salas. El duelo, tremendamente igualado a lo largo de todo su desarrollo, se movió entre el empate y un hoyo de ventaja para las estadounidenses durante los 18 hoyos. Cuatro birdies, dos bogeys y doce pares constituyeron la aportación de Carlota Ciganda a un partido extremo, de esos que explican y justifican la celebración de una Solheim Cup, decantado del lado USA en el último hoyo gracias a un oportunísimo birdie de Lizette Salas.

También la segunda jornada concluyó con marcador favorable a Europa (9-7). Y tampoco en esta segunda fecha Carlota Ciganda actuó en los foursomes de la mañana, que se saldaron con un parcial de 3-1 favorable a un cuadro norteamericano guiado por el numeroso público que se acercó a Inverness. El punto logrado por Daniella Kang y Austin Ernst en el hoyo 18 resultó determinante para que las anfitrionas se fueran al breve receso con una amplia sonrisa en los labios.

Sin embargo, los fourballs devolvieron el color europeo al torneo (2,5-1,5). En esta ocasión Carlota Ciganda no sólo participó, sino que además fue clave en el triunfo logrado en compañía de la danesa Nanna Koerstz Madsen en el hoyo 18 ante Jessica Korda y Megan Khang. Ese punto fue decisivo para dejar en ventaja al combinado europeo en la víspera de una jornada definitiva en la que la fiesta ha sido para las visitantes.

Palmarés de la competición

Diez victorias para el conjunto norteamericano, siete para el europeo -cuatro de ellas en las seis últimas ediciones-, constituye el palmarés de la competición hasta el momento, con mención especial para la victoria de Europa en 2019 tras protagonizar una épica reacción en la última jornada en el campo escocés de Gleneagles.

CARLOTA CIGANDA NO ESTUVO FINA

Solo un punto logró ganar Carlota Ciganda, la única representante española en Toledo. La navarra perdió su partido de fourball, haciendo pareja con la alemana Sophia Popov, ante las norteamericanas Jennifer Kupcho y Lizette Salas. Las estadounidenses ganaron -uno arriba- pero el equipo europeo aventajaba al norteamericano por 5.5 & 2.5, al término de la primera jornada.

En la segunda jornada, no fue todo tan bien para las europeas como en la primera. Eso sí, Carlota formaba pareja con la danesa Nanna Koertsz Madsen, y ambas levantaron un partido durísimo ante la mayor de las Korda, Jessica, y Megan Khang. La navarra sumaba su séptima victoria en las cinco participaciones gracias a un ‘birdie’ en el hoyo 15, en un encuentro muy igualado que solo pudieron ganar uno arriba.

Al final, la derrota de Ciganda, que jugó en Ohio su quinta Solheim Cup, ante Altomare no puso en peligro la victoria europea.

CRÓNICA PREVIA

EN BUSCA DEL CUARTO TRIUNFO

Las europeas, que buscan en el Inverness Club, en Toledo, Ohio, su cuarto trofeo en las últimas seis ediciones de este torneo femenino bianual que se celebra con el mismo formato de la Ryder Cup, empezaron la ronda matinal de cuatro foursomes, del sábado, con un resultado de 3.5 a 0.5, lo cual era una buena señal para el conjunto que capitanea la escocesa Catriona Matthew.

La renta de tres puntos se confirmó al terminar los cuatro fourballs de la tarde, con empate a dos puntos. Así, al final de la primera ronda, Europa aventajaba en esos tres puntos a lo Estados Unidos después de la primera jornada celebrada el sábado 4, a pesar de un polémico punto del anfitrión en la tarde de fourball.

Ocurrió en el partido entre las norteamericanas Ally Ewing y Nelly Korda, que se enfrentaban a las europeas Madelene Sagstrom y Nanna Koerstz Maden. Sagstrom levantó la bola de Korda, para dársela por embocada, al borde del hoyo 13 tres segundos antes de los 10 que dicta el reglamento antes de coger una bola que podría caer al hoyo en ese lapso de tiempo, y recibió una sanción que dio el punto fue para a la pareja estadounidense.

Después de empatar los cinco hoyos restantes, Nelly Korda y Ewing ganaron el partido -uno arriba-, entre la frustración de Sagstrom. «Creo en la integridad y el honor del golf, nunca levantaría una bola que tiene la opción de entrar», dijo la sueca.

La segunda jornada, el domingo 5, fue distinta y en ella se registraron los siguientes resultados:

ESTADOS UNIDOS, 7; EUROPA, 9

FOURSOME (GOLPES ALTERNATIVOS)

Kang-Ernst (USA) a Hall-Sagstrom, 1 arriba.

Thompson-Altomare (USA) a Hull-Pedersen, por 2 y 1.

Reid-Maguire (EUR) a N. Korda-Ewing, por 5 y 4.

Salas-Kupcho (USA) a Nordqvist-Castren, 3 y 1.

FOURBALL (CUATRO BOLAS)

Noh-Harigae (USA) a Boutier-Popov, por 2 y 1.

Hull-Pedersen (EUR) a Kang-Ernst, por 3 y 2.

Carlota Ciganda– Madsen(EUR) a J. Korda-Khang, por 1 arriba.

Salas-Kupcho (USA) y Reid.Maguire, empate.

EQUIPOS

EEUU: Danielle Kang, Ally Ewing, Austin Ernst, Lexi Thompson, Jessica Korda, Nelly Korda, Megan Khang, Lizette Salas, Jennifer Kupcho, Britanny Altomare, Mina Harigae, Yealimi Noh. Capitana: Pat Hurst.

Europa: Georgia Hall, Charley Hull, Carlota Ciganda, Sophia Popov, Anna Nordqvist, Leona Maguire, Emili Kristine Perdersen, Matilda Carsten, Celine Boutier, Nanna Koerstz Madsen, Madeleine Sagstrom, Mel Reid. Capitana: Catriona Matthew.

AGENDA

Sábado 4: Cuatro partidos de foursomes por la mañana (desde las 13:30) y cuatro de fourballs por la tarde (desde las 19:00).

Domingo 5: Cuatro partidos de foursomes por la mañana (desde las 13:00) y cuatro de fourballs por la tarde (desde las 18:30).

Lunes 6: Doce partidos individuales (desde las 18:00).

CRÓNICA PREVIA

Carlota Ciganda, en vísperas de las Solheim Cup: «Tenemos un gran equipo, pero nadie podrá animarnos por el protocolo del Covid»

Hay tranquilidad, seguridad y confianza en las palabras de las jugadoras del equipo europeo de la Solheim Cup que comienza el próximo sábado en Toledo, Ohio, aunque ellas son plenamente conscientes de la ardua tarea que afrontan. Ganar en suelo estadounidense no es tarea fácil, y hay quienes hacen de menos al combinado continental dirigido por Catriona Matthew a causa de la abundancia de jugadoras que se estrenan en la competición, pero baluartes como Melissa Reid o Carlota Ciganda consideran que este equipo está a la altura de los mejores de la historia. Así lo dejó patente la española en la rueda de prensa que compartió con las danesas Emily Pedersen y Nanna Koerstz Madsen.


“Creo que contamos con un gran equipo, una mezcla de veteranas y novatas que nos aportan la energía que necesitamos. Y novatas es un término engañoso, porque son magníficas golfistas que llevan jugando de maravilla todo el año. Es el mejor equipo que Europa puede presentar y estamos muy contentas. Nos lo pasamos bien dentro y fuera del campo, y esa va a ser la clave esta semana”, recapitulaba la navarra.

CINCO SOLHEIMS, CINCO


Los galones que le otorgan sus cinco (con esta) Solheim Cups disputadas y la garra que siempre le ha caracterizado le permiten valorar una de las situaciones más peliagudas de esta competición: el tee del 1. En Inverness Club, además, las salidas del 1 y del 10 están pegadas y rodeadas de gradas, con lo que se convertirán en una auténtica caldera en ebullición.


“Habrá mucho ruido y muchos fans estadounidenses. Creo que es genial que estén esas calles así dispuestas. El tee del uno en la Solheim Cup es muy especial. Hay que vivir el momento y disfrutarlo. Todas nos vamos a poner nerviosas, pero es importante disfrutar del momento”.


Al margen de la curiosidad de estas salidas, Carlota Ciganda también tuvo tiempo para analizar una histórica sede que ha albergado numerosos grandes y un gran número de campeonatos estadounidenses organizados por la USGA.


“Es un gran campo de golf. Creo que va a estar complicado, muy firme, seco y rápido, ya que no se espera que llueva. Será parecido a jugar un grande, ya que si fallas el green cuesta mucho recuperar. Hay que coger greens y dejarte oportunidades de birdie… aunque en última instancia se trata de match-play y has de ganar a quien tengas enfrente”, explicaba la española.

MI SEMANA PREFERIDA


La situación actual ha provocado que Carlota Ciganda afronte esta competición de manera distinta a las cuatro Solheim Cups que ha jugado hasta la fecha, ya que a su lado no estará su familia ni contará con el apoyo del público europeo.


“Solo hemos venido mi novio y yo. A mi familia le hubiera encantado venir, pero no hemos podido conseguir los permisos necesarios para que viajen y a mucha gente le ha pasado lo mismo. Es una pena no tenerlos aquí ni tampoco contar con fans europeos por el cierre de fronteras por el covid. En cualquier caso, llegamos con ganas de pelear. Sabemos que nos ven desde casa y que todos nos apoyan. Vamos a darlo todo para ganar esta semana”, añadía Ciganda.


Pese a las dificultades, y recurriendo al tópico, la navarra tiene esta cita marcada en rojo en el calendario y confía en las posibilidades de su equipo.


“Me encanta la Solheim Cup. Es mi semana preferida del año. Me encanta jugar por Europa, por el equipo, por la copa. Me encanta el ambiente, ya sea dentro del vestuario, fuera o jugando. Este año habrá muchos aficionados estadounidenses y no va a ser fácil, pero nos esforzaremos y competiremos al máximo. Creo que tenemos uno de los mejores equipos europeos de la historia”, agregaba Ciganda.

“Todas están jugando muy bien. En el Open Británico, cuatro de las chicas quedaron entre las cinco mejores y se nota. Todas jugamos en Estados Unidos y eso es importante, sobre todo en esta edición que se disputa aquí. Todas jugamos en el LPGA contra las mejores, y eso hace que te superes porque te enfrentas a campos difíciles y a las rivales más duras”.

LA SOLHEIM EN ESPAÑA


Para acabar, y aunque en el mundo del golf se considera que anticiparse es un pecado mortal, a Carlota Ciganda no le importó mirar hacia el futuro para opinar sobre la edición de la Solheim Cup que por primera vez se jugará en Finca Cortesín (Costa del Sol, Andalucía) en 2023.


“Estoy muy ilusionada. Tener una Solheim en España, en Andalucía, es increíble. Estoy muy feliz de que se haya hecho realidad. Me encantaría estar en ese equipo y ganar allí la Solheim para todos, para España y para Europa. Para nuestro golf es una maravilla saber que podemos organizar torneos de esta magnitud. España es uno de los mejores países, en todos los sentidos, y ojalá todo salga bien y que Europa gane esa copa.

La Solheim Cup 2023, acontecimiento de excepcional interés público cuya sede oficial es Finca Cortesín, está patrocinada por PING, Costa del Sol y Rolex como global partners; y por Andalucía, Acosol, el Ayuntamiento de Marbella y el Ayuntamiento de Benahavís como official partners, y Reale Seguros como official sponsor. Solán de Cabras, Eversheds Sutherland y el Ayuntamiento de Casares son proveedores oficiales. Marca y Radio Marca son medios oficiales. Colaboran en su organización LET, LPGA, RFEG, CSD, RFGA y Deporte & Business.

No es posible comentar.