Adrián Otaegui (-16), segundo, cedió el triunfo del Alfred Dunhill, en Sudáfrica, a Ockie Strydom

0

Adrián Otaegui (-16) acabó segundo, a dos golpes de Ockie Strydom, en el Alfred Dunhill Championship que finalizó el domingo 11 en Sudáfrica.

(En la imagen, bajo estas líneas, un aspecto del recorrido de Leopard Creek durante la primera ronda del torneo, con un animal salvaje, pero pacífico, en medio de la calle por la que pasan los jugadores, algunos de ellos en pantalón corto).

Resultados completos

Adrián Otaegui (-16) acabó segundo, a dos golpes de Ockie Strydom, en el Alfred Dunhill Championship que finalizó el domingo 11 en Sudáfrica. El español (70, 69, 65 y 68) no pudo repetir su magnífica tarjeta de siete golpes bajo el par 72 del Leopard Creek C.C. de la tercera jornada y, aunque estuvo en cabeza al comienzo de los últimos nueve hoyos del domingo, al final cedió la que hubiera sido su quinta victoria en el DP World Tour, por solo dos golpes de diferencia.

Los cuatro birdies del sudafricano, por los dos del español, en los últimos nueve hoyos del recorrido marcaron una diferencia que, hasta ese momento, no era tal. Pero, al final, Otaegui no pudo culminar lo que habría sido un triunfo que habría seguido al de otros tres españoles que lograron la victoria en esta clásica prueba sudafricana: Álvaro Quirós (2007), Pablo Martín Benavides (2010 y 2011) y Pablo Larrazábal (2020).

Strydom un desconocido sudafricano de 37 años que, a pesar de su edad solo cuenta con una victoria en el Sunshine Tour, el circuito sudafricano en el que si es muy conocido, sobre todo por sus muchos segundos puestos, ha logrado (-18) la victoria más importante de su vida. Con cuatro tarjetas de 68, 70, 63 y 69, el sudafricano, que fuma durante el recorrido, algo que debería prohibirse en los torneos oficiales, terminó sin nervios -quizás por la ayuda del cigarrillo-, dejó a Otaegui sin victoria y se embolsó los 255.000€ que correspondían al ganador, del 1.500.000€ que se repartían al premios. Al vasco le correspondieron 165.000€ lo que no está nada mal para ayudarle a pasar las Navidades en familia.

Este ha sido el penúltimo torneo del año en el DP World Tour. La próxima semana (15-18) el calendario del año se cierra con la prueba que se disputa en Isla Mauricio, con 1.000.000€ en premios.

UN TORNEO EN PANTALÓN CORTO Y SIN PÚBLICO

Debido a las altas temperaturas y a la humedad reinante, los responsables del DP World Tour, han permitido a los jugadores el uso de pantalón corto durante el recorrido oficial del impresionante recorrido del Leopard Creek, situado en la localidad sudafricana de Malelane. El campo tiene como frontera el río Cocodrilo, que le separa del Parque Kruger, con su fauna salvaje a la vista de los jugadores. Algunas de las especies que no son peligrosas se pasean por las calles del campo y el resto de los animales ambientan un torneo donde los espectadores brillaron por su ausencia.

CUATRO ESPAÑOLES PASARON EL CORTE

De los seis españoles participantes, cuatro pasaron el corte. Tras Otaegui, de los tres restantes, Santiago Tarrío (-4) acabó el 41 y los otros dos cayeron en picado: Jorge Campillo, al par, se hundió tras firmar 79 golpes el domingo y terminaren el puesto 52 y Alejandro Cañizares (+4) no pudo con los dos recorridos del fin de semana y terminó el 68 de los 76 jugadores que pasaron el corte. Cañi, que hizo un largo viaje -más de 10.000 kilómetros y 15 horas de vuelo- desde Australia hasta Sudáfrica, para aprovechar el puesto logrado en este Alfred Dunhill Championship sudafricano, gracias a su Top Ten en el Open de Australia, iba perdiendo fuelle desde el jueves; el madrileño (69, 69, 73 y 81) descendió muchas posiciones el sábado, pero estaba (-5) en el puesto 32; sin embargo, su tremenda tarjeta de nueve golpes sobre el par del campo del domingo, le provocaron una caída que le dejó a seis puestos del farolillo rojo. Aunque solo logró embolsarse 3.225€ que apenas le sirvieron para pagarse el largo viaje, lo mejor es que Cañizares, que no tiene la Tarjeta para esta temporada del DP World Tour, si tiene que estar contento por saberse con esa plaza en The Open, el próximo mes de julio, conseguida en Australia.

Los dos españoles que se quedaron fuera del corte fueron Ángel Hidalgo (+2) y el rookie Alejandro del Rey (+4), que jugaba su tercer torneo sudafricano, después de pasar los dos cortes en sus anteriores pruebas, y que en esta ocasión no ha tenido fortuna y estará fuera del fin de semana. El corte se estableció en -1 y lo superaron 76 jugadores de 156 que iniciaron la prueba.

En el torneo participan, como es lógico, mayoría de jugadores sudafricanos; entre los que están destaca Ernie Els, el veterano de 53 años que es toda una institución en Sudáfrica, Louis Oosthuizen y Charl Schwartzel, ambos jugadores del LIV Tour que aprovechan este tiempo, a la espera del primer torneo del circuito saudí, a finales de febrero, para ir poniéndose en forma, gracias a la autorización del DP World Tour para que jueguen en sus competiciones, aunque están «expulsados» del PGA Tour.

A falta de una rondas Els (-6) empata en el puesto 32 y Oosthuizen acabó (-13), decimotercero. Schwartzel (+4), empatado con el madrileño Del Rey, no pasó el corte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *