Torneos

Fitzpatrick (-15) ganó el DP World Tour y Westwood la Carrera hacia Dubai. Adri Arnáus (-7), décimo

(En la imagen, Lee Westwood con el Trofeo Harry Vardon, que le acredita como ganador de la Carrera hacia Dubai; bajo estas líneas, Matthew Fitzpatrick, vencedor del DP World Tour Championship, la Gran Final de la Carrera hacia Dubai).

Ver leaderboard del DP World Championshi

El infausto 2020 acabó con la apología del golf inglés en el último torneo del año y de la temporada del European Tour. Matthew Fitzpatrick (-15) venció en el DP World Tour Championship, la Gran Final de la Carrera hacia Dubai y Lee Westwood, a sus 47 años logró su tercera victoria en la Carrera hacia Dubai, veinte años después de que lograra levantar, por primera vez, este trofeo dedicado a Harry Vardon.

Westwood logró superar a Patrick Reed, que partía como número 1 del ranking europeo y como gran favorito para la victoria, a pesar de quedar segundo en el DP World Tour, y gracias a la victoria de su compatriota Fitzpatrick, de 26 años, que logró su segundo triunfo en la Gran Final de la Carrera hacia Dubai y propició que Westwood, como segundo adelantara al norteamericano Reed, que acabó tercero (-13) en el torneo, empatado con el joven noruego Viktor Hovland y no consiguió los suficientes puntos para coronarse campeón de la Carrera hacia Dubai. Al final, en el ranking, el primero fue Westwood, el segundo Fitzpatrick y el tercero Patrick Reed.

FITZPATRICK, BRILLANTE VENCEDOR

Aunque terminó (-15) el torneo con un solo golpe de ventaja sobre Westwood, Matthew Fitzpatrick fue un brillante vencedor del DP World Tour Championship que finalizó el domingo 13 en el recorrido Earth (Tierra) del Jumeirah Golf Estates de Dubai. Gracias a su buen manejo del putt, es uno de los mejores del Circuito Europeo, por no decir el mejor, el inglés, que tuvo hasta tres golpes de ventaja sobre sus perseguidores, pudo llegar al complicado y bello par 5 del hoyo 18, con la opción de victoria con solo hacer el par. Y lo hizo de forma muy inteligente, para lograr el triunfo y, de paso, la segunda plaza de la Carrera hacia Dubai, relegando, como queda dicho, a Patrick Reed, a la tercera posición, tanto en el torneo -donde empató (-13) con el noruego Hovland, como en la Carrera hacia Dubai.

La victoria en el torneo dubaití le ha supuesto a Fitzpatrick un premio de casi 2.500.000€ de los 8.000.000€ que se repartían en premios, además del bonus acumulado por quedar en la segunda posición. En cuanto a Westwood, la segunda plaza de la prueba le reportó 700.000€, a los que tiene que añadir el bonus de 2.000.000€ por su liderazgo final en la Carrera hacia Dubai.

APOTEOSIS DEL GOLF INGLÉS

En Gran Bretaña, cuna del golf, aunque los historiadores busquen inicios extraños, posiblemente con razón, en otras partes del mundo, los que triunfan son los golfistas ingleses, con escoceses y galeses a verlas venir.

Seis son los ingleses que han terminado entre los diez primeros del último torneo del año: Fitpatrick (1), Westwood (2), Canter (5) Hatton (8), y Fleetwood y Sullivan, empatados (10).

Y en la Carrera hacia Dubai, cinco de ellos han quedado en el top ten: Westwood (1), Fitzpatrick (2), Fleetwood (4), Rai (8) y Hatton (9).

ADRI ARNÁUS EN EL TOP TEN

Adri Arnáus (-7) acabó en la décima posición, empatado con otros tres jugadores: los ingleses Tommy Fletwood y Andy Sullivan y el norteamericano Collin Morikawa que, a priori, llegaba a Dubai desde los Estados Unidos como uno de los favoritos para el triunfo. Arnáus salía el domingo en el antepenúltimo partido con Viktor Hovland. El español (71, 68, 67) y el noruego empataban (-10) en la segunda plaza y se emparejaban para la disputa de la última y definitiva ronda. Arnáus no estuvo fino en la jornada dominical y a sus tres tarjetas anteriores, muy buenas la segunda y tercera, añadió una de 75 golpes, que le relegaron del top 5 al top 10 definitivo.

Buena actuación, en cualquier caso del catalán, que ha fijado su residencia en Dubai, y que ha tenido luces y sombras en esta insólita temporada, pero con un final que le ha reportado algo más de 80.000€ que le servirán para seguir estando en disposición de buscar puestos de cabeza en la temporada próxima.

El segundo de los españoles fue otro Adrián, el vasco Otaegui que acabó (-6) decimocuarto. Otaegui (75, 66, 73 y 68) superó sus malas tarjetas de la primera y la tecera rondas, con una magnífica de seis bajo el par del viernes 12 -solo superada por los cuatro jugadores que encabezaban la clasificación- en el Jumeirah Golf Estates dubaití, y otra no menos interesante de cuatro bajo par el domingo, lo que le hizo ascender muchas posiciones hasta el puesto 14, empatado con un nutrido grupo de jugadores pero que tuvo una recompensa de casi 60.0000€.

El torneo se está jugando en el mismo Resort, pero en un recorrido, el Earth (Tierra), par 72, muy diferente del Fire (Fuego) y mucho más difícil del que se jugó la pasada semana el Golf in Dubai, donde el vencedor, el rookie francés Rozner logró la victoria con un exagerado 25 bajo par y que esta semana, acabó (-2) el 36.

El tercero de los españoles fue Pablo Larrazábal que con su acumulado de +1 terminó en el puesto 48 de los 65 participantes en esta prueba final del European Tour, que repartía 8.000.000€ y se jugó sin corte.

Jorge Campillo finalizó el último de los cuatro españoles que participan en el DP World Tour Championship, la Gran Final de la Carrera hacia Dubai 2020. El extremeño, que no ha acabado bien la temporada, inició la prueba en el puesto 25 del ranking europeo y acabó la primera vuelta al par, pero sus 74 golpes del viernes le hicieron descender (+2) hasta el puesto 40 y su tarjeta del sábado, al par, le llevó a empatar en el 46; su 72 del domingo le dejó en el puesto 57, poco acorde con su categoría.

En la Carrera hacia Dubai, el primero de los españoles es Jon Rahm, en el puesto 22, que declinó su presencia en la prueba, tal y como se explica bajo estas líneas; Adrián Otaegui es el segundo de los españoles, en el puesto 25; el tercero, Campillo, en el puesto 30; Larrazábal es el 34 y Adri Arnáus, que iniciaba la prueba en el puesto 57 del ranking termina el 39.

Destacó por lo insólito de su primera tarjeta, el 79 de Wilco Nienaber: el joven y prometedor sudafricano, de 20 años, que con su +7 llevó el farolillo rojo tras la ronda incial; con sus 70 golpes del viernes ascendió (+5) hasta el puesto 58 y sus 67 del sábado le colocaron ya, al par, en un honroso puesto 38. Finalmente, otro 67 del domingo, le dejó en la posición 23, mucho más acorde con su categoría y con el futuro que proclama.

Con la retirada del norirlandés Graeme McDowell 64 jugadores fueron los que terminaron la prueba.

CRÓNICA PREVIA

Las ausencias de Rahm y García

Jon Rahm, número 20 del ranking, ha decidido quedarse en los Estados Unidos y no defender su título en Dubai «porque no quiere poner en riesgo a su familia debido a la pandemia» y, especialmente porque su mujer, Kelly Cahill está embarazada de cinco meses y se espera que el bebé nazca para las fechas del Masters de Augusta -«y si nace en esa época tampoco iré al Masters», ha confesado-.

Sergio García, convaleciente del Covid-19 no viajó a Dubai pero, en cualquier caso no se hubiera clasificado para la prueba, ya que no está entre los 60 mejores -es el 83-. De ahí que, con Campillo, estarán en el tee de salida de este DP World Tour Championship, Adrián Otaegui (28), Pablo Larrazábal (31) y Adri Arnáus (51).

En total son 65 jugadores los presentes en el Jumeirah Golf Estates, sesenta y un clasificados por el ranking -Joost Luiten es el que está de non en esa lista, y cuatro «invitados» entre los jugadores que no tienen Tarjeta del European Tour, pero que se encuentran entre los 75 mejores del mundo.

Hay once jugadores, clasificados entre esos 60 mejores, que han declinado su presencia en Dubai, a pesar de los 8.000.000$ que se reparten en premios, la cantidad más elevada de todos los torneos del Circuito Europeo, y de los diez primeros del ranking faltan a la cita el octavo, el sudafricano Louis Oosthuizen y el australiano Lucas Herbert que han preferido decir adiós a la temporada y evitarse un viaje tan largo.

Además, tampoco estarán en Dubai Paul Casey (12), Rory McIlory (17), el ya citado Jon Rahm (20), Shane Lowry (35); Adam Scott (37), Tony Finau (40), Ryan Fox (47), Abraham Ancer (50) y Min Woo Lee (56).

Ancer, Oosthuizen y Finau juegan esta misma semana (10-13) el QBE Shotout, un torneo de dobles, con 12 parejas, que se disputa en El Tiburón, el campo de Greg Norman que se encuentra en Naples, Florida y que reparte 3.600.000$. El pasado año, el triunfo fue para la pareja formada con Rory Sabatini y Kevin Tway.

Al margen de los motivos de cada uno, y aunque alguna de las ausencias esté justificada por miedo a los viajes largos con el Covid 19 como espada de Damocles, lo cierto es que muchos de los que faltan demuestran su escaso apego al Circuito Europeo y no merecen ser miembros de un Tour al que desprecian olímpicamente ya que solo juegan los torneos Grandes que son valederos para el European Tour, y esos puntos conseguidos en los Majors son los que les mantienen entre los mejores del Circuito Europeo, de manera ficticia, ya que no compiten nunca en los torneos regulares, algo que, por otra parte es comprensible, teniendo en cuenta los premios que se reparten en el Tour apellidado del Viejo Continente, que se pasa más tiempo en otras tierras que en las europeas. Cosas del parné.

No es posible comentar.