Noticias

Tiger, con dolores de espalda, se retira en Torrey Pines

 

 

(En la imagen, que ha recorrido todas las redes sociales, Tiger Woods se lleva el brazo derecho a la dolorida espalda, un movimiento que repitió cada vez que daba un golpe largo. Al final tuvo que abandonar después de dar el golpe de salida en el par 3, hoyo 13 del campo Norte de Torrey Pines, en California).

 

(El Farmers Insurance Open podrá verse en Canal + Golf (55) del jueves al sábado 7 de febrero, a las 21.00 horas. El domingo será a las 21.30. Siempre una hora menos en Canarias).

 

 

Ver leaderboard del Farmers Insurance Open 

A Tiger Woods le persigue la desgracia. Solo pudo jugar doce hoyos en la primera jornada, el jueves 5 de febrero, y tuvo que retirarse del Farmers Insurance Open, en California, con dolores en la espalda. Había terminado al par del campo los primeros nueve hoyos, que eran los segundos del recorrido del Campo Sur, teóricamente el más asequible de los dos de Torrey Pines, en La Jolla, en la localidad californiana de San Diego, donde se juega el torneo (5 – 8 febrero), ya que había salido por el hoyo 10.

El ex número 1 del mundo no estaba realizando su mejor juego, pero el approach y, sobre todo, el putt, volvían a ser decisivos en su juego. De todos modos, tras pegar cada golpe largo, Tiger se echaba el brazo derecho hacia la espalda y en su cara se reflejaba un gesto de dolor. Desde luego no daba la sensación de poder terminar el recorrido. A pesar de todo, Woods acabó los nueve primeros hoyos con el par del campo.

El hoyo 1 (su décimo hoyo) lo terminó al par, pero el 2, sufrió con el approach, que jugó sin concentración alguna y firmó un doble bogey. Al llegar al hoyo 3, par 3, Tiger salió desde el tee; su bola no llegó al green y cuando el jugador entró en la zona de putt, sin siquiera jugar el segundo golpe, dio la mano a sus compañeros, Rickie Fowler y Billy Horschel y se marchó para casa con todo el dolor físico de su espalda y psíquico del corazón. Es destacable la actitud de Horschel que, al ver el estado de Tiger, le recogió todos los tees en la salida, para evitar a su compañero agacharse y sufrir más dolores todavía.

LA «MALDITA NIEBLA»

Tiger Woods achacó su lesión -cuyo alcance aún no se conoce, aunque se confía en que no sea una secuela de la operación que le ha tenido varios meses fuera de los fairways- a la espera que tuvo que soportar hasta llegar al tee de salida. Debido a la intensa niebla sobre Torrey Pines, el torneo se retrasó dos horas y media -al final, la primera ronda no pudo terminarse- y esa fue la causa del problema de Tiger, según explicó el jugador: «estaba en perfectas condiciones para salir al campo en el horario previsto. Había hecho estiramientos y dado bolas en el campo de prácticas antes de iniciar el juego, Pero llegado ese momento se nos avisó del retraso debido a la niebla. Exactamente no sabíamos el tiempo que íbamos a tardar en comenzar y cuando, dos horas después nos dijeron que nos teníamos que preparar, fui al campo de prácticas y noté que la espalda se me había bloqueado y que no era capaz de mover el cuerpo para dar el driver y los golpes largos. A partir de ahí vinieron los problemas y los dolores que habían comenzado en el campo de prácticas se hicieron insufribles al llegar a la segunda vuelta. Estoy desolado. Ahora, a ver que dicen los médicos».

Y Tiger se subió a su coche y, conduciendo él mismo, se marchó para el hotel.

No es posible comentar.