Viajes

Singapur: isla, ciudad y estado, donde nunca se duerme

 

 

 

(En la imagen, la estatua del rey de la selva, mitad león, mitad pez, símbolo de Singapur, situada en el Parque de Merlión, con la abigarrada ciudad -la pequeña Manhattan- al fondo. Bajo estas líneas, una imagen del Sentosa G.C. y otra de la isla de Sentosa. Fotos: Wikimedia Commons).

 

 

 

En Singapur, una increíble isla, ciudad, estado… el país más pequeño del sudeste asiático, donde la densidad de la población es mayor que la de Mónaco, y donde no hay paro, se ha ido ganando terreno al mar y se ha convertido en el cuarto centro económico mundial. Es además uno de los principales destinos turísticos en esta zona del mundo con más de diez millones de visitantes al año. La isla de Sentosa (que significa paz y tranquilidad en malayo) es una isla que destaca por ser un magnífico destino turístico dentro de Singapur, de la que se habla, líneas abajo, en este mismo reportaje, fue sede del Barclays Singapore Open, en años anteriores, y en este 2017, acoge el SMBC Singapore Open, en el Sentosa G. C. que abre la temporada del Circuito Asiático, en el que participan tres españoles, entre los que destaca Sergio García. (Ver reportaje en esta misma página).

 

Sentosa G.C. Singapur

 

EL CLIMA EN SINGAPUR

Su clima es tropical con temperaturas que se sitúan entre los treinta grados centígrados de máxima y los veintitrés de mínima durante todo el año. La humedad es alta y suele hacer un fuerte bochorno.

Dicen que cualquier hora del día o de la noche, es buena para visitar Singapur, una ciudad que parece que nunca  duerme. Pasear por el río o comer en cualquiera de los restaurantes, o incluso puestos callejeros, que lo rodean es toda una experiencia.

 

LA ISLA DE SENTOSA

Sentosa_isla singapur

 

Sentosa está a sólo medio kilómetro de distancia de la costa sur de la isla principal de Singapur. Es la quinta isla más grande de Singapur. El setenta por ciento de su superficie está cubierta por la selva donde viven lagartos, monos, pavos reales, loros, y de otros tipos de fauna y flora autóctonas. Son famosas sus playas de arena blanca.

A Sentosa se llega desde el continente a través de una vía conectada a la isla principal Singapur o en teleférico, desde el Monte Faber. En su recorrido cruza el paseo marítimo del puerto. La opción más rápida es el Sentosa Express un monorail que en tan solo cuatro minutos transporta al viajero hasta el centro comercial VivoCity en el continente.

EL CANGREJO, EL PLATO MÁS TÍPICO

La Gastronomía de Singapur refleja la mezcla étnica y la diversidad de culturas que conviven en su territorio. Su cocina está influenciada por las costumbres malayas, chinas e indias pero también por Occidente dada su etapa colonial.

El cangrejo es el plato más típico de Singapur. Lo cocinan a la pimienta, al chile o de cualquier otra forma. También es muy popular, sobre todo entre los turistas el Satay, consistente en  brochetas marinadas de pollo o cerdo con salsa de cacahuete. En su amplía oferta gastronómica destacan también el Char Kway Teow: Tallarines de arroz con ajo, carne, gambas y diversas salsas el arroz con pollo  y el Roti Prata que, aunque es un plato original de La India, es ya un clásico entre los habitantes de Singapur. Es una tortita que puede llevar en su interior diferentes ingredientes.

Un buen lugar para desatar estos platos es Clarke Quay, a orillas del río Singapur Acoge decenas de restaurantes, tiendas y locales de copas. Ocupa cinco manzanas con casas de antiguos almacenes rehabilitados. Durante el siglo XIX, Clarke Quay fue el centro comercial de Singapur. Dicen que el mejormomento para visitar Clarke Quay es por la noche, cuando las luces y el ambiente combinan a la perfección.

Otra posibilidad nos la brinda Boat Quay, en la orilla sur del río. Es el lugar preferido de los extranjeros que viven en Singapur para cenar y tomar una copa. Ahí están algunos de los mejores bares, pubs y restaurantes de la ciudad. Circular Road, una calle paralela a Boat Quay es la zona de copas más elegante. Durante el siglo XIX Boat Quay era el centro financiero de Singapur. Se dice que en 1960 tres cuartas partes de los intercambios comerciales del país se realizaban aquí.

LA CIUDAD DE LOS LEONES

El Puerto de Temasek o «Ciudad del Mar» como antiguamente se denominaba, fue destruido por los japoneses en el siglo XIV y rebautizado como Singapur, «Ciudad del León», por el príncipe Parameswara, fundador del Sultanato de Malaca.

Una de las mejores zonas para admirar la ciudad es el Parque de Merlion, símbolo de Singapur. Mitad pez y mitad león, Merlion es su imagen desde 1964. La cabeza representa al león que descubrió el príncipe Sang Nila Utama cuando re-descubrió Singapur en el siglo XI. La cola de pez el pasado pesquero de la ciudad, cuando aún se conocía como Temasek. En el parque hay dos estatuas de Merlion, la de mayor tamaño escupe agua a la bahía y es la más famosa.. Raro es el turista que no se lleva de recuerdo una foto debajo del agua que arroja el curioso felino.

DE LA PESCA AL CENTRO DE NEGOCIOS

Singapur era una aldea de pescadores hasta que 1819 Sir Thomas Stamford Raffles, la compró al sultán de Johore en nombre de la Compañía de las Indias Orientales, con el fin de abrir una ruta a China e impedir el avance los Neerdanleses en la zona. Cuatro años después la Compañía incorporó Singapur al principado británico de Bengala. En 1826, junto a Malaca y Penang, pasó a formar parte de las Colonias de los Estrechos, dependiente del gobierno británico. En 1837 se convirtió en capital de las Colonias sustituyendo a Penang.

Su posición estratégica y su estatus de puerto libre hicieron de Singapur un importante centro comercial, convirtiéndose en el centro mundial del caucho. Los navíos británicos utilizaban su puerto para sus escalas entre la metrópoli y Hong Kong, Indochina y Japón. Su importancia que se incrementaría con la apertura del canal de Suez en 1869.

En la Segunda Guerra Mundial, Singapur fue ocupada por los japoneses durante tres años. La llamaron Syonan o «Luz del Sur». Tras ser recuperada por las tropas británicas, en 1946 Singapur recibió el estatuto de colonia británica, separada de Penang y Malaca.

Tras varias revueltas, en 1959 Gran Bretaña reconoció la autonomía del estado de Singapur, dentro de la Commonwealth.

En 1963, Singapur consiguió la independencia total y se integró en la Federación de Malaya pero dos años después, en 1965, se separó de la Federación por discrepancias con el gobierno federal y se convirtió en Estado soberano.

MEZCLA DE CULTURAS

Conocer Singapur es entrar en sus distintos barrios. Little India (Pequeña India) es uno de los más característicos. Su olor a incienso y a especias, las ropas de colores, la arquitectura y las tiendas son algunas de las cosas que lo hacen especial. Destacan sus templos, el Tekka Centre yt Little India Arcade.

Para las compras es parada obligada, el Mustafá Centre, un gran centro comercial que no cierras por la noche.

Sri Veeramakaliamman es el templo más importante de la comunidad hindú y fue construido en 1881.

Otro barrio, el chino surgió en Singapur en 1821 cuando llegó a puerto el primer junco procedente de Xiamen. Los pasajeros, todos hombres, se establecieron en la parte sur del río Singapur, zona hoy conocida como Telok Ayer. En Chinatown está el Centro Patrimonial del barrio chino (Chinatown Heritage Centre), un museo de tres plantas donde se relata la vida de los primeros colonos chinos.

Como el resto de Singapur, Chinatown también destaca por la mezcla cultural. En muy pocas ciudades es posible ver dos mezquitas árabes y un templo hindú en el corazón del barrio chino. Hay que visitar la mezquita Al Abrar (calle Telok Ayer), la mezquita Jamae y el templo hindú Sri Mariamman (South Bridge Road). Sri Mariamman fue construido en 1827 y se convirtió en el primer templo hinduista de Singapur.

Como en cualquier barrio chino que se precie, si hay un negocio que destaca además de las tiendas, son los restaurantes. Los precios son muy económicos y la calidad de la comida bastante buena. Chinatown puede dividirse en cuatro pequeños distritos y está delimitado por las calles Church St., New Bridge Rd., Maxwell Rd. Y Cecil St.

Singapur ofrece numerosos contrastes. La modernidad de sus edificios, sus parques y sus vestigios coloniales hacen de la ciudad un buen destino turístico.

LA ISLA CRECIENTE

A Singapur se la conoce como la isla creciente. En los últimos cuarenta años ha visto como se ampliaba su territorio gracias al terreno conquistado al mar. Miles de toneladas de arena se han depositado en sus costas y se sigue haciendo en la actualidad con el fin de descongestionar el segundo país con mayor densidad de población del mundo.

Miles de operarios trabajan a lo largo de la costa singapurense para obtener sesenta kilómetros cuadrados más dentro de un plan elaborado por el gobierno y al que se oponen los países vecinos desde donde llega la arena. El principal problema es que, mientras Singapur se expande, las islas cercanas han empezado a encoger y algunos islotes se han visto anegados por el mar.

Singapur cuenta en su territorio con otras setenta y cuatro pequeñas islas entre las que se encuentra Sentosa, la isla en la que precisamente se encuentran los dos campos de golf, de los más difíciles de toda Asia, donde se celebra el Barclays Singapur Open. Es uno de sus principales destinos turísticos con cinco millones de visitantes al año.

PAZ Y TRANQUILIDAD

Sentosa se traduce del malayo como la paz y la tranquilidad. Es una isla turística de 500 hectáreas y entre sus atractivos se incluyen playas, los dos campos de golf ya cifados y un parque temático de Universal Studios. Es la isla de la diversión de Singapur y atracciones no faltan. Además de sus playas tropicales podemos visitar su Museo interactivo que permite conocer mejor el pasado de Singapur. Muy cerca está la Torre de observación giratoria que sube hasta 131 metros sobre el nivel del mar y la mayor estatua de Merlion en Singapur que tiene treinta y siete metros de altura.

BUTTERFLY PARK & IN

Más de 1.500 mariposas volando a tu alrededor y 3.000 insectos para poder admirar. Suele gustar a los más pequeños.

UNDERWATER WORLD

Gran acuario donde se pueden disfrutar experiencias únicas como nadar con delfines o nadar entre tiburones.

Otra de las actividades curiosas de Underwater World es la Fish Reflexology. Consiste en meter los pies en un tanque de agua y dejar que pequeños peces eliminen la piel muerta. Posteriormente un masajista ofrece una sesión de reflexología.

FORT SILOSO

Fort Siloso es un Fuerte, restaurado, de la Segunda Guerra Mundial. Muestra escenas recreadas a tamaño real, imágenes y armamento. Junto a Images of Singapore, es un buen lugar para conocer más sobre la historia de Singapur.

PASADO MILITAR

En el siglo XIX, la isla ya fue considerada un importante enclave geográfico porque protegía el paso al Puerto de Keppel.  En la década de 1930 fue fortificada y se convirtió en un bastión fundamental para la defensa de Singapur como base de la artillería real británica.

Se construyeron  Fort Siloso, Serapong Fort, Connaught fort y la batería del Monte Imbiah. Durante la Segunda Guerra Mundial, la isla era una fortaleza militar británica. Tras la rendición de las fuerzas aliadas el 15 de febrero de 1942, Sentosa se convirtió en un campo de prisioneros de guerra australianos y británicos.

Después de la rendición japonesa en 1945, se establece en la isla la base del Primer Regimiento de la Artillería Real británica. Una década después la artillería costera fue reemplazada por unidades de infantería Gurkha. Fort Siloso y Serapong Fort se convirtieron en un lugar de retiro católico y en una iglesia protestante, respectivamente. Fort Connaught quedó en ruinas.

En la década de 1970, el gobierno decidió desarrollar la isla como un destino turístico para los visitantes locales y foráneos. Paso de ser un centro militar a un lugar de paz y tranquilidad.

 

.
No es posible comentar.