Noticias

Sergio García pasa del Open de Escocia: «espero jugar bien en Liverpool; sería muy bonito ganar el Open»

 

 

(En la imagen, Sergio García en La Moraleja, el primer viernes de julio. Foto: Guillermo Navarro).

 

 

“Este año está yendo bastante bien; una temporada muy consistente, con muchos torneos ahí arriba, con la victoria de Qatar… Así que, sí, espero encontrarme bien en Liverpool, y con posibilidades de ganar, que sería muy bonito”. Son palabras de Sergio García, que participó el pasado viernes, 4 de julio, en un torneo social patrocinado por Omega en el Campo 1 de Golf La Moraleja (Madrid). Sergio que lleva varias semanas sin jugar, tampoco acudirá al Open de Escocia, el aperitivo del Open Championship, en el que sí estarán los miembros de la «Armada» española al completo, con la otra excepción de Gonzalo Fernández Castaño, que juega en América.

 

Sergio se encuentra, a priori, cómodo con el campo en el que se disputa el Open Championship, del 17 al 20 de julio. «Jugamos el Royal Liverpool en 2006 y me fue bastante bien. El último día no jugué todo lo bien que hubiera querido pero salí en el último partido con posibilidades de ganar (de hecho terminó en quinta posición). En general me gustan los campos tipo links”, comentó. “Allí dependemos un poco del clima: el tiempo que haga pondrá un poco más o menos difícil el juego”, concluyó.

 

Sergio García estuvo en Madrid el pasado viernes participando en un evento patrocinado por uno de sus principales sponsors, Omega, y celebrado en Golf La Moraleja. Durante el torneo, que se celebró en el Campo 1, tuvo oportunidad de jugar en varios de los partidos con los socios del club madrileño. “El campo estaba muy bien, muy cuidado. Ha sido un día muy bonito, hemos disfrutado mucho”, comentó.

 

Los socios tuvieron oportunidad de charlar con él y preguntarle su opinión sobre uno de sus nuevos campos, el Campo 3, diseño de Jack Nicklaus, en el que Sergio jugó hace unos meses: “Me gustó mucho, y no solo por lo bien cuidado que está, sino también por su diseño y por la forma en que está construido”.

 

Solo queda desearle toda la suerte del mundo para que el próximo Open Británico se convierta en el primer Grand Slam en el palmarés del jugador castellonense. Sus tres segundos puestos (en el British de 2007 tras un desempate con Padraig Harrington, y en el PGA Championship en 1999 y 2008) y sus 18 clasificaciones entre los diez primeros en un Major demuestran que tiene todas las posibilidades.

No es posible comentar.