Torneos

Matt Fitzpatrick (-6) ganó el Andalucía Masters en Valderrama. Larrazábal (+1), primer español

Ver leaderboard del Andalucía Masters

(En la imagen se puede apreciar la manera de patear de Matt Fitzpatrick, con la mano izquierda superpuesta sobre la derecha. Además, el inglés patea siempre con la bandera puesta y es uno de los escasos profesionales, por no decir el único, que se aprovecha de la regla que permite hacerlo).

Matthew Fitzpatrick (-6) venció en el Andalucía Masters de Valderrama, donde solo 14 jugadores ganaron al campo. Pablo Larrazábal (+1), vigésimo, fue el primer español.

El inglés (71, 68, 70 y 69) acabó con un birdie en el hoyo 17 y un par en el 18, para firmar una tarjeta de -2 bajo el par 71 del campo gaditano y un acumulado de -6 y vencer con tres golpes de ventaja sobre el sueco Sebastian Soderberg y el australiano Min Woo Lee.

Fitzpatrick, al que ahora apocopan el nombre en la web del European Tour y le llaman Matt -eso es familiaridad- ha logrado su séptima victoria en el Circuito Europeo, que se suma a las conseguidas hasta ahora, entre las que destacan la primera, lograda en 2015, en el British Masters y las dos del Tour Championship, en Dubai, en 2016 y 2020.

El inglés, de 27 años, que jugó en el equipo español la pasada Ryder Cup, de triste recuerdo, tiene la peculiaridad de que patea con las manos cambiadas y deja la bandera puesta en todas las ocasiones dentro del green. Con este triunfo se ha embosado 489.750€ y se coloca en la quinta posición de la Carrera hacia Dubai (que ya ha ganado dos veces como se recuerda en el párrafo anterior) y el 28 del ranking mundial.

En la cuarta posición (-2) empataron siete jugadores, entre ellos Laurie Canter; el inglés (74, 65, 67 y 76) que salía líder en la última jornada firmó un cinco golpes sobre el par, el domingo, y acabó en esa cuarta posición citada. Con -1 terminó Jon Catlin, empatado con otros tres jugadores, que sumaban los catorce que pudieron ganarle al campo. El norteamericano (73, 74, 69 y 67) no ha podido repetir título, pero ha hecho un buen torneo, empatado en la undécima posición.

HUERFANOS DE JON RAHM, LOS ESPAÑOLES NO BRILLARON

Huérfanos de Jon Rahm y con el bajón de Rafa Cabrera Bello, los españoles no brillaron como se esperaba. Diez de los quince que iniciaron la prueba pasaron el corte y, al final, el mejor de ellos ha sido Pablo Larrazábal (71, 72, 72 y 70) que, con un acumulado de +1, acabó vigésimo. Tras él (+2), en el puesto 25, empataron tres jugadores: el citado Cabrera (68, 74, 73 y 71) que empezó con muy buenas sensaciones, pero acabó cayendo en las dos siguientes jornadas, Alejandro Cañizares (71, 69, 74 y 72) que ha asegurado la Tarjeta para la próxima temporada y ocupa el puesto cien y Sebastián García Rodríguez (72, 71, 70 y 73).

García Rodríguez, que suele empezar bien, como la pasada semana en el Club de Campo Villa de Madrid, pero que se hunde al final de los torneos, como le sucedió en el Open de España, donde terminó el 71 de 75 jugadores, en Valderrama, sin embargo aguantó el tipo. Lástima que su +2 en la ronda final le relegaran a un puesto que no le sirve para mejorar posiciones en la Carrera hacia Dubai, donde figura el 132 y son 120 los que consiguen la Tarjeta.

El 41 (+4) acabaron Jorge Campillo y Nacho Elvira; el 46, Álvaro Quirós (+5); el 52, Santiago Tarrío (+7) ya codeándose con los mejores del ranking europeo; el 56 fue Gonzalo Fernández Castaño (+9); el madrileño (77, 68, 72 y 76) merece una mención destacada, ya que gracias a sus tres golpes bajo el par del campo, el viernes, se libró de quedarse fuera del corte; lástima que sus dos últimas jornadas le hicieran bajar muchas posiciones pero, esos 68 golpes de la segunda jornada pueden ser un buen augurio de cara al futuro.

El último de los españoles fue (+10) Adrián Otaegui en el puesto 58.

Que Valderrama es un campo difícil es cosa sabida y que con viento mucho más; el jueves sopló Eolo todo lo que quiso y, sin embargo, el viernes el sábado y el domingo se tomó un descanso… Y, sin embargo, los resultados no fueron muy distintos de unas jornadas a otras. Así que, con viento o sin él, cuidadín con Valderrama.

Y como para muestra basta un botón, sobra descir que si en la primera ronda solo había una decena de jugadores bajo el par 71 del campo, después de cuatro jornada, solo son catorce los que han podido ganarle a Valderrama.

RAFA CABRERA NO AGUANTÓ EL TIRÓN

Rafa Cabrera le dijo a su caddie nada más terminar el jueves la primera ronda: «hoy hemos hecho una de nuestras mejores vueltas». Y luego, el canario confesó que, después de su triunfo en Madrid: «tengo más tranquilidad tras cumplir el sueño de ganar el Open de España».

«Ya es difícil hacer bajo par en Valderrama y, un día de viento como hoy -por el jueves-, es aún más complicado conseguirlo. El putt me ha ayudado mucho. Al final el putt es lo que más luce, pero he pegado muy buenos drive y golpes al green». Rafa se ponía como objetivo estar el primero después de dos rondas para «intentar estar arriba el domingo en los últimos hoyos».

También tuvo el canario unas buenas palabras para Rahm: «Jon hoy no jugó su golf, pero este campo a veces nos hace parecer peores. Ha salido de dos hoyos al comienzo de la vuelta con un par de bogeys por culpa del viento, cuando había dado dos buenos tiros. Ha luchado como el campeón que es, ha salvado grandes pares en la segundos nueve y mañana saldrá a hacer una gran vuelta para ponérnoslo difícil a todos el fin de semana».

Está claro que no se cumplieron los buenos deseos de Cabrera, en lo que a Rahm se refiere, por un lado y, en lo que respecta a su juego por otro (68, 74, 73 y 71), la primera jornada empezó muy bien y la segunda llegó al hoyo siete en cabeza (-5), pero sus seis bogeys casi consecutivos y uno más en el par 5 del 17, le dejaron fuera del top ten y al par del campo. Y la tercera vuelta, con dos golpes más que el campo le han dejado +2 en el puesto 26, empatado con Nacho Elvira y un nutrido grupo de jugadores. Finalmente, su cuarta tarjeta, al par, le llevaron al 25.

DIEZ ESPAÑOLES PASARON EL CORTE

De los quince españoles que iniciaron la prueba, cinco se quedaron fuera del corte, establecido en +5: Eduardo de la Riva (+7), el 59; Jon Rahm (ver más información en esta misma página web) acabó (+10), el 99; Javier Ballesteros (+11), el 103; Pep Anglés (+14), el 119 y, por último, Adri Arnáus que no ha podido seguir la estela de su segundo puesto en Madrid y firmó dos decepcionantes vueltas de 40 y 41 golpes para terminar con un acumulado de +15, en la posición 121 de 126 participantes. Está claro que Valderrama no le va al juego del catalán, todo fuerza, pero de ahí a pasar de la segunda posición del Club de Campo Villa de Madrid a quedar casi el último en Valderrama, hay un abismo.

No es posible comentar.