Torneos

Alejandro Cañizares (-11), tercero en Irlanda del Norte, a solo dos golpes del ganador, Daniel Gavins

(Movistar Golf 57 ofrece el ISPS Handa Invitational (29 julio -1 agosto) el domingo, a las 15.00, una hora menos en Canarias).

Ver leaderboard del ISPS Handa

Alejandro Cañizares (-11) acabó tercero en el ISPS Handa World en Irlanda del Norte, a solo dos golpes de Daniel Gavins, un inglés que ha conseguido su primera victoria en el European Tour, después de diez años de profesional. Gavins, que juega en el Challenge Tour no había logrado ninguna posición entre los diez primeros en un torneo del Circuito Europeo, y se ha encontrado esta victoria sin esperarla.

Desde que Gavins entregó su tarjeta del domingo 1 de agosto, hasta que se enteró de su victoria, transcurrió más de una hora. El inglés (71, 65, 66 y 65) había terminado su vuelta en el Galgorm Castle (par 70), con cinco golpes bajo par y se colocó líder (-13) en la Casa Club, un resultado que, en principio, no parecía ser el de un posible ganador; sin embargo, la debacle sufrida por los favoritos que iban por delante en el partido estelar, hizo posible la primera victoria de un jugador ascensor entre el Challenge y el European Tour que, en la actualidad, ocupa el puesto 22 en la Carrera hacia Mallorca, pero ya no tiene que preocuparse de esa posición, ya que su victoria le ha cambiado la vida, al tener la Tarjeta asegurada para la próxima temporada, y su presencia en los mejores torneos del Circuito.

La segunda posición (-12), en solitario, fue para otro inglés, David Horsey, que perdió el torneo con dos bogeys en los dos últimos hoyos.

Tercero fue Alejandro Cañizares (-11) que gracias a esta posición es ya el 137 de la Carrera hacia Dubai, muy cerca del 125 que le asegura la Tarjeta completa para la próxima temporada. Cañi (66, 68, 68 y 67) empató en esa tercera posición con Masahiro Kawamura, Daniel Hillier y Jordan Smith, que no pudieron alcanzar a Gavins ya que, mientras el ganador acabó el domingo 1 de agosto, con cinco golpes bajo par, el joven neozelandés Hillier firmó el par 70 del campo, Kawamura, 71 golpes, Horsey 72, como queda dicho y Jordan Smith, que partía líder en la últtima jornada firmó un 74 que le privó de su segunda victoria en el Circuito Europeo.

EL JORDAN EUROPEO

El Circuito Europeo también tiene su Jordan. No es Spieth, sino Smith, ni tiene los resultados y la categoría del Jordan norteamericano, pero intentaba conseguir su segunda victoria en el Tour. Tras la primera jornada en el ISPS Handa World Invitational, «presented by Modest! Golf Management»en Irlanda del Norte, el inglés (-8) era líder tras firmar una primera vuelta de ocho golpes bajo el par 70 del Galgorm Castle, uno de los dos campos donde se disputan estas dos pruebas indistintas en la que participan 144 hombres y 144 mujeres, juntos pero no revueltos. En la dos siguientes ronda, Smith mantuvo el liderato y así salió en la cuarta y última, en la que no aguantó la presión.

SANTIAGO TARRÍO NO FUE A JAPÓN, PERO PASÓ EL CORTE EN IRLANDA DEL NORTE

Santiago Tarrío, actual líder del ranking Challenge pudo haber sido el compañero de Adri Arnáus en Japón, pero entre otras cosas, la falta de previsión de la RFEG, que no envió más nombres de posibles sustitutos para el torneo de los JJ.OO de Tokio, hizo que Jorge Campillo, que era uno de los que figuraba como suplente, fuera el elegido finalmente, a pesar de que, en la actualidad, el gallego y Adrián Otaegui están por delante del extremeño en el ranking mundial.

Pasado el mal trago y después de haberse librado de un viaje de 16 horas, Tarrío, con la Tarjeta del Tour prácticamente asegurada, entró en el torneo del Circuito Europeo esta semana, como ganador de dos pruebas en el Challenge Tour, y fue el segundo de los tres españoles que pasaron el corte del sábado en este ISPS Handa World Invitational, en Irlanda del Norte; que tiene un apellido difícil de colocar en un titular de prensa, «presented by Modest! Golf Management» y que se disputó en dos campos. el Galgorm Castle y el Massereene, situados en el condado de Antrim.

Tarrío (-8) con cuatro vueltas de 70, 67, 68 y 67 golpes, fue mejorando a medida que avanzaba el torneo y acabó en decimoquinta posición.

Nacho Elvira, ganador la pasada semana en Gales, fue el tercero de los españoles y acabó (-6) en el puesto 22, de los 41 jugadores que pasaron el segundo corte del sábado.

Fuera de ese segundo corte, acabaron Carlos Pigem (70, 63, 75), que había firmado siete golpes bajo par, la segunda mejor tarjeta del jueves y ocupaba la quinta plaza tras las dos primeras rondas; su mala tarjeta de la tercera, con un ocho, para finalizar el hoyo 18 (par) le hicieron bajar tantos puestos, que ni siquiera pudo pasar el segundo corte del sábado, establecido en -4 y que superaron solo esos 41 jugadores, según la extraña norma del Circuito Europeo, en este torneo compartido por 144 hombres y otras tantas mujeres, que finalizó el domingo en el Galgorm Castle.

Pep Anglés, Eduardo de la Riva y Gonzalo Fernández Castaño, que pasaron el corte, al par, del viernes, se quedaron fuera el sábado.

Los cuatro hispanos que no pasaron el del viernes fueron: Sebastián García Rodríguez y Adrián Otaegui (+3), Alejandro del Rey (+6) y Álvaro Quirós, que se retiró de la prueba.

UN TORNEO INCLUSIVO

El torneo, otro experimento más del European Tour para intentar apoyar al golf femenino, tiene un montante total en premios de 3.000.000$ que se reparten , a partes iguales, en los dos torneos: 1.500.000$ para los hombres y otro tanto para las mujeres.

En esta ocasión, sin embargo, no pasa como en el anterior torneo de Suecia, auspiciado por Anika Sorenstam y Henrik Stenson, donde hombres y mujeres luchaban por el mismo premio. En Irlanda del Norte, los chicos con los chicos y las chicas con las chicas, porque solo comparten los campos en los que se juega, pero los hombres compiten por su propio premio y juegan juntos y las mujeres lo hacen por el suyo y tienen sus propios partidos. Eso sí, salen del tee en partidos alternos y las mujeres juegan el Galgorm Castle como par 73, mientras los hombres lo hacen como par 70. Además, las chicas de tees más adelantados que los hombres.

En cualquier caso experimentos que no se hacen con gaseosa, pero sí con el dinero de los patrocinadores que son muy dueños de repartirlo como quieran. Está por ver la aceptación del público y de los espectadores televisivos que, en definitiva, son los que deciden si pagan por ver este tipo de torneos o prefieren la fórmula habitual.

UNA FINAL «MIXTA» EL DOMINGO

La final del domingo 1 de agosto la disputaron 41 hombres y 40 mujeres que salieron alternativamente, chicos y chicas, del tee del 1. En el torneo femenino, en la victoria fue para la tailandesa Pajaree Anannarukarn, que empató (-16) con la norteamericana Emma Talley, y a la que derrotó en play off.

Entre las cuarenta jugadoras que pasaron el corte del sábado no había ninguna española, a pesar de que hubo numerosas participantes hispanas en la prueba.

No es posible comentar.