Torneos

McIlroy «regaló» a Storm el triunfo en Sudáfrica

 

 

 

 

Ver leaderboard del BMW SA Open

 

Graeme Storm derrotó a un irregular Rory McIlroy después de tres hoyos de play off, en el BMW SA Open, que finalizó el domingo 15 de enero en el Glendower G.C. (par 72), en la localidad sudafricana de Ekurhuleini, en Sudáfrica.

Ambos jugadores terminaron empatados (-18) al finalizar las cuatro rondas reglamentarias y tuvieron que salir a play off en el complicado par 4 del hoyo 18. Después de dos empates, el inglés de 38 años, logró su segunda victoria en el European Tour después de 10 años.

Storm ha tenido que disputar 275 partidos oficiales en el Circuito Europeo, tras su viictoria en el Open de Francia, en 2007, para levantar un trofeo que le acredita como ganador, ante el número 2 del mundo.

Rory, que salía con tres golpes de desventaja respecto a Storm, líder destacado durante casi todo el torneo, consiguió empatar el partido y ponerse por delante, hasta que en el par 3 del hoyo 17 hizo un bogey gracias al cual Storm pudo volver a coliderar el torneo.

Después de ese mal paso en el penúltimo hoyo, el norirlandés no volvió a coger el tono del partido. Tras el empate final, Rory jugó el driver en los hoyos de play off y no cogió una sola calle. Mientras, Storm, con madera tres, jugando conservador ante un jugador, en teoría mejor, llegaba al green en las tres ocasiones, mientras McIlroy, cada vez en peor lugar para jugar el segundo golpe, terminó fuera del green en la última ocasión. Storm, que parecía derrotado de antemano, desde la parte final del recorrido, fue mejorando su actitud mental, llegando incluso a sonreir durante sus charlas con Rory, y terminó venciendo un torneo, aunque ya no se sabe a ciencia cierta, si lo ganó él o lo perdió Rory.

STORM GANÓ CON UN CADDY LOCAL

Storm se embolsó, aparte del trofeo, la cantidad de 164.408 €, del millón de euros que se reparían en premios. El inglés, que está siempre en la zona media de la tabla y al que le suena la flauta de vez en cuando y se coloca líder en alguna jornada, aunque nunca, desde hace diez años, había ganado en el Tour, llegó a Sudáfrica sin caddie, y tuvo que utiilizar uno local, que solo le servía para llevarle la bolsa, pero no para darle indicaciones ni ofrecer otro tipo de ayuda, por ejemplo en los greenes. Con un caddie propio, posiblemente, hubiera recibido el consejo de jugar un hierro más en los play offs del hoyo 18, en los que se quedó muy corto de bandera en las cuatro ocasiones -incluyendo la del 18 regular- en que los jugó.

¡O no! Porque al final, cuando se gana, es que se ha jugado mejor que el rival. O que el rival lo ha hecho peor, como me parece que ha sido el caso, ya que Storm ganó con el par, gracias a un bogey de su rival.

Tercero (-17) fue el Jordan europeo, Jordan L. Smith, que yo creo que se pone la L. entre nombre y apellido para diferenciarse algo más del Jordan Spieth norteamericano. En cualquier caso, magnífico torneo de este Smith inglés, que llega al Circuito 16/17 después de ganar el Challenge Tour de la pasada temporada y que ya demostró en España, cuando jugó el Challenge de La Herrería, en San Lorenzo del Escorial, que estaba preparado para el Tour grande.

MAL LOS ESPAÑOLES

Dos de los tres españoles participantes, Adrián Otaegui (-6), en el puesto 30  y Pep Anglés (-3), en el 51 pasaron el corte, establecido en -1 y que superaron 65 jugadores.

LA SEGUNDA JORNADA SUSPENDIDA POR LA LLUVIA

Con la segunda jornada, el viernes 13 de enero, suspendida por la lluvia, en el BMW SA Open, qRory McIlroy (-9) era quinto, a tres golpes del líder Graeme Storm. El norirlandés, que pudo terminar su vuelta del viernes 13, igual que todos los clasificados en el top ten, firmó una segunda tarjeta de 68 golpes, que sumada a los 67 de la primera ronda y a los 67 de la tercera, el sábado 14, le colocan, con un acumulado de -14, en la segunda plaza, a tres golpes de Storm, y con uno de ventaja sobre el norteamericano Peter Uihlein, ya recuperado de una operación que le tuvo apartado del Circuito Europeo en los últimos meses del año 2016, que empata (-13, en la tercera posición del torneo, con el Jordan europeo, Jordan Smith, que viene de ganar el Challenge Tour de la pasada temporada, y con el que empata

UN VETERANO QUE INTENTA MANTENER EL LIDERATO

El inglés Storm (69, 63 , 67), de 38 años, es líder, una vez más en su dilatada carrera, a falta de una jornada  y, aunque solo tiene una victoria en el European Tour, suele aparecer en los puestos de cabeza en más de una ocasión, aunque normalmente es solo flor de un día. En esta ocasión, la flor dura más de una jornada y su ventaja de tres golpes parece concederle un margen de confianza que, hasta ahora, no ha solido aprovechar. Veremos si lo hace el domingo 15, con McIlroy soplándole en el cogote,

Peter Uihlein,  y los sudafricanos J.B. Kruger y Trevor Fisher Jr., líder tras la primera ronda.

RORY, BIEN PERO IRREGULAR

Los 68 golpes (-4) de la segunda tarjeta de McIlroy son producto de una tremenda irregularidad -el mal del golf-. Empezó con un bogey en el hoyo 2, un doble bogey en el 4 y otros dos bogeys para terminar. En medio, entre el final de la primera parte del recorrido y casi toda la segunda, firmó un eagle y 7 birdies en tan solo 7 hoyos. Total, para terminar con un -4 que tuvo que saberle a bien poco.

OTAEGUI, EL MEJOR ESPAÑOL

Adrián Otaegui (-4), en el puesto 26 es el mejor español, con sus dos vueltas terminadas (71, 69) y el pase al fin de semana sin problemas, ya que el corte, que no se establecerá hasta la mañana del sábado, seguramente estará al par.

Los otros dos españoles que han viajado a Sudáfrica son Pep Anglés, que ocupa el puesto 68, al par, y aún le faltan cuatro hoyos para terminar su segunda vuelta, por lo que tiene posibilidades de pasar el corte, y Carlos Pigem, que el año pasado se quedó a un golpe de conseguir la Tarjeta del Tour Europeo y que, en esta ocasión ya tiene preparadas las maletas para regresar a España. Pigem perdió su oportunidad con su 75 en la primera jornada, pero lo tuvo mucho peor en la segunda: el viernes se quedó a dos golpes de terminar el recorrido por lo que, debería terminar su vuelta el sábado a primera hora, solo para cubrir el expediente, ya que está en el puesto 146, de los 154 participantes, y con una tarjeta horrorosa en la que se contempla un ¡¡¡10!!! en el hoyo 9, par 3. Lástima de oportunidad perdida.

RORY PREFIERE SUDÁFRICA A HAWAI

Lo curioso es que McIlroy participa en este BMW SA Open, que solo reparte poco más de 1.000.000 €, en lugar del Sony Open en Hawai, que se celebra esta misma semana, y en el que los premios suman más de 6.000.000 $; lo que da una idea de lo que poco que importa el dinero a estos grandes jugadores.

Al margen, claro, de la posibilidad de que los organizadores hayan negociado fuera parte con McIlroy, su presencia en Sudáfrica, justo antes de iniciarse el Swing del Desierto, la próxima semana en Abu Dhabi.

En este BMW sudafricano está también el inglés Andy Sullivan, ganador en 2015, que se ha preparado a fondo, físicamente durante el paro navideño aunque, como dicen en la web del PGA Tour «no espera llegar a ser Mr, Universo». Sin embargo, ni el físico, ni el swing le han quedó (+4) fuera del corte.

Otra figura veterana que participa en el torneo es Sir Nick Faldo, que teminó la primera jornada con 70 golpes, dos bajo par, en el puesto 25, muy buen resultado para un jugador prácticamente retirado y al que se en buena forma física. La segunda vuelta no le fue tan bien y con 75 golpes y un acumulado de +1, posiblemente tampoco pasará el corte.

TRES ESPAÑOLES EN LIZA

Solo son tres los españoles que se han aventurado a tan largo viaje, tal y como se adelantó en esta crónica: Carlos Pigem, con tarjeta del Circuito Asiático, Adrián Otaegui y Pep Anglés son los valientes que están en Sudáfrica en busca de la Gloria o, al menos, de una buena clasificación entre tanto sudafricano inscrito, con los clásicos Ernie, Els, Retief Goosen y ganador del año pasado, Brandon Stone, pero sin Charles Schwartzel y Louis Oosthuizen.

No es posible comentar.