Torneos

Rory McIlroy (-12), segundo en Texas, a dos golpes de Martin Laird, avisa a los favoritos del Masters: ‘contad conmigo’

 

 

Martin Laird (-14) fue el ganador del  Valero Texas Open, con dos golpes de ventaja sobre Rory McIlroy (-12) que, con este segundo puesto, después de un mal comienzo de temporada, presenta sus credenciales para el Masters de Augusta que comienza el día 11. El escocés, afincado en Estados Unidos, consiguió su segunda victoria en el PGA Tour. La tercera posición (-11) fue para el joven Billy Horschel y sus dos veteranos compatriotas, Jim Furyk y Charley Hoffman.

Horschel, de 26 años, otro de los nuevos valores de la inagotable fábrica del Webb Tour, fue segundo la semana pasada en el Shell Houston Open y cada vez tiene más cerca su primera victoria en el PGA Tour.

Rory McIlroy, que había empezado al par y con pocas sensaciones, mejoró notablemente en las últimas vueltas y esa mejoría, tanto en su juego como en su actitud, le sirvió para auparse hasta la segunda posición.

GONZALO NO PASÓ EL CORTE 

Gonzalo Fernández Castaño, único representante español en el torneo, pensaba más en el Masters de la semana próxima (11 – 14 de abril) y  no logró superar el corte, tras firmar dos tarjetas de 75 y 74 golpes,  cuatro más del corte, situado en (+1)

Otro jugador que habla español, el argentino Andrés Romero no tuvo un buen segundo día, con 76 golpes, pero consiguió pasar el corte y con 73 golpes en la tercera ronda ocupa (+2) el puesto 53.

UN TORNEO CON MUCHAS AUSENCIAS 

En el Valero Texas Open, que se disputa del 4 al 7 de abril en San Antonio, hay muchas ausencias, entre ellas las de Tiger Woods, Phil Michelson, Luke Donadl… Sin embargo, sí está Rory McIlroy en un nuevo intento del norirlandés de poner su juego a punto antes de que llegue la primera gran cita de año y, para alegría de los aficionados españoles, también estaba en el tee de salida del Oaks Course, par 72, del TPC San Antonio, Gonzalo Fernández Castaño, como único representante español que, finalmente, no pasó el corte, como queda dicho.

En la legendaria ciudad texana, donde se disputó la tristemente célebre Batalla del Álamo (ver información en esta misma página) y que es famosa por muchos otros aspectos y, en el mundo del golf por la cita anual del Valero Texas Open, un torneo dotado con 6.200.000 $, de los cuales el ganador, que el pasado año 2012 fue Ben Curtis, se llevará 1.116.000 $.

 

(En la imagen, un aspecto del Oaks Course del TPC San Antonio, en Texas).

EL APERITIVO DEL MASTERS

La proximidad del primer Major del año, el Masters de Augusta, que se celebra una semana después, del 11 al 15 de abril, es buena por un lado y mala, por otro. Esa cercanía convierte al torneo de Texas en un aperitivo, en el telonero del Masters y muchos jugadores prefieren tomarse una semana de descanso antes de afrontar el torneo de Augusta, mientras que otros deciden jugar el Valero en Texas, y desplazarse el mismo domingo 7 hasta la ciudad del Masters.

Entre los ausentes están Tiger Woods, nuevo número 1 del mundo, después de su triunfo en el Arnold Palmer Invitational, Luke Donald y muchos otros jugadores entre los veinte primeros del ranking. Presente estará Rory McIlroy, que no levanta cabeza este año y que intentará buscar buenas sensaciones en el aperitivo de Texas, para saborearlas en la primera gran comilona del año.

El que también estará es Gonzalo Fernández Castaño, que descansó en Orlando y Disney World, con la familia durante la pasada semana, y estirará sus músculos en Texas, para estar "hecho un mulo" en Augusta. Esperemos que le acompañe la suerte, igual que a Sergio García, que irá directamente al Masters y a Chema Olazábal que, aunque tiene problemas con su juego, sigue siendo dos veces ganador de la Chaqueta Verde. 

No es posible comentar.