Torneos

Robert Rock, vencedor de principio a fin en el Open de Italia, en Turin. Larrazábal (-15) fuera del top en

De principio a fin Robert Rock se ha paseado en Turín, en el BMW Italian Open. Líder desde la primera jornada hasta la última y brillante vencedor (67, 70, 65 y 71) con 21 golpes bajo el par del Royal Park i Roveri, un  par 72 de 6.600 metros, que se ha dejado ganar con facilidad y al que la práctica totalidad de jugadores, a excepción del último clasificado, han podido vencerle. Rock ha conseguido su primera victoria en el Tour Europeo, tras nueve años intentándolo, lo que le ha supuesto un premio de 250.000 €.

Después de varios torneos en los que los campos se han presentado con dificultades y los dígitos ganadores no han pasado de uno, en este de Turín, los profesionales se han podido divertir y los birdies caían como churros. Empatados en la segunda posición (-20), a un solo golpe del inglés, finalizaron su compatriota Gary Boyd y el danés Olesen Thornbjorn.

El inglés de 34 años, confesó: "Estoy muy sorprendido por el triunfo, pero hoy (el domingo 12 de junio) me sentí muy cómodo y me imaginé que se trataba de una oportunidad tan buena como alguna otra que tuve y que no supe aprovechar. Afortunadamente esta vez sí lo he logrado"Me sorprendió ver Thorbjorn diez disparar Olesen en lo que me hizo pensar que tenía que hacer unos cuantos birdies para ganar, pero ahora se siente muy bien.
Y Rock, el golfista que nunca lleva gorra, añadió: "nunca perdí la esperanza de ganar en el Tour. Pensé que con el tiempo lo haría; he tardado más tiempo del previsto, pero es muy difícil ganar en este Tour. Hay grandes jugadores veteranos y los nuevos que permanentemente, como hemos visto hoy con el danés Thorbjorn, tampoco lo ponen fácil. He tenido buenos resultados anteriormente, pero siempre me he quedado corto. Esta vez todo ha salido como quería. "

Pablo Larrazábal (67, 70, 65 y 71) no tuvo una buena jornada final, el domingo 12 de junio, y enterró todas sus posibilidades al firmar una tarjeta con un solo golpe bajo par, lo que le llevó de la segunda posición, en la que partía, a la undécima, fuera del top ten, con -15.

Los favoritos italianos, Francesco Molinari y  Matteo Manassero, acabaron empatados en la octava posición (-16). En cuanto a los cuatro españoles que pasaron el corte, junto a Larrazábal, Alfredo García Heredia terminó el 28 (-12);  Alejandro Cañizares, el 33  (-11); José Manuel Lara terminó con 66 golpes que le auparon al puesto 39 y  Rafa Cabrera fue el 67 (-4).

BMW PUDO CON FIAT EN EL OPEN DE ITALIA
Lo curioso del BMW Italian Open que ha finalizado el 12 de junio, en Turín, es que es una marca de coches, y no precisamente la Fiat, poco dada a organizar torneos de golf, es la que patrocina el torneo. Pero no ha sido la FIAT, a pesar de ser la "dueña" de Turín, sino su competidora alemana, la BMW, la patrocinadora principal.
No son muchos los jugadores de primera categoría los que han participado  en esta edición, ya que el Open USA está a la vuelta de la esquina, pero al menos, dos de los grandes jugadores italianos, el joven Matteo Manassero y uno de los hermanos Molinari, Francesco, sí han hecho las delicias de los aficionados italianos a un deporte, como el golf, que está en alza en el país transalpino. Los dos finalizaron en el top ten.
En el Royal Park y Roveri, un par 72 de 6.660 metros, en Turín, había 11 españoles. Claro está que sin Jiménez y Quirós que preparan el Open USA; sin Sergio, que juega  en Memphis y Olazábal y Fernández Castaño que siguen recuperándose de sus lesiones. Tampoco se inscribieron Pablo Martín y Álvaro Velasco.
Y de los once españoles en liza, solo cinco pasaron el corte:  Pablo Larrazábal, José Manuel Lara, Alejandro Cañizares y  Alfredo García Heredia. 
Nacho Garrido, Manuel Quirós, Sebi García, Pedro Oriol, y Borja Etchart y Jesús Mari Arruti se quedaron fuera del fin de semana.
No es posible comentar.