Torneos

El increíble putt de 20 metros de Jon Rahm, en el BMW Championship, que vale un play off de la FedEx

Ver leaderboard del BMW Championship

Jon Rahm ha obtenido este domingo su quinta victoria en el PGA Tour después de mantener un espectacular mano a mano con el estadounidense Dustin Johnson resuelto con un putt de ensueño del español. Pero más allá de estos titulares, el BMW Championship dejará una valiosa lección para el resto de golfistas: nunca se puede dar por desahuciado a Jon Rahm, ni siquiera después de un inicio discreto.

Esta semana Jon Rahm ha dejado una muestra más, la enésima, de que ser un jugador de enorme calidad y talento no está reñido con ser un luchador nato. Es más, ambas cualidades se complementan y hacen de su poseedor un golfista superlativo. Ese es Jon Rahm, una joya no solo para el golf; también para todo el deporte español.

Rahm arrancó la jornada desde la séptima plaza gracias a su magnífica reacción en la tercera manga. Sin embargo, sus opciones de victoria eran remotas: debía volver a ganarle la partida a los exigentes greenes de Olympia Fields y, al tiempo, confiar en que ninguno de sus reputados rivales la rompiese.

La primera premisa la cumplió de sobra el español, que despachó la mejor tarjeta del torneo, un sensacional 64 en el que los bogeys no comparecieron. La segunda solo a medias, ya que Dustin Johnson defendió sus opciones con uñas, dientes y su infinita calidad. Este último rasgo le llevó a forzar el play off con un putt en el hoyo 18 de una quincena de metros.

Ojo a este dato que explica muchas cosas: en las últimas dos jornadas Jon Rahm sólo se anotó un bogey, y fue por una penalización como consecuencia de un despiste. Ese nivel de juego en un campo así está a la altura de tres, cuatro golfistas en el mundo.

¿Puede verse a día de hoy en golf algo más espectacular que un play off entre Jon Rahm y Dustin Johnson? Los números uno y dos del mundo mirándose a los ojos, retándose. No. Ninguno de los dos se achantó, que diría un castizo, y a cada buen golpe de uno respondió el otro.

Todo parecía encaminarse hacia un segundo hoyo de desempate, pero Jon Rahm todavía se guardaba un as en la manga: un putt de unos veinte metros que parecía imposible. Imposible, a decir verdad, para cualquier golfista ajeno a ese duelo de colosos Rahm Vs Johnson, porque para estos dos todo parece asequible.

Rahm dibujó un golpe sutil con una caída perfecta que entraba por el centro del hoyo. Una locura de golpe que precedió a la efusiva celebración del golfista español, tan volcánico en la exhibición de sus emociones positivas como cuando era un blumero más en el Centro Nacional. No era para menos.

La tercera ronda lo cambió todo

Su discreto inicio, un 75 el jueves, no solo no desmoralizó al español, sino que le espoleó. La bestia despertó en la tercera, en la que dio un empujón a sus opciones con un 66 que era, en ese momento, la mejor ronda de la semana.Esa tercera ronda fue excelente para el español, que ascendió hasta la séptima plaza con +2 al total, situándose cerca de la cabeza, si bien contuvo un episodio que le lastró ligeramente: su bogey en el 5 se debió a una penalización por levantar la bola en green sin haberla marcado. “Nunca pensé que me ocurriría algo así en mi carrera profesional, estaría pensando en otra cosa”, lamentó con sinceridad al terminar el día.

Cabe recordar que este ha sido el quinto triunfo de Jon Rahm en el PGA Tour tras los obtenidos en el Farmers Insurance Open de 2017, en el CareerBuilder Challenge de 2018, en el Zurich Classic de 2019 y, por último, en The Memorial Tournament hace un mes y medio.

CRÓNICA DE LA TERCERA JORNADA

Jon Rahm (+2) remontó 24 posiciones gracias a sus 4 golpes bajo el par del campo, no solo la mejor tarjeta del sábado 29, sino de los tres días disputados en el BMW Championship, segundo play off de la FedEx Cup, en Illinois.

Rahm (75, 71, 66) está a solo tres golpes de los colíderes (-1), Dustin Johnson e Hideki Matsuyama; el español, que empezó mal, ha ido de menos a más, hasta llegar a esos 66 golpes que le han puesto de nuevo en la lucha por la victoria. Y eso, a pesar de haber sido penalizado con un golpe en el hoyo, por olvidarse -¿en qué estaría yo pensando?- de marcar la bola en el green antes de cogerla. Un despiste lo tiene culquiera, pero si todos los problemas se solucionan haciendo cinco birdies, bienvenidos sean.

Desde esa sexta posición, en la que empata con otros cinco jugadores, entre ellos Rory McIlroy y Bubba Watson, Rahm buscará la victoria el domingo 30, en el Olympia Fields C.C. (par 70), en Illinois.

Es difícil, desde luego, jugar en el recorrido citado, al que solo han podido ganar dos jugadores, después de tres jornadas, que son los que están en cabeza, pero con un solo golpe bajo el par.

Detras de los colíderes, la tercera plaza está (+1) empatada por tres jugadores, el chileno Joaquín Niemann, el canadiense Mackenzie Hughes y el australiano Adam Scott, que será el compañero de juego de Jon en la última ronda, el último domingo de agosto.

El BMW Championship, segundo de los play offs de la FedEx Cup, que se disputa (27-30) en el Olympia Fields C.C, en Illinois, reúne a los setenta mejores del ranking FedEx, con la excepción de Webb Simpson que se retiró de la prueba, tras jugar cuatro torneos seguidos, para estar descansado la próxima semana, en el Tour Championship, el último peldaño de la temporada del PGA. Precisamente Webb Simpson, el jugador retirado, ganó el US Open de 2012.

Y entre esos 69 jugadores que iniciaron el BMW Championship, se encuentra, como es lógico, Justin Thomas, que fue el ganador del pasado año, cuando se embolsó 1.665.000$, de los 9.500.000$ que se reparten en premios.

En esta ocasión Thomas no va a poder repetir triunfo ya que es (+8) el 43, empatado con varios jugadores entre los que se encuentra otro de los favoritos, Bryson DeChambeau.

Tiger Woods (+10), tras firmar tres vueltas de 7375 y 72 golpes, ocupa el puesto 55; claro que Tiger no está en su mejor momento, pero es un ganador de 15 Majors.

En cualquier caso, Tiger sigue atrayendo a los amantes del golf, aunque siga sin abrirse el campo a los espectadores, pero que le aplauden en silencio, juegue como juegue, cuando le ven por televisión, desde los sillones de su casa.

La nueva temporada 2020-21 comienza, sin solución de continuidad, la semana siguiente al Tour Championship, en el Safeway Open (10-13 septiembre) en Napa, California. Después se disputa el US Open, del 17 al 20, en Winged Foot. 

No es posible comentar.