Torneos

Jon Rahm (-9), octavo en el BMW Championship que ganó (-14) Patrick Cantlay

Ver leaderboard del BMW Championship

Jon Rahm (-9) acabó octavo en el BMW Championship, tras entregar dos tarjetas espectaculares en las dos últimas rondas. Ganó (-14) Patrick Cantlay. Rahm, que no estaba teniendo una buena actuación en el BMW Championship, el segundo de los play offs de la FedEx Cup, que finalizó el domingo 21 de agosto, en el Wilmington C.C. (par 71) en la localidad del mismo nombre del estado norteamericano de Delaware, con un total en premios de 15.000.000$.

Después de dos jornadas, el español (73, 70) empataba en el puesto 53, con un acumulado de +1, con otros cuatro jugadores, mucho más cerca del último clasificado -en total fueron 68 los jugadores que participaron en la prueba, en lugar de los 70 previstos- que del primero.

Y eso que el comienzo del de Barrika fue horrible, con tres bogeys en la primera parte del recorrido del viernes; sin embargo, pudo rehacerse en los segundos nueve hoyos, donde firmó 32 golpes, con un eagle en el par 5 del hoyo 14 y gracias a esa remontada, maquilló una tarjeta que podría haber sido peor.

Sin embargo, con su tercera tarjeta de 65 golpes, seis bajo el par 71 del campo, para un acumulado de -5, Rahm daba una vuelta de tuerca a su actuación en el torneo y se colocaba en un lugar más acorde con su categoría, ya que el de Barrika remontaba 34 posiciones y se colocaba en el puesto 18, empatado en un grupo de 8 jugadores.

Y lo mejor estaba por venir porque el domingo, otra tarjeta espectacular, esta vez de 67 golpes, cuatro golpes bajo el par del campo, le colocó de lleno en el top ten, concretamente en la octava posición, empatado con Rory McIlroy, Patrick Niemann y Taylor Pendrith.

Lástima que esas dos buenas actuaciones del fin de semana estuvieran bajo el peso de las dos primeras, que le cerraron el paso a la victoria;, aunque su octava posición le hizo ascender tres puestos en el ranking FedEx, en el que es undécimo. El triunfo en el BMW fue para Patrick Cantlay; el norteamericano (-14) ganador el pasado año de la FedEx Cup, jugó cuatro rondas intachables (68, 68, 65 y 69) y acabó siendo el ganador, aunque con un solo golpe de ventaja sobre su compatriota Scott Stallings, y dos sobre Scottie Scheffler, el número 1 del mundo y Xander Schauffele.

SCOTT QUIERE VOLVER A GANAR

Pero si era inesperada era la posición del vasco, tras la segunda jornada, también lo era la del líder, el australiano Adam Scott que, con -8 acumulado, tras firmar dos tarjetas de 65 y 69 golpes, figuraba en la primera posición, aunque con un solo golpe de ventaja sobre sus cuatro perseguidores, de los que solo le separaba un golpe.

Hacía mucho tiempo que Scott no aparecía en puestos de privilegio, y menos en un torneo tan importante como este BMW, sin embargo, ahí está, por derecho propio; después de firmar 69 golpes en la tercera vuelta, el sábado 20, Scott es cuarto, pero solo a dos golpes de la cabeza, lo que le permitía seguir soñando con volver a ganar después de mucho tiempo. Al final, con dos tarjetas de 69 y 71 golpes acabó quinto (-10), lo que le permitirá estar en Atlanta esta misma semana, aunque por los pelos ya que pasó en el puesto 29 del ranking.

Precisamente Jordan Spieth, otro grande que ha perdido parte de ese juego que le llevó a ganar Majors y colocarse entre los mejores del mundo, recorrió el sábado un camino distinto al de Jon Rahm. Mientras el español subía, el norteamericano descendía: de ser segundo el viernes, a caer 24 posiciones y terminar (68, 67, 74) con tres golpes sobre el par 71 del campo y un acumulado de -4, en el puesto 26. Gracias a sus 69 golpes del domingo, Spieth pasó a jugar la Gran Final, el Tour Championship, en el puesto 18. En la prueba solo quedaron 67 jugadores ya que empezaron solo 68, de los 70 previstos, pero Will Zalatoris, ganador la pasada semana, tuvo que retirarse por problemas en su espalda. Si se recupera estará en la final, aunque como número 3 en lugar del liderato que llevaba al retirarse del BMW Championship.

No es posible comentar.