Torneos

EE.UU aplastó (19 & 11) a los Internacionales en la Presidents Cup que se jugó en New Jersey

 

 

Ver equipos de la Presidents Cup

 

Ver leaderboard de la Presidents Cup

 

(En la imagen, la Estatua de la Libertad, con Nueva York al fondo, que corona, con su espectacular escultura, el recorrido del Liberty National, en New Jersey, donde se disputó la Presidents Cup, del 28 de septiembre, al 1 de octubre. (Foto: Wikipedia Commons).

 

EE.UU (19 & 11), como estaba previsto, arrasó a los Internacionales y levantó, una vez más, la Presidents Cup, con una ventaja de ocho puntos, que no es la diferencia máxima en la historia del torneo, pero que se acerca mucho al 20.5 & 11.5 de Melbourne 1998.

Esta sí que es la crónica victoria anunciada. Con solo un punto, de los doce individuales que se jugaron el domingo 1 de octubre en el Liberty National, en New Jersey, a orillas del rio Hudson, y con la estatua de la Libertad y Nueva York al fondo, el equipo norteamericano se proclamaría vencedor de la Presidents Cup 2917, un torneo que ha pasado con más pena que gloria, para los derrotados del equipo Internacional -Resto del Mundo menos Europa-, pero en el que se han visto magníficos golpes y espetaculares partidos.

Con 14.5 & 3.5 a favor de los Estados Unidos, se iniciaba una jornada de individuales, en la que solo el pundonor y la honra eran los sentimientos de orgullo, amor propio y profesionalidad, que se esperaban de los jugadores de ambos bandos.

Y hubo de todo eso y espectáculo, un gran espectáculo en el que, desgraciadamente se conocía el final antes de iniciarse la jornada. Pero eso no retrajo a los espectadores que, a miles, pululaban por todo el campo de New Jersey, aplaudiendo, a los suyos, sobre todo, pero disfrutando del gran espectáculo ofrecido.

LOS MEJORES ESPADAS

Nick Price, capitán del equipo Internacional puso a sus mejores espadas al comienzo de la jornada de individuales, a sabiendas de que estaba todo perdido pero, en aras del espectáculo y de salvar los pocos muebles que quedaban después del incendio de los foursomes y fourball de los tres días anteriores, intentar retrasar todo lo posible la victoria de los norteamericanos, que solo necesitaban un punto para proclamarse vencedores.

Por su parte, Steve Stricker colocó a sus mejores peones hacia el medio y el final de la jornada. Así, en el primer partido, Marc Leishman empató con Kevin Chappell, mientras Jason Day e Hideki Matsuyama, derrotaron a Charley Hoffman y Justin Tomas.

Y hasta ahí duró el guión. Solo hacía falta medio punto más y la victoria estaba hecha. Y fue Daniel Berger el que logró (2&1) el triunfo definitivo para los norteamericanos, en el cuarto partido y frente al coreano Si Won Kim.

A partir de ahí, todo es letra pequeña de la historia grande. Los Internacionales, sin nada más que perder, se llevaron la satisfacción de ganar seis individuales, con derrotas inesperadas de Jordan Spieth (2 &1) ante Jhonattan Vegas; del ya citado Thomas, y de Brooks Koepka, y con Dustin Johnson  que no pudo pasar del empate con Branden Grace.

 

 

 

CRÓNICA DE LA TERCERA JORNADA

Está claro. EE.UU (14.5 & 3.5) necesita ganar uno de los doce individuales del domingo 1 de octubre a los Internacionales, para retener la Presidents Cup, con la Estatua de la Libertad al fondo, pero como los milagros de Medinah no suelen repetirse, ya se puede dar por hecha la victoria estadounidense, en el Liberty National (par 71), en New Jersey.

En la tercera ronda, el sábado 30 de septiembre por la mañana, se disputaron cuatro partidos de foursomes, con el resultado final de 3 & 1 y un acumulado para los norteamericanos de 11.5 & 2.5.

Por la tarde, de los cuatro encuentros fourball jugados, los norteamericanos ganaron tres y los Internacionales solo uno, precisamente el de la pareja formada por los dos jugadores que peor lo habían hecho hasta entonces, sobre todo el indio Lahiri. Si Woo Kim, el coreano que en la primera ronda había sufrido una de las derrotas más abultada, al perder 5&4 formando el doble con Emiliano Grillo, frente a los imbatibles Jordan Spieth y Patrick Reed, fue quien llevó las riendas del punto ganado a la pareja formada por Kevin Chappell y Charley Hoffman. Anirban Lahiri no dio una a derechas y ni encomendándose a Buda -que no se sabe si lo hizo- pudo echar una mano a Kim, que estuvo magnífico durante toda la vuelta.

Al final del sábado, y a falta de los individuales del domingo, se puede dar por ganada a los norteamericanos esta duodécima edición de la Presidents Cup que pasará a la historia, seguramente, por ser la vez que más ventaja obtuvieron los norteamericanos sobre sus rivales.

Porque sería, no ya milagroso, sino imposible, de toda imposibilidad, que los jugadores que capitanea Nick Price fueran capaces de vencer en once de los doce individuales que enfrentan a los dos equipos en la última jornada de esta Presidents Cup, sin duda la más favorable a los norteamericanos de todas las ediciones disputadas.

Y no puede repetirse el milagro de Medinah por varias razones:

a) porque Europa sí es un equipo, aunque sea un Continente, mientras el Resto del Mundo no tiene conciencia de grupo.

b) porque en Medinah había un capitán que se llama Chema Olazábal y otro español llamado Sergio García.

c) porque la inspiración de Severiano Ballesteros en la Ryder Cup no se puede trasladar a la Presidents Cup.

c) porque la mayoría de los jugadores del Resto del Mundo, menos Europa pertenecen a países donde no creen en los  milagros.

y d) porque tal y como están jugando los norteamericanos, si los Internacionales ganan tres partidos el domingo, de los doce individuales, pueden irse dando con un canto en los dientes.

 

CRÓNICA DE LA SEGUNDA JORNADA

Después de dos jornadas en la Presidents Cup, el equipo norteamericano arrasa a los Internacionales del Resto del Mundo, menos Europa, con un resultado global de 8 a 2, tras disputarse los cinco foursomes del jueves 28 y los cinco fourball del viernes 29.

Los internacionales solo pudieron empatar un partido del viernes, precisamente el que enfrentaba a una de las mejores parejas estadounidenses, sino la mejor, formada por Jordan Spieth y Patrick Reed. El debutante canadiense Adam Hadwin y su compañero, el japonés Hideki Matsuyama fueron por delante hasta ponerse dos arriba, pero en el hoyo 14, Patrick Reed, y en el 16 Jordan Spieth, con dos birdies, empataron un partido que se decidió en el par tres del 18, cuando Spieth falló, corbata incluida, un birdie para ganar. Al final, 4.5 & 1.5, para un resultado acumulado en los dos días de 8 & 2 que, prácticamente sentencia un torneo, que, según todos los especialistas, tenía un resultado anunciado de antemano: la victoria aplastante de los norteamericanos, una vez más.

De todos modos, hay que esperar porque faltan dos jornadas, con veinte partidos por disputar.

PRIMERA JORNADA

Con la Estatua de la Libertad al fondo, Phil Mickelson, en la imagen, que empató su partido de foursomes en la primera jornada de la Presidents Cup, en New Jersey,  donde los Estados Unidos vencen 3.5 & 1.5 al Resto del Mundo, menos Europa, consiguió medio punto, en partido con Kevin Kisner que se enfrentaba a Marc Leishman y Jason Day.

Tras los cinco foursomes de la primera jornada, el jueves 28 de septiembre, los norteamericanos, capitaneados por Steve Stricker tienen una jugosa ventaja de dos puntos y, aunque el torneo no ha heccho más que empezar, ya se nota que los estadounidenses son favoritos para ganar, una vez más la Copa de los Presidentes.

UNA RYDER CUP DIFERENTE

Este torneo, que creó a imagen y semejanza de la Ryder Cup, que enfrenta a estadounidenses y europeo, se disputa en cuatro jornadas, en lugar de las tres reglamentarias de la Ryder, y se celebra cada dos años, desde 1994. Inicialmente se disputó en años pares, ya que la Ryder lo hacía en los impares, pero al suspenderse la edición Ryder 2001, debido a los atentados terroristas del 11 de septiembre, se cambió a los impares, ocupados antes por la prueba «madre».

De los 11 torneos disputados, el equipo de Estados Unidos ha ganado 9; el equipo internacional ha ganado 1 y empatado otro. La victoria del Resto del Mundo fue en Melbourne, en 1998, y el empate, también fuera de Estados Unidos, en Sudáfrica, en 2003. En 2015, la victoria fue para los norteamericanos, en Corea del Sur, por solo un punto (15.5 & 14.5).

Cada edición tiene un presidente honorario, que es el presidente del país donde se celebra la competición. Este año le corresponde, por lo tanto, a Donald Trump. En esta ocasión, las fuerzas parecen igualadas, aunque los norteamericanos siguen siendo favoritos en el Liberty National, en New Jersey, con Nueva York y la estatua de la Libertad al fondo.

 

Resultados

Año Lugar de encuentro Ubicación Equipo ganador Puntuación Capitán de los EE.UU. Capitán internacional
2017 Club de golf Liberty National Jersey City, Nueva Jersey Steve Stricker Zimbabue Nick Price (3)
2015 Jack Nicklaus Golf Club Corea del Sur Incheon , Corea del Sur Estados Unidos 15½-14½ Jay Haas Zimbabue Nick Price
2013 Muirfield Village Dublín, Ohio Estados Unidos 18½-15½ Fred Parejas (3) Zimbabue Nick Price
2011 Club de golf Royal Melbourne (2) Melbourne , Australia Estados Unidos 19-15 Fred Parejas Australia Greg Norman (2)
2009 Club de golf Harding Park San Francisco ,California Estados Unidos 19½-14½ Fred Parejas Australia Greg Norman
2007 Royal Montreal Golf Club Montreal , Canadá Estados Unidos 19½-14½ Jack Nicklaus (4) Sudáfrica Gary Player (3)
2005 Club de golf Robert Trent Jones (4) Gainesville, Virginia Estados Unidos 18½-15½ Jack Nicklaus Sudáfrica Gary Player
2003 Hoteles en Fancourt con puntuación similar George, Western CapeSudáfrica Empatado 17-17 Jack Nicklaus Sudáfrica Gary Player
2000 Club de golf Robert Trent Jones Gainesville, Virginia Estados Unidos 21½-10½ Ken Venturi Australia Peter Thomson (3)
1998 Royal Melbourne Golf Club Melbourne , Australia Equipo internacional 20½-11½ Jack Nicklaus Australia Peter Thomson
1996 Club de golf Robert Trent Jones Gainesville, Virginia Estados Unidos 16½-15½ Arnold Palmer Australia Peter Thomson
1994 Club de golf Robert Trent Jones Gainesville, Virginia Estados Unidos 20-12 Hale Irwin Australia David Graham

 

No es posible comentar.