Torneos

Aaron Rai ganó, en play off a Tommy Fletwood, el Open de Escocia. Adri Arnáus (-4), vigesimosexto

Ver leaderboard del Open de Escocia

Aaron Ray, un inglés de 25 años con ascendientes indios y keniatas, fue el ganador del Aberdeen Standard Investment Scottish Open 2020, torneo de las Rolex Series, dotado con 7.000.000$, al vencer en el primer hoyo del play off, al gran favorito, otro inglés, Tommy Fletwood, que falló un putt de un metro para empatar y volver a seguir en el desempate.

Rai (70, 69, 70 y 64) logró su primera victoria (-11) en un Rolex Series, lo que le produjo unas ganancias de casi un millón de euros, y segunda en el European Tour, aunque la primera la consiguió a finales de diciembre de 2018, en otro continente, en Hong Kong, concretamente.

Rai, que salió antes que Fletwood en el hoyo 18, primero del play off, llevó su drive al bunker, mientras que Fletwood puso su golpe, con madera tres, en medio de la calle, pero no llegó al green de dos. Rai aprochó desde treinta metros, mientras Fletwood pateó desde dos metros fuera del green, pero los dos dejaron la bola para putt a un metro; Rai la metió y Fletwood, incomprensiblemente, la falló, con lo que perdió la posibilidad de ganar su tercer torneo de las Rolex Series y se dejó 350.000$ en el hoyo 18 del green del Renaissance Club (par 71), en la localidad escocesa de North Berwick, situada en la costa al Este de Edimburgo.

Por la mente de Fletwood pasó, quizás, el recuerdo de la hazaña de Rai que, con solo 15 años ganó un concurso de putt organizado por Lee Westwood, donde embocó 207 putts consecutivos desde tres metros.

LLUVIA EL SÁBADO, SOL EL DOMINGO

Dicen los británicos que «al golf se puede jugar hasta con sol»; quizás por eso, los norteamericanos no vienen a Europa, ni aunque los torneos tengan 7.000.000$ en premios como este Open de Escocia.

Después de mejorar el mal tiempo del jueves, en la jornada del viernes, la tercera ronda, el sábado 3 de octubre volvió a empeorar y durante todo el día estuvo lloviendo sobre la costa escocesa, con momentos de alta intensidad que obligó a los jardineros a achicar el agua acumulada en los greenes.

Con este panorama, el líder tras la tercera ronda del Aberdeen Standard Investment Scottish Open 2020, fue el inglés Robert Rook que, a pesar de firmar una tarjeta de +1, acabó con un acumulado de -9, con dos golpes de ventaja.

El domingo, sin embargo, volvió a salir el sol y, aunque el frío fue una constante, los jugadores pudieron mejorar sus expectativas al salir al campo. De esta forma, Rai firmó una última vuelta de siete golpes bajo el par del campo y Fletwood, de cuatro golpes menos. Al final, empate a -11, y desempate a dos, ya que Robert Rock, el tercer inglés en discordia, acabó -1 y perdió en el putt del 18, la posibilidad de acompañar en el play off a sus dos compatriotas. Rock (-10) acabó tercero en el Renaissance Club (par 71), en la localidad escocesa de North Berwick, situada en la costa al Este de Edimburgo, donde se disputó la prueba.

ARNÁUS, EL MEJOR ESPAÑOL

El mejor de los hispanos en este Open de Escocia que finalizó el domingo 4 de octubre, fue Adri Arnáus. El catalán (75, 66, 67 y 72) que empezó la prueba con cuatro golpes sobre el par del campo, mejoró notablemente el viernes y ya, el sábado, con un tiempo infernal, firmó cuatro golpes bajo par, lo que le dio acceso a la sexta posición (-5); desgraciadamente, el domingo su tarjeta de 72 golpes, uno sobre par, le hizo descender hasta el puesto 26 con un acumulado de -4, empatado con el inglés Andy Sullivan, el sudafricano Garrick Higgo -ganador en septiembre del Open de Portugal- y el indio Sharma Shubhankar. A pesar de terminar en un puesto del top 30, Arnáus se llevó un buen pellizco: 55.000.000$.

El segundo de los cuatro españoles que pasaron el corte, fue Adrián Otaegui (71, 70, 73 y 72) que acabó (-1) en el puesto 42. El tercer hispano fue Jorge Campillo, al par, que terminó el 46, con cuatro tarjetas de 72, 64, 75 y 71 golpes.

Pablo Larrazábal (72, 64 y 76 y 75) fue la otra cara de la moneda. El viento y el frío, que le hicieron jugar con paraguas, gorra y forro polar haciendo de mascarilla durante la jornada del viernes, le llevaron a bajar 30 posiciones, desde la novena plaza del viernes, a la trigesimonovena del sábado el domingo, a pesar de la mejoría del tiempo, sus cuatro golpes sobre el par le dejaron (+3), en el puesto 59 y último de los españoles.

MIGUEL ÁNGEL JIMÉNEZ, PENÚLTIMO

Los otros tres españoles que iniciaron la prueba, además de los cuatro citados, se quedaron fuera del fin de semana en este Open escocés que se juega en el citado Renaissance Club, en la localidad escocesa de North Berwick, situada en la costa al Este de Edimburgo. Álvaro Quirós (+2) quedó el 86 y Nacho Elvira (+3), el 94. En total fueron 66 los jugadores que pasaron el corte, establecido en -1.

En cuanto a Miguel Ángel Jiménez del que siempre se espera lo mejor, no tuvo suerte en este su regreso al European Tour y, con un acumulado de +12, terminó el 123 en la penúltima posición, ya que dos jugadores se retiraron y solo quedaron 124 participantes. No empezó bien el Pisha la primera ronda de la prueba, magníficamente dotada con 7.000.000$ en premios, ya que su primera tarjeta reflejó un total de 78 golpes, 7 sobre el par 71 del campo, con ocho bogeys y solo un birdie, que le dejaron en el puesto 121, de 126 participantes, y sin posibilidad de pasar el corte del viernes. Y así se confirmó con su segunda tarjeta de 76 golpes, con un solitario birdie, lo que le condenó a esperar una segunda oportunidad la próxima semana en el segundo torneo consecutivo de las Rolex Series, el clásico BMW PGA que se disputa (8-11octubre) en el famoso campo de Wentworth, cerca de Londres.

UN ENORME ESFUERZO, POCO CORRESPONDIDO

Entre la pandemia, los cambios de fechas y los problemas para los grandes desplazamientos, el esfuerzo del European Tour por conservar las Rolex Series, dotadas con 7.000.000$, no ha sido del todo baldío y en el Aberdeen Standard Investment Scottish Open 2020, habrá un buen número de jugadores británicos, aunque con ausencias notables como la de Rory McIlroy, que sigue en los Estados Unidos aprendiendo a ser padre, dado el reciente nacimiento de su primera hija.

Rory McIlroy y Erica Stoll anunciaron el nacimiento de una niña, Poppy Kennedy McIlroy, que vio la luz el pasado 31 de agosto a las 12:15 en el Jupiter Medical Center, en Florida.

Al margen de esas y otras ausencias menos justificadas, en el Open escocés, donde solo hay un jugador entre los 20 primeros del ranking mundial, a pesar de los jugosos 7.000.000$ en premios, estaban Tommy Fletwood, Matthew Fitzpatrick, Danny Willet, Lee Westwood, Ian Poulter y Matt Wallace, entre otros. (Ver leaderboard al comienzo de la crónica).

No es posible comentar.