Torneos

El Pisha (-8) se hizo un Van de Velde en el 18 de Carnoustie… y acabó tercero en The Senior Open

 

 

 

 

(En la imagen, Miguel Ángel Jiménez, camino del hoyo 18 de Carnoustie).

 

Ver leaderboard del Open Senior

 

Miguel Ángel Jiménez (-8) que salía en la ronda final del Senior Open, con cuatro golpes de ventaja, acabó con un doble bogey en el hoyo 18 de Carnoustie y Paul Broadhurst (-11) se hizo con el título.

(…Y entonces ocurrió lo inesperado, lo ilógico, que es lo lógico golfísticamente hablando. El Pisha hizo un doble bogey en el hoyo 18 de Carnoustie, y ahí se acabaron todas sus ilusiones. En la mente de algunos apareció la sombra de Jean Van de Velde, que perdió el British Open de 1999, cuando llevaba tres golpes de ventaja sobre Paul Lawrie y Justin Leonard. El francés, que iba para ganar el Open británico, algo que no hacía un francés desde 1907, podía firmar un doble bogey para llevarse al continente la Jarra de Clarete, pero terminó metido descalzo, e intentando jugar su bola imposible que reposaba en el fondo del Barry Burn, el pequeño riachuelo que recorre, canalizado, varios hoyos de Carnoustie, entre ellos el 17 y el 18. 

Total, Van de Velde hizo un triple bogey, salió a play off y… allí mismo, con la victoria de Paul Lawrie, se acabó la carrera del francés. Y este año, Van de Velde, con su barriga incipiente, volvió a Carnoustie -el lugr del «crimen» con  los seniors. Y la alargada sombra de su leyenda negra se posó sobre la mente del Pisha, que para eso es andaluz y cree en el mal fario. Por supuesto, Van de Velde no pasó el corte y con sus dos tarjetas de 83 y 74, y un acumulado de +13, acabó el viernes en el puesto 127, de 144 participantes. Ah! y en la primera vuelta, hizo un doble bogey en el 18, con lo que podría haber ganado en 1999. En la segunda firmó el par, con lo que pudo marcharse a casa con el deber cumplido, más o menos). 

LO QUE PUDO SER… Y NO FUE

Pues sí, una vez más, la lógica que parecía encarnar el Pisha, favorito para lograr su primer Major, aunque como veterano -mayor de 50 años-, se fue al garete… Y es que el golf es el golf… y la madre que lo parió. y valga la redundancia.

A falta de una jornada en The Senior Open, en Carnoustie, Jiménez, (-11) era líder, con cuatro golpes de ventaja sobre cuatro perseguidores: Paul Broadhurst, Wes Short Junior, Tom Byrum y Joe Durant.

Con una tarjeta de 65 golpes, sumados a los dos 70 de los primeros días El Pisha está dando una clase magistral, golpe a golpe, incluido el putt, en un campo como Carnoustie (par 72) que se había convertido en un niño obediente, a las órdenes de un «abuelo» que está como si fuera un adolescente. Además, el tiempo de verano, verano escocés, pero verano al fin, la presencia del sol en ocasiones y la ausencia de viento, que hacía que los jugadores puedan ir en mangas de camisa, era un motivo más para que los jugadores hicieran muchos birdies, aunque no estuvieran a la altura del Pisha.

El Pisha (70, 70, 65), era, hasta la jornada del domingo 24, la prueba viviente de la lógica que también existe en el golf, aunque aparezca pocas veces. El malagueño, que es el jugador más en forma de todos los presentes, tal y como demostró con su puesto en el top 20, en The Open, el verdadero, el que ganó Henrik Stenson en Royal Troon, el domingo 17, se presentaba como el más calificado para la victoria final, y más con sus siete golpes bajo par de la tercera jornada, el sábado 23 en Escocia.

Luego podía pasar de todo, pero como la lógica también funciona a veces, El PIsha parecía que iba a  coronarse con su primer Grande, aunque sea un Major de veteranos, que también tiene su valor añadido.

 

EL DOBLE BOGEY DEL HOYO 10

Todo iba normal, hasta el hoyo 10. Los primeros nueve hoyos del domingo los saldó Jiménez con un birdie, en el 6 y un bogey, en el 9. Pero en el diez empezó la debacle con un doble bogey que salvó, en parte, con un birdie en el once. Luego, par en el doce y bogey en el 13, para recuperars un poco en el hoyo 14, par 5. Luego pares hasta el 17 y… tachán, doble bogey en el 18, con una buena salida de driver, un mal segundo golpe al bunker de la derecha del green -el mismo al que cayó el inglés Broadhurst, su compañero de partido- un filazo de salida de bunker, que casi se va fuera de límites… y doble bogey final. Total, una tarjeta de 75 golpes, 10 más que en la tercera jornada. Y en eso se basa la derrota del Pisha -y no solo en el valdeveldismo del 18-, en su mal juego de los últimos nueve hoyos, lo cual, por lo ilógico, no deja de ser lógico en un deporte como el golf y la madre…

Los otros dos españoles que superaron el corte tienen todavía menos ganas de sonreir que el malagueño: Santi Luna (+6) acabó en el puesto 44 y Miguel Ángel Martín (+10), el 63, de un total de 71 jugadores que pasaron al fin de semana.

LOS DOS GOLPES PERDIDOS DEL VIERNES

Miguel Ángel, que el viernes perdió dos golpes en el hoyo 16, par 3, tras caer en un bunker al lado del green, del cual le costó salir dos golpes, más otros dos de approach y putt, tuvo que conformarse con perder su posición de la primera jornada en el top ten, aunque estaba bien colocado de cara al fin de semana, y su juego estaba siendo bueno de tee a green. El malagueño empataba, a la puerta del top ten, con otros tres jugadores entre los que se encontraba Tom Lehman.

Solo una semana después de la presencia de algunos de los seniors que aún son competitivos y pueden luchar con los mejores en los Circuitos Regulares, nombres muy conocidos por su trayectoria golfística, se enfrentan en Carnoustie, uno de los campos escoceses en los que rota The Open Championship, considerado por muchos como el más difícil de todos, los seniors se ven las caras en The Senior Open, presented by Rolex, con un total de premios de 1.350.000 libras. La primera jornada, aunque se anunciaba lluvia, ha sido casi veraniega, incluido el sol, naturalmente de verano de Escocia, pero verano, al fin. El viernes fue muy parecida, aunque con menos sol, igual que el sábado… y las lluvias que se anunciaban para esas primeras jornadas se trasladaron al domingo 24, aunque fueron débiles y tampoco acompañadas del viento que suele soplar por estos lares.

Tom Watson, uno de los muchos nombres importantes que participan en este Senior Open, acabó (+1), en el puesto 27 y Bernhard Langer, compañero de partido del Pisha, durante las dos primeras rondas, y uno de los favoritos, no estuvo nunca en la pelea y con cuatro tarjetas de 71 golpes cada una, para un total de -4, acabó en la novena posición. Colin Montgomerie no pasó el corte, establecido en +4 y que superaron 71 jugadores.

OCHO ESPAÑOLES EN CARNOUSTIE

Los españoles que no pasaron el corte fueron: José Manuel Carriles, Pedro Linhart, Pepín Rivero, Vicente Arpón y José Buendía.

 

No es posible comentar.