Torneos

Jiménez (-8), quinto y De la Riva (-7), séptimo, en el Open de Austria

 

 

(En la imagen, Mikael Lundberg, con el trofeo obtenido en Austria. Bajo estas líneas, Miguel Ángel Jiménez con Susanne, su mujer austríaca, en pleno Pro Am del Lyoness Open de Austria que se disputó del 5 al 8 de junio).

 

 

Ver leaderboard del Open de Austria

 

 

 

De los siete españoles que empezaron el jueves 5 el Open de Austria, solo dos pasaron el corte, establecido en +3 y que superaron 65 jugadores. Miguel Ángel Jiménez y Eduardo de la Riva acabaron en el top ten del torneo, después de unos comienzos que hacían presagiar lo peor, pero ambos fueron de menos a más y, al final, lograron una digna posición que les ayuda a mantener sus posiciones en La Carrera hacia Dubai.

 

El ganador del torneo fue Mikael Lundberg (-12), que logra por primera vez inscribir el nombre de un sueco en este torneo. Lumberg ha sido uno de los muchos jugadores que perdió la tarjeta del Circuito y que ha tenido que luchar con tesón para volver a conseguirla. Y ha sido duro en esta ocasión porque, desde la Casa Club vio cómo el jugador local, favorito de la afición austríaca, Bernd Wiesberger, le empataba y le obligaba a salir a un play off que, finalmente, no tuvo más historia que la de un putt de casi quince metros con el que el sueco logró un birdie en el par 3 del hoyo 18, el primero del play off, que dejó al austríaco, que estaba a escasos tres metros, con un palmo de narices… es un decir, y con la vista mirando al FedEx St. Jude Classic de Memphis, porque su posibilidad de lograr una plaza en el US Open de la próxima semana, pasa por el descalabro de algún compañero que le permita terminar esta semana dentro de los sesenta primeros del mundo.

 

La tercera plaza (-10) fue para el holandés Joost Luiten, que hizo una buena defensa del título pero que no llegó a colocarse entre los primeros para disputar el play off.

 

LA REMONTADA DE LOS DOS ESPAÑOLES SUPERVIVIENTES

 

Miguel Ángel Jiménez, que no llevaba una buena racha y puede que sus problemas con el codo de golf que le afecta el brazo derecho, en el que lleva puesta una abrazadera para mitigar el dolor, tenga parte de culpa, ha sido fiel a sí mismo en Austria. Después de un inicio bajo par (70, 75, 68 y 67), la mala tarjeta de la segunda ronda con tres golpes sobre el par 72 del Diamond G.C. en la localidad austríaca de Atzenbrugg, le dejaron sin posibilidades de victoria. Sin embargo, como no podía ser de otra manera, ya que el malagueño nunca se rinde, una tarjeta de 68 golpes en la tercera jornada, que le devolvió al top 20, y otra, la última, de 67, que le llevó hasta la quinta posición (-8), empatado con Fabrizio Zanotti, hicieron que su paso por el Open de Austria le haya servido, además de para tener contenta a su mujer, que es austríaca, para obtener una bolsa de 38.700 €, que no está nada mal, teniendo en cuenta que este torneo repartía «solo» 1.000.000 €.

 

Un premio merecido, aunque solo sea por el eagle que firmó en el hoyo 13, par 4, con una segunda bola que entró llorando en el hoyo entre la ovación de sus «paisanos consortes».

 

Un caso parecido fue el de Eduardo de la Riva. En el caso del catalán, sus cuatro tarjetas de 73, 69, 70 y 69, explican cómo el comienzo en el Lyoness Open by Greeenfinity de Austria, no fue bueno, pero sus tres siguientes recorridos bajo par le dejaron en el top ten, con un -7 final, en el puesto séptimo y con unas ganancias de 27.500 €.

 

CINCO ESPAÑOLES FUERA DEL FIN DE SEMANA

 

Los otros cinco españoles que empezaron el torneo, se quedaron fuera del fin de semana. Como José Manuel Lara -invitado por haber ganado este torneo en años anteriortes- que sigue sin levantar cabeza, Chema Olazábal, tres cuartos de lo mismo, igual que Javier Colomo y los rookies Adrián Otaegui y Nacho Elvira.

 

Aunque en el Lyoness Open by Greeenfinity de Austria no había «más» que un millón de € en premios, a Miguel Ángel Jiménez no se le desanimó esa cantidad y fue al Diamond C.C., en la localidad de Atzenbrugg para disputar el torneo e irse acercando aún más a su objetivo de estar en la Ryder Cup de septiembre, en Gleneagles, aunque las cosas no le estén yendo bien.

 

MIGUEL ÁNGEL, EL VIENÉS CONSORTE

 

JIMÉNEZ Y SUSANNE STYBLO AUSTRIA 14

 

Al margen de que son ya seis las ocasiones en las que el Pisha ha jugado este torneo, Miguel Ángel se ha afincado en Viena tras su boda con Susanne Styblo, que es austriaca de nacimiento, y jugar el Open de Austria es como jugar en casa. Para empezar, el malagueño y Susanne jugaron el Pro Am y aunque no lo ganaron, lo pasaron muy bien, tal y como dijo Jiménez: «me gusta mucho jugar con mi mujer que es hándicap 9 y lo hace muy bien».

 

Tiene más mérito si cabe lo del Pisha, en una época en la que el desamor, en los jóvenes véase a Rory y Caroline, se contrasta en el mundo del golf con los amores más veteranos, y aunque Jiménez y Sussane solo llevan un mes de casados, están tan contentos. Al final del torneo, el próximo domingo día 8, la pareja viajará a los Estados Unidos, porque Jiménez tiene una cita en Carolina del Norte con el US Open.

 

UN TORNEO SIN MUCHOS NOMBRES DE RELUMBRÓN

 

No hay demasiado renombre en la lista para el tee de salida del torneo austríaco, si se tiene en cuenta que Austria no es una potencia golfística, y tampoco hay muchos españoles. Sergio sigue su recuperación y espera reaparecer en el Open USA (12 – 15 de junio) en Carolina del Norte; Gonzalo Fernández Castaño sí juega esta semana (5 – 8 de junio) en Memphis, y solo otros seis jugadores hispanos acompañarán al malagueño en el tee de salida del Diamond C.C., par 72.

 

 

UN BAJÓN EN EL JUEGO

 

Desde que ganó su vigesimoprimer título del Tour Europeo en el Open de España el mes pasado, Jiménez ha sufrido un ligero bajón de forma: acabó el 35 empatado en el BMW PGA Championship y el 70 en el Nordea Masters de la semana pasada, pero el español cuenta con una excelente reputación en el Open de Austria, donde no ha quedado fuera del top 20 en sus cinco actuaciones anteriores: “uno siempre intenta mejorar y quiere sacar el máximo provecho de la oportunidad cada vez que da un golpe. Eso no siempre es posible, pero si es siempre el objetivo. Me quedé decepcionado por cómo jugué el pasado fin de semana en Suecia, sobre todo con mi juego corto, pero me siento muy cómodo aquí esta semana, y es agradable permanecer en el país. La semana que viene voy a jugar el US Open, por lo que estos días me servirán de entrenamiento para Pinehurst. Estos dos torneos son muy importantes para mí, así que espero poder hacerlo bien”.

 

EL DIAMOND C.C.

 

Jiménez tuvo buenas palabras para el Diamond C.C. ya que aseguró: «el recorrido está en muy buen estado, y pone a prueba cada parte del juego. Tienes que tocar bien la bola porque algunos hoyos son largs y las calles muy estrechas, así que hay que pegarle recto. Luego hay golpes de aproximación a los greenes que son muy complicados lo que pone presión sobre el juego corto. Desde luego, el campo es muy bueno y me gusta”.

No es posible comentar.