Silverman/Rodgers (-26) ganaron el Pro Am de Pebble Beach. Hubbard/Gasol (-18) y Bramlett/Bale (-16)

0

Silverman/Rodgers, en la foto, fueron los ganadores del AT&T Pebble Beach Pro Am, en California. Justin Rose (-15) lidera el torneo de los pros, que terminará el lunes 6. (Ver horario de TV).

Ver leaderboard del AT&T Pebble Beach ProAm

(En la imagen de archivo, Pau Gasol en St. Andrews).

(Movistar Golf 62 ofrece la última jornada del AT&T Pebble Beach Pro Am, con los 71 profesionales que pasaron el corte, establecido en -1, a partir de las 17.00 horas, una menos en Canarias, si el tiempo no lo impide).

Este año el ATT&T Pebble Beach Pro Am ha tenido problemas con el viento. Tanto es así que el torneo de profesionales tiene que terminarse el lunes 6 de enero, mientras el Pro Am que no llegó a jugarse en su totalidad, ya que los que, teóricamente, pasaron el corte, no pudieron jugar la última ronda y la clasificación se hizo tras la tercera jornada.

De esta forma, los equipos quedaron clasificados por los golpes realizados, pero no por puestos. En cualquier caso, los ganadores fueron Silverman/Rodgers (-26), seguidos de Malnati/ Colleran (-25).

Ben Silverman, canadiense de 35 años, tiene dos victorias en el PGA Tour, la última la pasada semana en Bahamas. Su compañero amateur, Aaron Rodgers, es quarterback en los Green Bay Packers de Wisconsin, aunque este año cambiará, posiblemente, a los Miami Dodgers o a los San Francisco 49.

En cuanto a los aficionados más conocidos por el público español, Pau Gasol y Gareth Bale, terminaron en muy buena posición y hubieran podido jugar la ronda final ya que, estaban entre los 25 mejores que pasaban el corte. Mark Hubbard y Pau Gasol terminaron con -18 y Joseph Bramlett y Gareth Bale (-16), lo que significa que ambos jugaron un buen torneo.

JUSTIN ROSE, LÍDER PROVISIONAL

En cuanto al torneo de los profesionales, que deberán terminar el lunes 6, el líder provisional, tras nueve hoyos jugados, es Justin Rose, que busca una victoria después de cuatro años sin lograrla.

A falta de grandes figuras en el Pebble Beach Pro Am que se inició el jueves 2 de febrero en tres de los campos situados en la Península de Monterey, en California, con la participación de 156 profesionales y otros tantos aficionados, la atención de los aficionados españoles puede centrarse en las figuras de Pau Gasol y de Gareth Bale, el galés que fracasó en el Real Madrid porque a los aficionados no les gustaba que jugara al golf.

El caso es que, con la tercera jornada suspendida por el fuerte viento, el líder provisional (-12) entre los profesionales es el norteamericano, Peter Malnati. Tras él, a dos golpe, otros compatriotas: Keith Michell y Joseph Bramlett, el profesional con el que juega Gareth Bale.
Precisamente la pareja Bramlett/Bale (-15) ocupan la decimosexta posición, mientras Hubbard/Gasol (-16) son novenos. Lideran la clasificación del Pro Am (-25) Silverman/Rodgers.

De los jugadores de renombre que participan en la prueba, tres de ellos, Jordan Spieth Dany Willet y Matt Fitzpatrick, empatan (-1) en el puesto 18.

Mark Jubbard, compañero del ex jugador de baloncesto, empata (-1), en el puesto 57, con Danny Willet. Otro inglés Matt Fitzpatrick, es (-2) en 50 y Jordan Spieth, uno de los favoritos, está (-4) en el puesto 28.

Spieth tiene como compañero de dobles, al cantante canadiense Jake Owen, que iba para golfista y llegó a ser campeón amateur de Estados Unidos, pero al que un accidente de wakeboard (esquí acuático con tabla) le dejó fuera del deporte profesional y le dejó paso a su carrera como cantante.

CROSBY Y HOPE

Bob Hope y Bing Crosby fueron dos estrellas de Hollywood que, además de ser famosos por sus películas y Crosby por sus canciones -America’s Crooner- llegaron a apodarle porque su voz suave y melódica le convirtió en uno de los mejores cantantes de los Estados Unidos.

Los dos artistas interpretaron juntos muchas películas y, además, tenían un denominador común que les unía todavía más: el golf. Hope fue durante muchos años el anfitrión del Bob Hope Classic, en La Quinta de California, en formato Pro Am, amén de auspiciar el Bob Hope British Classic que se disputó de 1980 a 1991 y que ganaron Antonio Garrido y José María Cañizares, éste en dos ocasiones; la primera en 1980, cuando se inició la prueba en formato Pro Am, año en el que Severiano Ballesteros acabó segundo, empatado con Lee Trevino y Brian Wates, a solo un golpe de Cañizares padre.

También Crosby, enamorado del golf, al que le hubiera gustado ser profesional y que murió, precisamente, jugando al golf en España, en el Club de Golf de La Moraleja, en Madrid, mientras disputaba un partido con los profesionales Manolo Piñero y Valentín Barrios y César de Zulueta, entonces director del Club. Al llegar al hoyo 18 sufrió un desvanecimiento y murió, de un infarto de miocardio, al llegar al vestuario.

Qué mejor forma de morir para un amante del golf: tenía 73 años, era el 14 de octubre de 1977 y había firmado 87 golpes con los que ganó el partido. Vino a España a jugar a cazar perdices y a jugar al golf con Seve, no pudo cumplir nada más que una parte de sus intenciones como deportista, pero murió con las botas -zapatos de golf- puestos.

TRES CAMPOS DISTINTOS

Esta semana (2 – 5 febrero) se recuerda a Bing Crosby en Pebble Beach, donde se disputa el Pebble Beach Golf Links Pro am, una competición oficial del PGA Tour que Crosby fue de los primeros en auspiciar y que une a pros y amateurs, en un macro torneo que se disputa en tres campos de Península de Monterey, en California: Pebble Beach Links, Spyglass Hill Course y Monterey Peninsula.

Faltan algunos de los mejores del ranking mundial, pero hay otros, como Jordan Spieth, que acuden a la llamada del PGA Tour. Y la escasez de Top Ten mundiales se compensa con la cantidad de famosos -actores, deportistas y cantantes- que que se suman al torneo como amateurs. Entre ellos hay dos bien conocidos por los aficionados españoles: Pau Gasol y Gareth Bale.

Los dos deportistas ya retirados dedican buena parte de su tiempo libre a jugar al golf y no han podido dejar pasar esta oportunidad, no solo para salir al campo, también para participar en el torneo cuyos beneficios van a parar a la Monterey Peninsula Foundation y se reparten entre personas necesitadas.

Ni Bale, ni Gasol juegan con dos grandes figuras, pero lo importante es participar. Pau tiene como compañero al norteamericano Mark Hubbard, de 33 años, natural de Denver, Colorado, que es el 80 de la FedEx Cup y el 169 en el ranking mundial.

Por su parte, Bale juega con Joseph Bramlett, otro norteamericano nacido en Stanford, California, el 64 de la FedEx Cup y el 217 del ranking mundial.

BILL MURRAY, UN CLÁSICO

Entre los famosos no podía faltar el actor Bill Murray, que se destaca por sus excentricidades durante la prueba y por algunos putts certeros. Otros actores participantes son: Jason Bateman, de la serie policíaca Ozark, ganadora de un Emmy, debutará en el Pro-Am de este año, junto a Will Arnett, también nominado al Emmy. Con ellos también estarán, Scott Eastwood -hijo de Clint Eastwood que jugó durante muchos años el Pro Am-, Chris O’Donnell y Alfonso Ribeiro, otro clásico. 

Además, participan en el Pro Am, campeones de la Super Bowl, de la NFL, de la Major Soccer League y de otros muchos deportes.

Total, un super espectáculo que reúne a pros y aficionados, en un torneo que tiene un montante en premios, para los profesionales, de 9.000.000$.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *