Torneos

Pablo Martin fue segundo en el Volvo China Open que ganó Nicolás Colsaerts (-24). Sergio García terminó a diez golpes

(En la imagen, el belga Nicolás Colsaerts, vencedor en el Volvo China Open, con el trofeo que le acredita como ganador y el oso panda de peluche, símbolo del torneo. Foto Volvo in Golf).

Con un resultado poco habitual en el Tour Europeo, 24 golpes bajo el par 72 del campo, el belga Nicolás Colsaerts ha conseguido su primera victoria en el Circuito. Sus cuatro tarjetas de 65, 67, 66 y 66, evidencian, no solo el buen juego del ganador, nacido en Bruselas hace 28 años, sino la escasa dificultad que el campo ha presentado a los jugadores.

Hasta tal punto el Luxehills Country Club International, en Chengdu, que se ha jugado como un par 72 de 6.708 metros, ha sido un "caramelito" para los jugadores, lo demuestra el hecho de que de los 74 jugadores que pasaron el corte, ninguno ha terminado sobre el par del campo y solo los dos últimos han firmado sus cuatro tarjetas para finalizar al par.

Colsaerts ha ganado el torneo con total autoridad y cuatro golpes de ventaja sobre sus cuatro inmediatos seguidores, entre los que se encontraba Pablo Martín. Junto a él, con -20, han finalizado el irlandés Peter Lawrie, el joven neozelandés Danny Lee y el danés Soren Kjeldsen. El belga, que se hizo profesional hace once años, es el segundo jugador belga que gana en el Circuito Europeo, después de Philippe Toussaint que lo hizoen 1974.

Además del premio de 350.946 €, Colsaerts ha tenido un premio añadido, que es el que buscaba Sergio García y, por supuesto, el resto de jugadores: una plaza para el Volvo World Match Play de Finca Cortesín de finales del mes de mayo.

 UN "CARAMELITO", PAR 72

Ni tanto, ni tan calvo. La manida frase vale para definir el posible resultado que se obtiene en la polémica campos difíciles o campos fáciles para los golfistas profesionales. Y es que no se trata de poner los campos como si se jugara todas las semanas el US Open, pero tampoco de preparar campos como este de Chengdu, donde 43 de los 74 jugadores que pasaron el corte, terminaron con una cifra de dos dígitos bajo el par del campo.
El recorrido se lo encontraron los jugadores como si de un caramelito se tratara, hasta tal punto que el corte se estableció en -5. El campo, muy comercial, podría haberse jugado como par 70 y se habría dificultado algo más para que los birdies no fueran cayendo como churros.
LOS ESPAÑOLES:  CAL Y ARENA
Mientras Pablo Martín ha dado la de cal y  terminado en la segunda posición (70, 68, 67 y 63), después de firmar una última tarjeta con 9 golpes bajo el par del campo, Sergio García (66, 67, 72 y 69) descendió, desde el top ten de las dos primeras jornadas, hasta el puesto 22, con un total de 14 bajo par, a diez golpes del ganador. Su vestimenta de color blanco, en honor al triunfo de "su" equipo favorito de fútbol, el Real Madrid, no le sirvió de talisman, como a los merengues frente al Barcelona, cuando ganaron la Copa del Rey.
Pablo Larrazábal es otro de los que fue de menos a más y sus cuatro tarjetas de 70, 67, 70 y 64, le llevaron hasta el décimo lugar, empatado con otros cuatro jugadores: Richard Finch, Gareth Maybin, Jeev Milkha Singh y Aaron Townsend
Es destacable la actuación de los dos Pablos en la última vuelta de China: mientras Martín ha firmado la mejor tarjeta del domingo, 63 golpes, con los que su empate en el segundo puesto le ha hecho ganar 140.886 €,  Larrazábal hizo solo un golpe más: 64. Excepcional los dos.
Las posiciones de los otros cuatro españoles, de los siete que llegaron a China fueron: José Manuel Lara el 43 (-10); Rafa Cabrera-Bello, 52 (-9) y Alejandro Cañizares  y Nacho Garrido, empatados en el 62 (-6). 
 

Ver resultados del Volvo China Open

LOS MEJORES JUGADORES “PASARON DE CHINA”
Con el dinero que se reparte en los torneos de golf, a pesar de la crisis mundial, los mejores jugadores del mundo pueden permitirse el lujo de “pasar olímpicamente” de algunos premios. Es el caso del Volvo China Open, que finalizó el 24 de abril, donde el cuadro se quedó esquelético ya que en el tee de salida no hubo ningún jugador entre los 30 primeros del ranking mundial. El mejor clasificado era el coreano Y. E. Yang, en el puesto 35 quien, encima, no pasó el corte. Tampoco  Padraig Harrington, otro de los “invitados” de renombre, junto a Sergio García, y que ocupa el puesto 38. Aparte del coreano y del irlandés, no hay más jugadores entre los cincuenta primeros del mundo, porque García es el 74, puesto que no le corresponde por su categoría y del que muy pronto va a salir catapultado si continúa jugando como en las dos primeras jornadas del Volvo China Open.
Y las ausencias fueron más notables en China, debido al alto montante de premios de este Volvo China Open, que era de 20.000.000 de RMB, o lo que es lo mismo, China Yuan Renminby, la moneda oficial china. Al cambio esos veinte millones suponen 3.062.082 $ o lo que es igual, 2.135.000 €. La semana pasada, con algo más de dinero, en Malasia estaban Martin Kaymer, Oosthuizen y el ganador del Masters, Charl Schwartzel, pero lo cargado del calendario y la competencia norteamericana, con el Heritage de Carolina del Sur, donde se reparten 5.700.000 $, obligan a los mejores jugadores a pensarse mucho a la hora de llenar su agenda, donde los torneos prioritarios son aquellos en los que son “invitados”. Hasta Lee Westwood prefirió hacer un "bolo" y ganarlo, al ir como "invitado" al Indonesian Masters, aunque los premios totales solo eran de 750.000 $.
El hecho de que el ganador en China tuviera una plaza asegurada para el Volvo Match Play de Finca Cortesín, tampoco parece haber motivado especialmente a los profesionales.
ENTREVISTAS EN EL HOYO 19 (por María Acacia López Bachiller) 
Nicolas Colsaerts: “No puedo creérmelo, ha sido un camino muy duro para llegar hasta aquí y pienso celebrarlo por todo lo alto. Accedí al Tour con 18 años, demasiado joven y sin tener ni idea de lo que me esperaba ni del nivel que era necesario para llegar a ser alguien. Cometí todos los errores posibles y, a pesar de ello, la gente que me quiere seguía confiando en mí. Perdí varias veces la tarjeta y el peor momento lo pasé en el 2008 cuando estuve a punto de abandonar. Decidí marcharme cuatro meses a Australia que me cambiaron la vida. Siempre mantuve la fe en mí, sabía que un día lo lograría”.
Pablo Martín, hoy 63, menos 20: “Muy contento con el resultado. Esta mañana no esperaba subir tantos puestos aunque el campo estaba para hacerle muchos birdies. Le he pegado bien a la bola y por fin he metido los putts que no habían entrado en las vueltas anteriores. Nunca había visto hacer tantos birdies en un partido: Danny Willett 8, Christian Nilsson 9 y yo 10, hemos debido batir un récord, ha sido fantástico y muy divertido. En el tee del 16 pensé que tal vez otros tres birdies serían suficientes pero Nicolas ha jugado de cine y ha merecido ganar. La semana que viene juego Corea y la siguiente el Open de España, que me hace mucha ilusión”.
 
Pablo Larrazábal, hoy 64, 17 bajo par: “Feliz con esta última vuelta. Llevo tres meses jugando muy bien, muy consistente aunque los resultados no lo hayan demostrado, y varias semanas he rondado el Top 10. Hoy he fallado algún putt y sólo un green, ha sido una gran vuelta. Solamente he hecho dos bogeys en toda la semana, un green a tres putts y ayer en el 18 que me fui al agua. No voy a Corea, quiero prepararme para el Open de España que se juega en El Prat, en mi campo”.
Nicolas Colsaerts estará el mes que viene en Finca Cortesín, donde disputará el Volvo World Match Play entre el 19 y el 20 de mayo: “Me apetece mucho y estoy contentísimo por haber ganado este premio extra, es un torneo que siempre me entusiasmó y veía en televisión desde que era muy pequeño”.

Ver resultados del Volvo China Open

 CRÓNICA DE LA TERCERA JORNADA

Sergio (-11) vestirá de blanco, pero sale el domingo en el Volvo China Open a siete golpes del líder, Nicolás Colsaerts (-18)

Con una vuelta al par el sábado, Sergio García (-11) se ha alejado siete golpes del líder del Volvo China Open y el domingo se le ha complicado de cara a la victoria, ya que no solo ha perdido el top ten, sino que está a siete golpes del belga Nicolás Colsaerts.

Sergio saldrá el domingo, en la última ronda del Volvo China Open, vestido de blanco, en homenaje a “su” Real Madrid, campeón de la Copa del Rey 2011, pero tendrá difícil ofrecerle a su vez el título de ganador del torneo que se disputa en la localidad china de Chengdu, ya que está en el puesto 23, compartido (-11) con Pablo Martín y Rafa Cabrera y, no solo tiene muchos jugadores por delante, sino siete golpes de diferencia con el líder, el belga Nicolás Colsaerts (65, 67, 66).

Colsaerts aventaja en un solo golpe a la nueva revelación del golf coreano, el joven de 19 años Han Chang-won que, con 64, 70 y 65 golpes, es segundo (-17) en solitario.

Si dura ha sido la caída de Sergio (66, 67 y 72), al firmar una tarjeta de par en la tercera jornada que, con las condiciones en las que está el campo, solo le han servido para empeorar su posición en la tabla y abandonar el top ten, peor ha sido la del galés Jamie Donaldson que, después de hacer 61 golpes el viernes, ha firmado 70 el sábado.

MAL SÁBADO PARA LA ARMADA ESPAÑOLA

Si el jugador castellonense comparte sus -11 con Pablo Martí -67 golpes sabatinos- y Rafa Cabrera, 71, Pablo Larrazábal, con sus dos golpes bajo par del sábado es el 38 (-9). Los que peor lo tienen de cara al domingo son José Manuel Lara y Nacho Garrido, que empatan en el puesto 60, con vueltas sobre par y un total de -5, y Alejandro Cañizares que es el 68 (-3).

   

CRÓNICA DE LA SEGUNDA JORNADA
DONALDSON FIRMÓ 61 GOLPES (-11) Y SE COLOCA LÍDER
El galés Jamie Donaldson firmó una tarjeta de 61 golpes, 11 bajo el par del campo, en la segunda jornada del Volvo China Open y es líder con un total de -13, delante de siete jugadores, empatados, a un golpe, y de otros cinco, entre los que se encuentra Sergio García, que ocupan la novena posición con -11.
El torneo, que se juega en el Luxehills Country Club International, en Chengdu, es un par 72 de 6.708 metros y se lo han encontrado los jugadores como si de un caramelito se tratara, hasta tal punto que el corte se ha establecido en -5, lugar en el que figuran empatados quince profesionales, con lo que 74 jugadores participarán en la competición durante el fin de semana. El campo, muy comercial, podría haberse jugado como par 70 y se habría dificultado algo más para que los birdies no fueran cayendo como churros
Además de la espléndida tarjeta del líder Donaldson, el irlandés Peter Lawrie, hizo 64 golpes y el danés Jeppe Huldalh, 65, lo que les permite figurar en la segunda posición (-12), junto a otros cinco jugadores.
De los 155 jugadores que empezaron en los tees de salida, solo 33 han terminado por encima del par, casi todos locales que han tenido su oportunidad en un país donde el golf crece como la espuma. Una prueba más de las facilidades que ofrecía el campo, ancho, mojado hasta el punto de que se podía colocar la bola en las calles, y con los greenes receptivos debido a las lluvias caídas durante los primeros días de la semana. Total, un pastel de los que gustan a los jugadores, pero que no son los mejores para el espectáculo, a pesar de los muchos birdies que se hacen.
LOS SIETE ESPAÑOLES JUGARÁN EL FIN DE SEMANA
Además de la novena posición de Sergio García (-11), los otros seis españoles que iniciaron el torneo han pasado el corte: Rafa Cabrera-Bello es decimocuarto (-10); Pablo Larrazábal y Nacho Garrido (-7) comparten la posición 36 y Pablo Martín y José Manuel Lara, que parece haberse recuperado de los dolores de espalda que le hicieron  retirarse la semana pasada en Malasia), están juntos (-6) en el puesto 47. El último de los españoles, el 61, es Alejandro Cañizares (-5).
DOS DE LAS FIGURAS, FUERA DEL CORTE
A pesar de las facilidades que dio el campo a los jugadores en las dos primeras jornadas, dos de los tres mejores jugadores, no solo por el ranking, sino por el palmarés, no han dado la talla y no han pasado el corte. El único, Sergio García, que parte el fin de semana con todas sus posibilidades intactas, a solo dos golpes de la cabeza, y jugando un golf muy compacto, bien de tee a green y con buen manejo del putt, aunque no haya acertado tanto como el de Castellón hubiera querido. Sus dos tarjetas de 66 y 67, le ponen en -11, en dos jornadas, y con unas buenas estadísticas: 313 yardas de driver, 13, de 14, calles acertadas, 17 greenes en regulación y 31 putts. Con solo que mejore su media de putts, en dos o tres golpes, estará en condiciones de luchar por el título.
Los otros dos favoritos en este torneo eran el coreano Y.E.Yang, número 35 el ranking mundial y primero en dicha clasificación entre todos los inscritos, y el irlandés Padraig Harrington. Los dos han defraudado al quedar fuera del corte, sobre todo Harrington, que no lleva una buena temporada y ha terminado con el par del campo en el puesto 113. Como ha ido con toda su familia a Chengdu, la ciudad de los osos panda, tendrá tiempo durante el fin de semana para seguir haciendo turismo en esa localidad china, capital de la provincia de Sichuan, al Sudoeste de China, con diez millones de habitantes.
En cuanto al coreano Yang, que iba en el mismo partido del irlandés, su posición 104 (-1) también le ha dejado k.o.
CRÓNICA DE LA PRIMERA JORNADA
Sergio García (-6), séptimo en el Volvo China Open, a dos golpes del líder, el coreano Hang Chang-won 
Aunque el Volvo China Open que se está jugando (21 – 24 de abril) en Chengdu, la ciudad de los osos panda, comenzó su primera jornada con hora y media de retraso, debido a la niebla, y aunque no han terminado todos los partidos, Sergio García, inspirado por la victoria de su querido Real Madrid, que ganó la Copa del Rey de Fútbol, dieciocho años después de conquistarla por última vez frente al Zaragoza (2-0), firmó una tarjeta de 66 golpes, seis menos del par 72 del Luxehills International Country Club, y es séptimo, empatado con otros ocho jugadores, a solo dos golpes del joven y poco conocido coreano Han Chang-won.
Sergio, que es uno de los escasos “invitados” de prestigio a este Volvo China Open, del que han “pasado” las figuras y cuya participación cuenta con un buen número de jugadores chinos y de coreanos, que son los que parten el bacalao en Asia, es el mejor de los tres “favoritos” para ganar el título, por sus trayectorias profesionales. El coreano Y. E. Yang es el 24 (-4) y Padraig Harrington, que parece haber venido con la familia a ver a los osos panda, es el 83 (-1) y, si no mejora el viernes, puede elegir entre volverse a casa o quedarse como turista en China el fin de semana.  
LOS SEIS ESPAÑOLES RESTANTES
El resto de los siete españoles que participan en la competición tienen posibilidades, no solo de pasar el corte, que tal y como está el campo de asequible podría estar en -2, sino que alguno de ellos tiene posibilidades de acercarse a la cabeza. Es el caso de Rafa Cabrera-Bello y Alejandro Cañizares (-4), empatados en la posición 24. Con un golpe más está, en el puesto 40, Nacho Garrido (-3) y los dos Pablos, Martín y Larrazábal, están dos golpes bajo el par del campo, aunque Larrazábal tuvo que dejar el partido en el hoyo 12, debido a la falta de luz, empatados en la plaza 58. José Manuel Lara(-1) cierra la lista española, en la posición 83.

CRÓNICA PREVIA

Siete españoles, con Sergio García, en el Volvo China Open, un torneo al que los mejores jugadores del mundo han dado la espalda

 

Con el dinero que se reparte en los torneos de golf, a pesar de la crisis mundial, los mejores jugadores del mundo pueden permitirse el lujo de “pasar olímpicamente” de algunos premios. Es el caso del Volvo China Open, que se disputa esta semana (21 – 24 de abril) en la localidad china de Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, situada en el sudoeste de China y con una población aproximada de 10 millones de habitantes.
Hasta Chengdu han llegado siete españoles para participar en el campeonato, con Sergio García como primer espada. Sin embargo, el cuadro se ha quedado esquelético ya que en el tee de salida no hay ningún jugador que esté entre los 30 primeros del ranking mundial. El mejor clasificado, si mis cálculos no fallan, es el coreano Y. E. Yang, en el puesto 35, que compartirá partido, los dos primeros días, con Padraig Harrington, otro de los “invitados” de renombre, junto a Sergio, y que ocupa el puesto 38. Aparte del coreano y del irlandés, no hay más jugadores entre los cincuenta primeros del mundo. Y si hay alguno más se me ha pasado entre la lista de participantes chinos y coreanos de nombres tan desconocidos como impronunciables.
SERGIO Y SEIS DE LOS SUYOS
Sergio García estará en el tee de salida del Luxehills Country Club International, en Chengdu, un par 72 de 6.708 metros, a las 13.30 horas del jueves 21 de abril, donde compartirá partido con el coreano Noh Seung-yul y con el chino Liang Wen-chong. El de Castellón estará algo de sueño porque habrá tenido que despertarse a mitad de la noche, algo así como las tres de la madrugada, para ver en directo la final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Madrid. Como se sabe García es un fan del Real, igual que su amigo Rafa Nadal.
Con el de Castellón habrá en China otros seis españoles: Nacho Garrido, Rafa Cabrera, Alejandro Cañizares, José Manuel Lara, Pablo Martín y Pablo Larrazábal. ¡Suerte a todos!
No es posible comentar.