Torneos

Escocia se rinde al inglés: Oliver Wilson (-17) renace al ganar el Alfred Dunhill Links Championship, en el Old Course

 

 

 

 

 

 

Ver leaderboard del Alfred Dunhill Championship

 

 

Oliver Wilson (-17) renace sobre sus cenizas al ganar en Escocia el Alfred Dunhill Links Championship que  finalizó el domingo 5, en St. Andrews. El inglés terminó con un golpe de ventaja sobre el trío formado por el norirlandés Rory McIlroy, el escocés Richie Ramsay y otro inglés. Tommy Fletwood.

 

El inglés (64, 72, 65 y 70) que hizo rendirse a los escoceses que abarrotaban el hoyo 18 del Old Course, ha vuelto a nacer para el golf, después de varios años hundido en lo más profundo de los abismos golfísticos. Con 34 años -cumple 35 el próximo 14 de septiembre-, nueve segundos puestos en el European Tour y una Ryder a sus espaldas, la de 2008 que Europa perdió en Valhalla, EE. UU., con Nick Faldo de capitán, el inglés desapareció del mapa profesional y no solo perdió la tarjeta del Tour, sino que este año ya no tenía la del Challenge y aparecía perdido en el ranking mundial, por encima del 700.

 

Sus lágrimas al ganar el torneo, y en el hoyo 18 del Old Course de St. Andrews, estaban bien justificadas, y los abrazos con su caddie y su mujer, así lo atestiguan. Wilson con esta victoria consigue,  no solo la tarjeta del Tour 2015, sino una exención de tres años y la posibilidad de estar entre los sesenta primeros de la Carrera hacia Dubai, ya que después de esta victoria, ha ascendido al puesto 39 del ranking europeo y está el 159 en el ranking mundial, donde ha recuperado casi seiscientos puestos.

 

Rory McIlroy (73, 67, 64 y 68), que empezó mal este Alfred Dunhill Links Championship que se juega en formato Pro Am en tres campos escoceses (St. Andrews, Carnoustie y Kingsbarns) y cuya jornada final se disputó en el Old Course de St. Andrews, acabó empatado en la segunda posición, pero luchó hasta el final por el triunfo, como lo demuestra el birdie con el que finalizó el torneo. Con tres tarjetas, de 73 en Carnoustie, de 67 en Kingsbarns, y de 64 en St. Andrews, el norirlandés era uno de los claros candidatos al triunfo, sobre todo teniendo en cuenta que el Old Course es uno de sus campos preferidos y que el  sábado había firmado una tarjeta de ocho golpes bajo el par del histórico campo, la mejor del día. Y estuvo todo el domingo en la zona de privilegio, pero sus posibilidades se acabaron en el 17, cuando con su tercer golpe se fue a la arena, después de haber jugado un segundo golpe desde el rough, que se quedó corto y delante del fatídico bunker que defiende el penúltimo hoyo del Old Course, el que se juega de salida por encima del hotel que vigila el hoyo. Salió del bunker Rory y la dejó casi dada, pero nadie le quitó el bogey que, al final, le impidió salir a play off y tener que conformarse con empatar junto al joven inglés Tommy Fletwwod, que cada vez está más cerca de la victoria, y del escocés Richie Ramsay, que quiso dejar el pabellón escocés a la altura del inglés, pero que se quedó, una vez más, a escasa distancia de la victoria, en una jornada en la que la lluvia dio descanso a un torneo que estuvo pasado por agua casi todas las jornadas.

 

EL PRO AM Y LOS FAMOSOS

 

En el Alfred Dunhill Links Championship, en el que hay dos clasificaciones, la de los 168 profesionales participantes y las de los dobles que forman un profesional y un invitado, los ganadores del Pro Am fueron los irlandeses Peter Lawrie y Kieran McManus, hijo del famoso propietario de caballos de carreras JP McManus, que jugaba con otro irlandés, Padraig Harrington, pero que no pasaron el corte del sábado que solo superaron veinte parejas. (Ver más información en esta misma página).

 

Entre los amateurs que juegan este torneo formando pareja con un profesional, hay muchos de ellos que son familiares de los jugadores: padres como en el caso de McIlroy, hermanos, amigos… Hay futbolistas que han ganado el Balón de Oro; Sir Bobby Charlton, Johan Cruyff, Ruud Gullit y Luis Figo, además de otros como Michael Ballak; esquiadores como Franz Klammer, ganador de una medalla de oro;Steve Redgrave, medalista dorado en remo; actores como Hugh Grant, Bill Murray, que no para de hacer gracietas durante el recorrido, pero que las pega bien, Damian Lewis y Kyle MacLachlan y que han sido ganadores de Globos de Oro… Además, también participan políticos como Dan Quayle, ex vicepresidente de los Estados Unidos y famosos en otras ramas del deporte, o los negocios…

 

LAS SECUELAS DE LA RYDER

 

Cuatro de los ganadores de la Ryder Cup la pasada semana en Gleneagles, Rory McIlroy, Martin Kaymer, Victor Dubuisson y Stephen Gallacher, repetían torneo esta semana y, sin salir de Escocia jugaron el Alfred Dunhill Championship. Dos de ellos terminaron el domingo: el citado McIlroy y Stephen Gallacher, el patito feo de Gleneagles, que sin la presión de la Ryder, anda mejor en estos torneos y por eso estuvo cerca del top ten, aunque terminó en el puesto 32 (-8). Victor Dubuisson y Martin Kaymer, no pasaron el corte, en un torneo que ni les iba, ni les venía. Paul McGinley, el capitán ganador en Gleneagles acabó el 42 (-7).

 

LOS NUEVE ESPAÑOLES

 

Mal han terminado los españoles. Si en la primera jornada había dos españoles, de los nueve participantes, en el top ten: Eduardo de la Riva, y Adrián Otaegui; al producirse el corte del sábado solo cuatro pudieron superarlo. Al final, los mejores, empatados en el puesto 32 (-8) aparecen Nacho Elvira y Pablo Larrazábal que, curiosamente, eran los peores hispanos de la tabla al comenzar la jornada del domingo. El 51 terminó Alejandro Cañizares (-6) y el último de los españoles, Adrián Otaegui, acabó el 61 (-4), tras descender 38 puestos por sus 75 golpes de la última jornada.

 

De los cinco que no pasaron el corte, sorprende el bajón de Eduardo de la Riva, quinto en la primera jornada. Los otros cuatro que no jugarán el domingo son Jorge Campillo, Carlos del Moral, Álvaro Quirós y Rafa Cabrera.

 

Entre los veteranos que disputaban este torneo, ni Colin Montgomerie, ni Sir Nick Faldo pudieron pasar el corte.

 

 

 

 

UN PRO AM MUY ESPECIAL

 

Dotado con 5.000.000 $ este torneo se juega en formato Pro Am y son muchos los famosos golfistas amateurs, relevantes en sus distintas profesiones, acompañan a los jugadores en una competición que se remonta al año 2001. Desde ese año, al comienzo del siglo, el Alfred Dunhill era un campeonato del mundo que enfrentaba a tres jugadores representantes de cada país. Al principio, los mejores jugadores llegaban a Escocia para participar, en tres campos diferentes, un torneo que cobró mucha importancia en  su época. Jugadores como Tiger Woods eran habituales en la competición. Precisamente, Santi Luna tiene como uno de los grandes hitos de su carrera profesional, una victoria sobre el ex número 1 del mundo en St Andrews.

 

Poco a poco, el torneo fue perdiendo a los mejores del mundo y eso, entre otros motivos, obligó al patrocinador a cambiar la fórmula y hacer que fueran profesionales y amateurs los que jugaran en Escocia, en St Andrews, Carnoustie y Kingsbarns. El último año disputado fue el 2000, y los ganadores tenían nombre español y jugaban bajo bandera española: Chema Olazábal, Miguel Ángel Martín y Miguel Ángel Jiménez.

 

 

 

No es posible comentar.