Noticias

McIlroy: «los del LIV se cansarán el domingo»… pero el BMW de Wentworth se ha reducido a tres jornadas

(En la imagen, Rory McIlroy, crítico con los jugadores del LIV)

(Movistar Golf 62 ofrece el BMW PGA Championship, el sábado 10 de septiembre la segunda jornada del torneo, a partir de las 09-30 horas y el domingo la tercera y última, a las 10.00, una hora menos en Canarias).

Ver leaderboard del BMW PGA Championship

El BMW PGA Championship se reanuda el sábado y se jugará solo a tres jornadas, después del parón del viernes, por la muerte de la Reina Isabel II. El torneo ha servido para dividir aún más a los jugadores; buen ejemplo son las declaraciones de Rory McIlroy que se ha mostrado molesto por la participación de diecisiete jugadores del LIV, entre ellos, el norteamericano Talor Gooch, que tuvo un destacado papel la semana pasada en el LIV Tour de Boston, Patrick Reed, los ingleses Lee Westwood, Ian Poulter, Richard Bland, los sudafricanos Oliver Bekker y Branden Grace, el mexicano Abraham Ancer, el norirlandés Graeme McDowell, los españoles Pablo Larrazábal, Adrián Otaegui y Sergio García……

Aunque el DP World Tour les ha autorizado a jugar esta prueba, que no solo reparte 8.000.000$, también 8.000 puntos del ranking mundial, muy golosos para los que no pueden anotarse estos puntos en el circuito saudí, los trata como si entraran por la puerta de atrás: a ninguno de los 17 se les ha dejado jugar el Pro Am, les han puesto en partidos con jugadores de menor nivel y a horas intempestivas, y no les han dado cobertura televisiva preferente en los llamados «featured groups».

Sergio, por ejemplo, no debió estar muy contento con los compañeros de partido que le asignó el DP World Tour, donde parece que le vuelven a querer, aunque no sea mucho, ya que a Sergio le colocaron a un finlandés Kalle Somooja, que es el 174 del mundo, y a un italiano, Andrea Pavan, que es el 1008. Claro que tampoco el castellonense está para tirar cohetes ya que es el 74 del mundo, pero… su trayectoria debería darle la posibilidad de jugar en un partido con jugadores de categoría similar, al menos.

MCILROY SE COLUMPIÓ CON SUS DECLARACIONES

Lo peor de este asunto es que la lucha entre circuitos se ha convertido en un enfrentamiento entre los profesionales y esa es la peor parte del asunto. Rory McIlroy es el abanderado de las críticas a sus compañeros, cuando él se marchó del entonces Circuito Europeo al PGA Tour, ¿por qué? simplemente por dinero, lo cual no es malo de suyo, ya que los profesionales de todos los deportes están en la profesión, sobre todo porque hay mucho dinero de por medio.

McIlroy se refirió en rueda de prensa y habló, en concreto, a Ian Poulter y Lee Westwood: «ninguno de los dos es el futuro de la Ryder Cup y ahora no tengo relación con ellos. Yo no he hecho nada diferente. Son ellos los que han tomado una decisión. Yo puedo decir con la cabeza alta que no he hecho nada» y terminó con una frase que quería ser hiriente, pero cuyo tiro le salió por la culata: «como los del LIV juegan solo tres jornadas, el domingo estarán cansados”.

¡Y fue a decirlo, precisamente, el día del fallecimiento de la Reina Isabel II, con lo que el torneo de Wentworth se ha quedado reducido a tres jornadas! Por la boca suele morir el pez.

RAHM TAMBIÉN PROTESTA

Jon Rahm es otro de los que manifestó su desagrado por la presencia de los jugadores del LIV, entre otras cosas porque han dejado fuera del torneo a jugadores como Alfredo García Heredia. «es un gran amigo que ha jugado veinte torneos del DP World Tour este año y se ha quedado fuera». Sin embargo, el de Barrika no lo tiene muy claro: «hay tensión entre ciertos jugadores, aunque no es mi caso con Sergio García, Sergio y yo somos amigos y tenemos amigos en un lado y otro. Mi opinión sobre ellos no va a cambiar, esté de acuerdo con sus decisiones o no”

El vasco da una de cal y otra de arena, pero el enfrentamiento entre los jugadores no ha hecho más que comenzar y los responsables de los distintos circuitos son los culpables,

No es posible comentar.